# Historia Militar

La Invasión de Polonia / El Plan de Ataque Alemán (1 de septiembre 1939)

Invasión de Polonia / Plan de ataque alemán

El plan general de ataque alemán, denominado “Fall Weiss” (Caso Blanco), se basaba en cuatro consideraciones: la desfavorable situación militar y geográfica de Polonia: el país se prestaba a una maniobra de cerco llevada a cabo por fuerzas que se movieran rápidamente (unidades Panzer), procedentes del Norte y del Sur la decisión del Mando alemán de exponerse a graves riesgos en Occidente a fin de asegurarse una gran superioridad en Oriente y conseguir de tal modo una rápida victoria militar antes de que los Aliados pudieran intervenir en ayuda de Polonia. la confianza del Mando alemán en las nuevas unidades acorazadas y el resto de unidades móviles (infantería y artillería motorizadas), sin cuyo empleo no se hubiera podido pensar en una superioridad local y en una rápida conclusión de los combates. La amenaza de un ataque ruso por el Este a que Polonia estaba expuesta. El General von Brauchitsch, Comandante en Jefe del Ejército, en su primera orden de operaciones decía: el fin de las operaciones es la destrucción de las Fuerzas Armadas de Polonia. Para conseguir tal finalidad es preciso invadir por sorpresa el territorio polaco con el objeto de evitar una movilización regular y la concentración del Ejército. Aniquilar después el grueso del mismo, que probablemente se encontrara concentrado al oeste de la línea Vístula – Narew, mediante un ataque concéntrico, lanzado por el sur desde Silesia, y por el Norte desde la Pomerania y Prusia Oriental. Se deberá impedir que la operación sea dificultada por los refuerzos que probablemente serían enviados desde Galitzia.

Plan polaco de defensa

A principios de 1939, los generales polacos empezaron a reexaminar los estudios realizados en 1936 acerca de una guerra con Alemania basados en datos de inteligencia del nuevo ejército alemán. Los polacos habían podido romper los códigos cifrados de la maquina “enigma” utilizada por los alemanes en el cifrado de sus comunicaciones, habiendo perdido esta ventaja a inicios de 1939 cuando fueron introducidas nuevas mejoras en la misma. Sin embargo, con los datos a su disposición, que les daban una buena perspectiva de los planes alemanes, implementaron el denominado Plan Z – Zachod – Oeste – terminado en Marzo de este ano. El plan estimaba que los alemanes podían movilizar unas 110 divisiones, de las cuales 70 serían utilizadas inicialmente contra Polonia, este Plan Z debió ser reformulado después de la toma de Checoslovaquia en Marzo 15, el plan asumía que el golpe principal desde la Pomerania en dirección sureste. El plan revisado, reconoció con claridad que la nueva línea de ataque alemana se daría desde Silesia en dirección noreste. En Mayo de 1939 se realizaron conversaciones con los franceses a fin de discutir las acciones que se llevarían a cabo en caso de un ataque alemán. Los franceses por su parte esperaban que los polacos podrían resistir el ataque por tres o cuatro meses, tiempo más que suficiente para que su ejército estuviera preparado y por su parte los polacos confiaban que los mismos, una vez iniciado el ataque alemán, a su vez iniciarían operaciones en la frontera con Alemania. Los polacos habían considerado dos posibles opciones estratégicas para la defensa. Una de ellas, promovida por el General Máxime Weygand[1] descansaba sobre las vieja línea de fortificaciones rusas que corría a lo largo de los ríos Biebrza, Narew, Vistula y San. Esta doctrina operacional cumplía con las expectativa de los polacos contando con las 30 divisiones de las que disponían, sin embargo, el mismo tenía un grave falla de tipo político, pues la mayoría de las fuerzas debían ser llamadas de las provincias al oeste del línea defensiva que eran las más populosas. El segundo plan consistía en ubicar las unidades polacas cerca de la frontera oeste, presumiendo que la movilización total del ejército les tomaría de 12 a 15 días y la defensa de esta zona les daría tiempo para ejecutar la misma. Esto era especialmente crítico, ya que Polonia como un país de gran diversidad étnica, contaba con solo el 60% de su población como de ascendencia polaca, en las provincias del este predominaba la población bielorrusa y ucraniana. Además, ejecutar la defensa lo más hacia el Oeste posible, obligaría a Inglaterra y Francia a honrar el compromiso de ayuda que habían brindado a Polonia. A pesar de que los polacos habían tomado en consideración ejecutar una defensa basada en la maniobra, habían fallado en apreciar el impacto real de la mecanización llevada a cabo por la Wehrmacht. La baja densidad de la defensa polaca permitiría que la rápida penetración prevista por los alemanes, una vez conseguida la ruptura del frente, les permitiera explotar al máximo su movilidad más rápidamente que la posible reacción de las unidades polacas. Por otra parte, los polacos no conocían la parte secreta del Pacto de No-agresión firmado por Alemania y Rusia, en donde esta ultima una vez iniciadas las operaciones alemanas en el Oeste, iniciarían por su parte el ataque a Polonia en su frontera

