# Noticias

CLASE MAGISTRAL DE RONI ALEDO

En esta aparición en el programa Foro Abierto de la televisión iraní Hispan TV, sí, la misma que financia al líder podemita por su programa Fort Apache, Ron Aledo propina una paliza intelectual al agente agitador iraní YUSUF FERNANDEZ y a una comparsa buenista que se hace pasar por moderada, como bien mandan los cánones contemporáneos.

Como bien explica Roniel, no fue Trump quien redactó la lista de países musulmanes cuyos ciudadanos serán proscritos en EE. UU., sino que fue Obama (OMG, no lo puedo creer) en 2015 tras el atentado de San Bernardino.

Hay unos 30 países islámicos en el mundo, y la mayoría de ellos NO, repetimos por si alguna parte de este monosílabo no queda clara, NO están en la lista: Marruecos, Arabia, Kuwait, Indonesia, Argelia, Egipto, Jordania, Catar, Pakistán y un largo etcétera.

La razón por la que no están incluidos en la lista es muy sencilla, más de lo que muchos podrían imaginar: porque EE. UU. tiene embajada o representación diplomática oficial en esos países, además de cumplir con otros dos requisitos como son NO estar inmersos en guerra civil o NO encontrarse en una situación de ANARQUÍA.

Eso es simplemente así “aunque le duela en el corazoncito a Fernandez” (sic Roni). En cambio, países como Suecia, Alemania y otros están siendo atacados y destruidos por los llamados refugiados musulmanes: violan, roban, apalean, destruyen la cultura, la religión y las tradiciones de Europa.

Las violaciones y asaltos sexuales en masa en la ciudad de Colonia, Alemania, del 2015 ocurrieron “aunque a Fernandez le duela en su corazoncito” (resic Roni).

Un dato que indirectamente entierra el argumento del racismo y el odio a los musulmanes de Trump y su administración es la inclusión en la lista de dos naciones poco sospechosas de ser islámicas como Corea del Norte y Venezuela. Están en ella porque suponen un peligro en materia de contrainteligencia, es decir, para evitar que sus ciudadanos o diplomáticos realicen acciones de ESPIONAJE.

Sin más les dejamos con el vídeo, donde el propio Roni lo explica todo muy clarito, incluso al alcance de mentes tan desarrolladas como las de los buenistas y moderados de izquierda.