Este. En Mayo de 1939, el Comandante en jefe polaco, Mariscal Rydz-Smigly[2], resumió en los siguientes términos su plan defensivo: Mi plan de operaciones se basa en la hipótesis de que los alemanes atacaran Polonia empleando la mayor parte de sus fuerzas. El plan tiene carácter defensivo. Su finalidad es impedir la destrucción de nuestro Ejército antes de que por el Oeste los aliados de Polonia inicien su ofensiva. Prevé por lo tanto, que nuestras Fuerzas Armadas infligían a los alemanes las más graves pérdidas posibles; defiendan las zonas vitales, indispensables para la evolución de la guerra y aprovechen toda oportunidad para lanzar a la contraofensiva nuestras reservas. Debo aceptar la eventualidad de que al comienzo de la guerra, Polonia pierda algunas zonas de su territorio; pero serán reconquistadas. Cuando, a continuación de la decidida y enérgica intervención de los Aliados, la presión sobre el frente polaco disminuya, obrare conforme a la situación. Por su parte el mando polaco basaba su estrategia en una batalla de tipo defensivo a fin de dar a los Aliados tiempo para iniciar operaciones en el Occidente, con lo que no se contaba era la extrema movilidad y superioridad en el ataque, que daría a la Wehrmacht el uso de unidades mecanizadas.

FUERZAS ALEMANAS

Las fuerzas de invasión alemanas estaban constituidas por el Grupo de Ejércitos Sur al mando del General von Rundstedt con su jefe de Estado Mayor von Manstein y se componían de tres ejércitos (el XIV al mando del Coronel General List; el X al mando del Coronel General Reichenau y el VIII al mando del Coronel General Blaskowitz). Esta agrupación disponía de 8 cuerpos de infantería, 4 cuerpos de tanques con 15 divisiones activas de infantería; 3 divisiones de cazadores de montaña; 8 divisiones de nueva formación y el grueso de las divisiones blindadas con 4 Divisiones Panzer, 4 Divisiones Panzer ligeras y dos de infantería motorizada, para un total de 36 divisiones. Este grupo de ejércitos debía avanzar con el XIV por la zona industrial de la Alta Silesia, parte oriental de Moravia y por la occidental de Eslovaquia, con el X por la Silesia superior, flanqueando Kreuburg, y al sur con el VIII, por la Silesia central al este de Ols; este despliegue debía aplastar al enemigo en el amplio sector de la curva del Vístula con fuerzas motorizadas y apoderarse cuanto antes de los pasos del Vístula en un ancho frente al fin de enlazar con el Grupo de Ejércitos Norte y aniquilar al resto de fuerzas polacas. El Grupo de Ejércitos Norte al mando del Coronel General von Bock con su jefe de Estado Mayor von Salmuth[3], comprendía en dos ejércitos, un total de 5 cuerpos de infantería y uno de tanques, con 9 divisiones activas de infantería (incluida la incompleta 50o División de Infantería, formada con tropas de guarnición); 8 divisiones de infantería procedentes de la movilización; dos divisiones de tanques (además de una agrupación al mando de Kempf); 2 divisiones de infantería motorizada y una brigada de caballería, para un total de 21 divisiones. A estos contingentes había que sumar en la Prusia Oriental las tropas de guarnición de Konigsberg y Lotzen, y en Pomerania, la Brigada Netze. Este grupo de ejércitos debía penetrar a través del “corredor polaco” que separaba la zona de Danzig del resto de Alemania, girar hacia el sur-sureste hacia el Vístula, para una vez superada la línea del Narew coger por la espalda a las tropas polacas que quisieran defender el Vístula. La mayor ventaja con que contaba el ejército alemán era su mecanización, Alemania había conformado seis divisiones Panzer y cuatro divisiones ligeras a partir de 1935, mientras que Polonia solo disponía de una brigada mecanizada. Durante las reformas llevadas a cabo por Seeckt en el Reichswehr[4] en los años 20, se había llevado a cabo experimentos con unidades mecanizadas, a pesar de que Alemania no disponía de tanques que le habían sido prohibidos dentro de las Cláusulas del Tratado de Versalles. A partir de la llegada al poder de Hitler en Enero de 1933, se había dado un gran impulso a la conformación de este tipo de unidades dentro de la Wehrmacht. En contraste con otros ejércitos, la doctrina de empleo de las unidades Panzer, estaba regida por los conceptos emitidos por Heinz Guderian, quien insistía que las mismas se debían utilizar de manera concentrada contra un punto de ruptura, una vez realizada la ruptura, la gran movilidad de las mismas, permitiría atacar a las unidades enemigas desde la retaguardia aislándolas a su vez de sus líneas de suministro. La potencia de estas unidades estaba basada en la explotación de las capacidades de las unidades de tanques, de artillería e infantería motorizada que las componían. Por otra parte, ningún ejército europeo había integrado de manera tan exitosa el uso del radio dentro de la estructura de mando. Los alemanes habían desplegado equipos de radio en un gran porcentaje de sus tanques y los comandantes de las unidades viajaban en tanques equipados con radios denominados befehlspanzer. La mayoría de los 215 en servicio en 1939 eran chasis de PzKpfw I sin torreta, y unos 38 de ellos PzBefWg III medios.

FUERZAS POLACAS

El mando polaco por su parte disponía en tiempos de paz de 30 divisiones de infantería, 11 brigadas de caballería, una brigada de montaña y dos brigadas motorizadas (de tanques) y unos 250 aviones de bombardeo y 150 cazas. Además de algunos regimientos del Cuerpo de vigilancia de fronteras, un gran número de batallones de la Defensa Nacional y tropas de marina en la zona de Gdingen-Hela, aunque este despliegue podía parecer impresionante por su número, el ejército polaco contaba con gran cantidad de armamento de la I Guerra Mundial, su arma aérea no correspondía a las exigencias de la época y la defensa antiaérea era deficiente. El mando militar polaco dispuso sus fuerzas de la siguiente manera: en la frontera este de Prusia, un grupo operativo compuesto de dos divisiones de infantería y dos brigadas de caballería en la línea Bobr-Narew-Vistula; a ambos lados del Mlawa, el Ejercito de Modlin, con 4 divisiones de infantería y dos brigadas de caballería y en el corredor concentro el Ejercito de Pomerania, con 5 divisiones de infantería y una brigada de caballería. En la frontera alemana desde el Warthe hasta el límite eslovaco, 3 ejércitos: el Ejercito de Posen en la parte occidental de la provincia con 4 divisiones de infantería y dos brigadas de caballería; el Ejercito de Lodz con 4 divisiones de infantería y dos brigadas de caballería en torno a Wielum; el Ejercito de Cracovia con 6 divisiones de infantería, una brigada de caballería y una brigada motorizada, entre Tschenstochau y Neumarkt; a la retaguardia de los dos últimos, el Ejercito de Prusia con 6 divisiones de infantería y una brigada de caballería en el sector Tomaszow-Kielce.  Un Grupo de Ejércitos de los Cárpatos formado por las agrupaciones de reserva y batallones de la defensa nacional debería cubrir los profundos flancos a lo largo de la frontera con los Cárpatos, escalonado desde Tarnow a Lemberg. Un Grupo de Reserva (Ejercito Piskor) con un total de 3 divisiones de infantería y una brigada motorizada, se quedó junto al Vístula en el sector Modlin-Varsovia-Lublin. Durante la campaña se conformó en Grupo Independiente de Polesia al este del Bug, al parecer para combatir al ejército ruso proveniente del Este. En la parte blindada contaban con 615 tanques, de los que la mayor parte eran tanquetas ligeras distribuidas dentro de las divisiones de infantería. Los polacos decidieron establecer sus defensas en la mayor parte del territorio unos 20 a 30kms adentro con el fin de acortar la línea a defender, solo en la parte del Corredor polaco y por razones de tipo político establecieron las mismas en la frontera, a esta zona fue asignado el XIX Cuerpo de Ejército bajo el mando de Guderian, quién contaba con la 3º División Panzer y las 2º y 20º Divisiones de Infantería Motorizada, en las primeras horas del 1 de Septiembre de 1939 cruzaron la frontera al este y sur de Chojnicesin encontrar mucha resistencia, excepto en la parte asignada a la 2º División de Infantería Motorizada que se encontró con un fuerte cinturón defensivo el sur de Chojnice, logrando solo pasarlo al día siguiente.

La 20º División de Infantería Motorizada logro avanzar por el norte de Chojnice mas rápido, debiendo detenerse con el fin de no dejar expuesto su flanco derecho por el retraso de 2º; la 3º División Panzer por su parte cae en un par de posiciones antitanque, logrando atravesarlas rápidamente y para la tarde del primer día de campaña ha alcanzado el río Brda, que es el punto medio del Corredor: el 3º Batallón de reconocimiento atraviesa este punto y seguida de los regimientos Panzer de la unidad, alcanza al día siguiente en la tarde la ciudad de Swiecie sobre el río Vistula, cortando con ello todas las fuerzas polacos comprometidas dentro del mismo. Los dos Kampfgruppe (Grupos de Batalla)[5] de la 3º División Panzer llegan al río Vístula el 3 de Septiembre seguidos por las dos divisiones motorizadas y la 23º División de Infantería, una vez que el XIX Cuerpo de Ejército ha establecido un fuerte enlace con el III Ejercito a través del Vístula, dirige su atención a las tropas polacas atrapadas en la parte norte del Corredor; durante los días 3 y 4 de Septiembre la 2 y 20º Divisiones de Infantería Motorizadas con la ayuda de otras divisiones de infantería del IV Ejercito se empeñan en la eliminación de las unidades enemigas, para el 5 de Septiembre los defensores polacos en el Corredor han sido muertos o están prisioneros. Con el fin de la resistencia en el Corredor, entre el 6 y 9 de Septiembre, las unidades del XIX Cuerpo de Ejército y del 4º Ejercito son transferidas en tren hacia Prusia del Este con el fin de participar en el ataque constituyendo la pinza norte del ataque alemán que atrapara a las fuerzas polacas al Este del río Vístula.

EL ATAQUE

El 1 de septiembre de 1939 a las 4:45 de la madrugada, la aviación alemana penetra en territorio polaco e inicia la destrucción de puestos de comunicaciones, de mando, líneas de suministros y hostigamiento a todos aquellos movimientos que el ejército polaco quisiera realizar para contrarrestar la entrada de las fuerzas acorazadas alemanas.  El Ejercito 8°, a la izquierda del despliegue, habré una brecha entre dos ejércitos polacos (el de Ponzan y el de Lodz), aislando al Oeste al primero de ellos y protegiendo el flanco izquierdo de Reichenau.  En el ala derecha, el Ejército 14° de List avanza sobre Cracovia y progresa después hacia el Este, con el objeto de aislar y empujar contra las montañas al Ejército Polaco de los Cárpatos.   En el centro, el ejército de Reichenau, con el grueso de las fuerzas acorazadas, fija con la infantería al Ejercito de Lodz, mientras las Panzerdivisionen avanzan para desbordar su flanco sur y después girar hacia el Norte a fin de entrar en contacto con las fuerzas de Blaskowitz y dirigirse hacia Varsovia. Simultáneamente el Grupo de Ejércitos Norte[6] desencadena su ofensiva:  el Ejercito 4° partiendo de Pomerania, avanza hacia el Este ,  atraviesa el corredor polaco y alcanza la Prusia Oriental, donde se une al Ejercito 3° avanzando después sobre Varsovia por el Este en compañía de las fuerzas acorazadas de List. Los cinco ejércitos avanzan formando dos pinzas en las cuales terminaran atrapando todos los ejércitos polacos. El 4 de septiembre la vanguardia de Reichenau penetra en territorio polaco y alcanza una profundidad de 80km. Dos días después supera Lodz y aísla al ejército polaco de sus centros de aprovisionamiento en esa ciudad.  Al sur las fuerzas acorazadas de List cruzan los ríos Dunajec, Biala y Wisloka, avanzan hacia el río San y ocupan la ciudad de Przemysl, rompiendo el sistema defensivo.

En los primeros cinco días los ejércitos alemanes penetran las fronteras y la Luftwaffe establece en el segundo día la superioridad aérea sobre el campo de batalla. Para el 3 de septiembre Gran Bretaña y Francia declaran la guerra a Alemania. El Ejército de Reichenau es enviado al Norte a fin de bloquear la línea del río Bzura, al oeste de Varsovia.  La batalla que se libró junto al río Bzura termino el cierre de la tenaza interior, dentro de la cual quedaron encerrados los ejércitos polacos del centro. Las vanguardias de Reichenau alcanzan los suburbios de Varsovia en ocho días, después de un avance de 220 km.  Entre el 6 y el 10 de Septiembre, los Alemanes dirigen todas sus puntas de lanza sobre Varsovia y el ejército polaco lanza el día 8 una contraataque en las proximidades del río Bzura, tratando de aprovechar la inactividad del despliegue alemán en el centro de su dispositivo, que es destruido por Manstein  y Rundstedt con una acción de diversión ejecutada con los XV y XVI Cuerpo Panzer[7], algunos contingentes del X Ejercito y con la concentración de sus reservas; mientras tanto  Guderian  con las fuerzas Panzer avanza sobre Brest-Litovsk y para el 15 se reúne con Kleist y sus grupos Panzer sobre Varsovia.  El 10 de septiembre, el comandante en jefe francés, Gamelin, escribe a su colega en la agonizante Polonia: más de la mitad de nuestras divisiones activas están empeñadas en combates e n las zonas del Nordeste. Es imposible hacer nada más. Y un comunicado del ejército francés del 11 de septiembre afirma: nuestros ataques han obtenido notables éxitos en el este del Saar. El 16 de septiembre las estaciones de radio de Nueva York informan: centenares de miles de soldados franceses y alemanes están librando una encarnizada batalla. El 19 de septiembre, la emisora londinense de onda corta emite este comunicado: la lucha se extiende sobre un frente de 160 kms y algunas unidades francesas se encuentran a 16 kms más allá de la frontera. Las cosas en realidad no eran así; en realidad por el curso superior del Rin navegaban barcos neutrales, cuyas tripulaciones cambiaban saludos con los soldados a uno y otro lado del rio, Polonia estaba abandonada a su suerte por los Aliados.  Al mismo tiempo que comenzaba la batalla del Bzura, la 4º Panzerdivision ataca por el Sudoeste la capital polaca. Apoyados por artillería pesada, los carros de combate alemanes inician su recorrido por las calles de Varsovia, donde encuentran una tenaz resistencia, tras tres horas de combate en las calles el general Reinhardt decide retirar su regimiento acorazado para evitar su destrucción total en las calles. En el ala septentrional del frente, la retirada del Grupo de Narew y del Ejército de Modlin comienza durante la noche del 9 al 10 de septiembre, al mismo tiempo los alemanes ponen en movimiento el brazo norte de la segunda maniobra de la tenaza exterior, que debe terminar encerrando la totalidad de las fuerzas polacas. El Grupo de Narew lanza un contraataque en la confluencia del río de este nombre y el Bug, inflingiendo graves pérdidas a la Panzerdivision Kempf. El XIX Panzerkorps se traslada al lugar de la batalla y después de tres días la infantería de Narew es aniquilada. Logrado el cerco, las fuerzas alemanas se detienen y forman un sólido frente, contra el cual los polacos se estrellan durante la semana siguiente, mientras 160 km más al Este se cierran los brazos de la tenaza exterior, con la unión de los cuerpos acorazados de Guderian procedentes del Norte y los de Kleist por el Sur.  A partir del 15 de septiembre los alemanes orientan su esfuerzo operativo al sector central de Polonia, con el fin de detener el flujo de tropas polacas hacia Varsovia y destruir la bolsa de resistencia creada en la zona del río Bzura. Hitler abandona por un tiempo su idea de tomar Varsovia y ofrece la capitulación, esta es rechazada. En el Norte, el XIX Panzerkorps de Guderain se encuentra con una resistencia inesperada. Entre el 15 y el 18, en el sector Lublin-Chelm se forma un nuevo “frente septentrional” polaco al mando del Teniente General Dab-Biernacki; está constituido por los restos del Grupo de Prusy, del Ejercito de Modlin y de otros grupos, con una fuerza de 10 Divisiones de Infantería. Mientras tanto más al Sur, entre el curso medio del San y Tomaszöw Luberlski, el Ejercito de Cracovia hace frente a un considerable contingente de fuerzas alemanas. Entre Przemysl y Lember, el general Soskowski avanza hacia el este y derrota el Regimiento Motorizado Leibstandarte Adolf Hitler

INVASIÓN RUSA

El ejército ruso entra en Polonia el día 17 en un frente de 1.300 kilómetros por el Este, desde el Dvina hasta el Dniester, la acción constituye una sorpresa para los polacos y aun para el ejército alemán y con esto se terminan las posibilidades para los polacos; Varsovia todavía resistiría ocho días, pero al final será tomada. Los soviéticos entran en campaña con dos Grupos de Ejercito: el de Rutenia Blanca y el de Ucrania. El primero constituido por cuatro ejércitos y el segundo con tres. El Ejercito 12, desplegado en el extremo meridional del frente, comprendía en su mayor parte tropas motorizadas, ya que su objetivo era aislar a los polacos de Rumania y de Hungría. La frontera de Polonia con Rusia estaba defendida por solo 18 Batallones y cinco escuadrones de caballería del KOP. Cuando las tropas soviéticas atravesaron el Dniester y amenazo Kolomyja, el Mando Supremo polaco se encontró de repente en peligro, así que todavía todas las fuerzas recibieron la orden de retirarse hacia las fronteras rumana y húngara y no atacar a los rusos a menos que fueran atacados.  Con la entrada de las tropas soviéticas en Polonia, la lucha se convirtió en desesperada, pero la resistencia no cesa. El 20 de septiembre rusos y alemanes coinciden en las orillas del curso superior del río Dniester, logran escapar del cerco 30.000 soldados y aviadores polacos hacia Rumania, 60.000 se refugian en Hungría y 15.000 cruzan las fronteras de Lituania y Letonia. En Varsovia, donde al fin logran llegar las fuerzas del general Kutrzeba, los polacos continúan rechazando los ataques alemanes. El 25 de septiembre la Wehrmacht inicia el ataque final, el 26 y 27, apoyados por la aviación y artillería, atacan en todos los sectores en ambas orillas del Vístula. Se terminan los víveres y las municiones y el 28 se rinde Varsovia y el 29 Modlin. Las pérdidas sufridas por los alemanes se elevan a 8082 muertos, 27.279 heridos y 5.029 desaparecidos, 217 carros de combate, 287 aparatos de la Luftwaffe. La rápida victoria conseguida sobre Polonia y la efectividad de la Guerra Relámpago basada en la alta concentración de fuerzas acorazadas sobre un punto, espolea la imaginación de los conductores de las Divisiones Panzer (Guderain, Manstein, Kleist) a fortalecer las mismas y pensar en crear no solo Divisiones Panzer, sino Grupos de Ejercito Panzer.

FIN DE LA CAMPAÑA

El 22 de septiembre en Brest-Litovsk, ante los generales Guderian y Kriwoschein, desfilan unidades rusas y alemanas. Durante el banquete que hubo a continuación, Kriwoschein brinda por “la eterna enemistad de nuestros dos países”; este brindis, premonitorio, se debió a que confundió la palabra Freundschaff (amistad) con Feinschaff (enemistad)

CONSECUENCIAS

Bajo el Pacto Germano-Soviético, Polonia es dividida, la Unión Soviética toma la mitad Este (Bielorusia y Ucrania Oeste); los Alemanes incorporan a su territorio Pomerania, Posnania y Silesia. En la zona soviética al menos 1.500.000 polacos son deportados a Siberia y otros sitios de Rusia; miles de oficiales del ejército Polaco son ejecutados y enterrados en Katyn,[8] cerca de Smolensk. Miles de Polacos son llevados a los 2000 campos de concentración construidos en Polonia, como Auschwitz y Treblinka, y ejecutados en cámaras de gas. En la conferencia de Yalta, Polonia queda dentro de la zona Soviética. Para Polonia la II Guerra Mundial significo la pérdida de 500.000 hombres y mujeres de su ejército y seis millones de civiles (22% de su población total). Esto llevo a la horfandad a un millón de niños polacos y 500.000 inválidos.

[1] Maxime Weygand fue un general francés del Ejército. En mayo de 1940 el primer ministro Paul Reynaud lo llamó para que reemplazara a Maurice Gamelin al frente del ejército francés en la Segunda Guerra Mundial. Weygand asumió su cargo el 18 de mayo y el 20 inspeccionó personalmente la situación en el frente de lucha. Los alemanes habían logrado derrotar a Holanda y mientras su Grupo de Ejércitos B mantenía aferrados a los Aliados en Bélgica, el Grupo de Ejércitos A avanzaba hacia el Canal de la Mancha para completar una gran maniobra de cerco. Weygand se reunió en Ypres ese mismo día (20 de mayo) con el rey Leopoldo y el general francés Billotte para coordinar la batalla, y propuso un ataque contra la cuña de avance alemán. Este plan fue aceptado por los gobiernos de Bélgica y Francia pero no se llevó a cabo por la descoordinación entre los Aliados. Finalmente los alemanes lograron llegar al Canal y cercar al grueso de las tropas aliadas, aunque un buen número de soldados logró escapar del cerco gracias a la Operación Dínamo. Cuando esa batalla terminó los alemanes se organizaron para el ataque final a Francia. Weygand ya no contaba con tropas suficientes para enfrentar esta segunda batalla; en especial carecía de tanques y aviones. Por lo tanto montó una defensa estática, distribuyendo a sus fuerzas en “posiciones erizo” a lo largo del frente del Marne. Los alemanes atacaron el 5 de junio y los franceses resistieron en sus posiciones hasta el 8 de ese mes, pero luego las fuerzas acorazadas alemanas rompieron el frente y avanzaron en profundidad hacia el sur, cercando o derrotando a los defensores. El gobierno francés evacuó París el 10 de junio y los alemanes entraron en la capital el 14. El gobierno francés se instaló en Burdeos y sus integrantes debatieron con los jefes militares el camino a seguir. Mientras Reynaud y Charles de Gaulle pretendían que Francia continuara luchando desde sus colonias, el mariscal Petain se inclinaba por una capitulación que permitiera terminar la guerra, manteniendo el control de la marina de guerra y la soberanía sobre las colonias de ultramar. Weygand apoyó a Petain.

[2] Edward Rydz-Śmigły fue un militar polaco, que combatió en la Guerra Polaco-Soviética de 1920-1921, y destacó posteriormente en la política interna de Polonia hasta la Segunda Guerra Mundial. Era mariscal del ejército polaco en el momento de la invasión de la Alemania nazi el año 1939

[3] Hans Eberhard Kurt von Salmuth fue un militar alemán, activo bajo el Imperio alemán, la República de Weimar y el Tercer Reich, que alcanzó el grado de generaloberst, asumiendo el mando de varias unidades militares de la Wehrmacht y siendo condecorado con la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro por su actuación durante la Segunda Guerra Mundial Estuvo al mando de parte de las tropas alemanas destacadas en Normandía el Día D, durante el desembarco de Normandía, y tras la guerra pasó cinco años en prisión, condenado por crímenes de guerra

[4] La Reichswehr fue el nombre dado a las fuerzas armadas de Alemania desde 1919 hasta 1935, cuando el gobierno NS rebautiza a las fuerzas armadas del país como Wehrmacht

[5] El ejército alemán era al inicio de la Segunda Guerra Mundial el más avanzado en cuanto a conceptos tácticos se refiere. Como se pudo ver rápidamente, la aplicación de la teoría de la guerra relámpago (Blitzkrieg) rápidamente acabó con los ejércitos adversarios mediante el uso combinado de todas las armas en el campo de batalla. Otra de las tácticas adoptadas fue el uso de los llamados grupos de combate o Kampfgruppen, tanto en batallas ofensivas como defensivas, siendo una evolución lógica de las tácticas de la Blitzkrieg y fueron creados por la demanda de flexibilidad en el campo. Un grupo de combate consistía en una formación creada ad hoc, como un conjunto de hombres y unidades para desempeñar una campaña u operación en particular, puesto bajo el mando de un líder agresivo y enviado a la batalla como tropas de choque, aseguramiento de objetivos importantes o conquista de puntos bien defendidos. Generalmente, cada grupo de combate recibía el nombre de su jefe (ejemplo: Kampfgruppe Peiper, por su comandante Joachim Peiper) y en otros casos tomaba el nombre de la unidad de donde procedía. Se crearon como una parte integral de las tácticas de guerra alemana y fueron empleados en los dos frentes. Esta táctica fue utilizada por los alemanes desde el principio de la guerra, durante el rápido avance en Polonia, la Blitzkrieg en el oeste en 1940, los Balcanes, Grecia, la campaña del norte de África, el Frente del Este y las batallas finales defensivas de la guerra.

[6] El Grupo de Ejércitos Norte (en alemán: Heeresgruppe Nord) fue una formación estratégica de un grupo de ejércitos de campaña subordinado al OKH alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Este grupo de ejércitos fue creado para coordinar las operaciones de cuerpos de ejército, formaciones de reserva, servicios de retaguardia y logística durante la invasión de Polonia, coordinando acciones con el Grupo de Ejércitos Sur. Fue creado el 2 de septiembre de 1939, como consecuencia de la reorganización del II Ejército. Su primer comandante en jefe fue el general Fedor von Bock

Al comenzar la Operación Barbarroja, fue uno de los tres grupos de ejército operativos, junto con el Grupo de Ejércitos Centro y el Grupo de Ejércitos Sur, creado a partir del Grupo de Ejércitos C. Su área de acción se definió en la zona de los países bálticos, norte de Bielorrusia y región noroeste de Rusia, teniendo como objetivo la toma de Leningrado

Al momento de producirse la invasión de la Unión Soviética, el grupo estaba formado por 21 divisiones de infantería, 5 divisiones de infantería motorizada y 3 divisiones Panzer:

Grupo de Ejércitos Norte: Mariscal de Campo Wilhelm Ritter von Leeb

  • XVI Ejército: Mariscal de Campo Ernst Busch
  • XVIII Ejército: Mariscal de Campo Georg von Küchler
  • IV Panzergruppe: Coronel General Erich Hoepner
  • I Luftflotte: General Karl Koller

[7] El XVI Cuerpo de Ejército (XVI Armee-Korps (mot.)) fue una unidad militar del Heer y un Cuerpo de Ejército alemán a comienzos de la Segunda Guerra Mundial. El XVI Cuerpo de Ejército fue activado como sede para las unidades motorizadas en febrero de 1938 en Berlín, situado en el III Distrito Militar. Participó en la ocupación de la zona de los Sudetes de Checoslovaquia en octubre de 1938. El Cuerpo de Ejército no se constituyó como un departamento territorial, sino por la jefatura de las tres divisiones blindadas del ejército. Durante la movilización para la Segunda Guerra Mundial en el verano de 1939, el personal se movilizó. El Cuerpo fue asignado al X Ejército de la invasión alemana de Polonia y al Grupo de Ejércitos B durante la invasión de Francia. Durante la campaña de Francia, el cuerpo participó en las batallas de Hanny y Gembloux. El 17 de febrero de 1941, el cuartel general del cuerpo fue inactivado con el fin de formar el 4.º Grupo Panzer

[8] La masacre de Katyn  también conocida como la masacre del bosque de Katyn, es el nombre por el que se conoce a una serie de asesinatos en masa de oficiales del ejército, policías, intelectuales y otros civiles polacos llevada a cabo por el Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos (NKVD) —la policía secreta soviética dirigida por Lavrenti Beria— entre abril y mayo de 1940, tras la invasión de Polonia por parte de los soviéticos poco después del inicio de la Segunda Guerra Mundial

Profesor David Odalric de Caixal i Mata: Director General de SECINDEF (Security, Intelligence and Defense) Israel International Consulting / Homeland Intelligence Security-Israel / Università degli Studi di Bari/ Analista colaborador en terrorismo del US Homeland Security Defense University / University and Agency Partnership Initiative US Center for Homeland and Defense/ US Naval Posgraduate School/ Profesor del Máster de Relaciones Internacionales de la Universidad de Nebrija. Membership research projects in support of Veterans of The Armed Forces of the United Kindom. Membership in support of the AUSA (Association of the United States Army)