# Historia Militar

Comandantes Enfrentados en la Segunda Guerra Mundial (Campaña de Polonia 1939-El Ejército Alemán) I Parte

Comandantes alemanes en la Campaña de Polonia 1939

Generaloberst Gerd von Rundstedt: Nace en Diciembre 12 de 1875 en Aschersleben, cerca de Magdeburgo, Prusia (ahora en Alemania). Su padre había sido oficial en el Regimiento de los Húsares Reales Prusianos y la herencia militar de la familia podía llevarse a los años del Siglo XVIII. A la edad de 13 años ingresa a la Academia de Oranienstein, graduándose en 1892. Presta servicio militar con el 83º Regimiento de la Infantería Real Prusiana, antes de iniciar su entrenamiento como oficial en la Academia Militar de Hannover, graduándose como segundo Teniente (Leutnant) en Junio de 1893. Entre 1893 y 1902, Rundstedt desempeña dos posiciones como ayudante en el 83º de Infantería, alcanzando el grado de 1º Teniente (Oberleutnant). Se casa con Louise von Goertz quien le da un hijo al año siguiente. Rundstedt se inclina por el estudio del análisis estratégico y en 1902 inicia un curso de tres años en la Academia de Guerra en Berlín, el cual se considera como uno de los más prestigiosos ya que solo son admitidos 160 alumnos por año y de los cuales solo se gradúa un 25%. Después de su graduación se vincula al Alto Mando en Berlín, recibiendo su promoción a capitán (Haupmann) y durante los cinco años siguientes desempeña varios puestos en el Alto Mando y como comandante de compañía, antes de entrar a prestar servicio durante la I Guerra Mundial. Se retiró del ejército en 1938 como Comandante de Campo y retorno al servicio activo para comandar un Grupo de Ejército durante la campaña de Polonia. Fue uno de los artífices del plan de invasión de Francia y comando el Grupo de Ejércitos B[1]. Después de la caída de Francia en 1940 el Mariscal de Campo Von Rundstedt es encargado de preparar las fuerzas destinadas a ejecutar la Operación León Marino, con la cual Hitler pretende invadir Inglaterra, Rundstedt no está de acuerdo con la operación, pues considera que el Ejército Alemán no cuenta con los recursos navales y aéreos necesarios para llevar a término esta operación. necesarios para ejecutar una operación de desembarco como la proyectada; en 1941 Hitler torna la vista hacia Rusia y Von Rundstedt es trasladado al Este con el fin de hacerse cargo del Grupo de Ejércitos Sur, campana a la que se opone pues como combatiente en la I Guerra Mundial conoce los peligros de atacar un país como Rusia. El 1 de Mayo de 1945 es capturado por unidades de la 36º División de Infantería USA en Bad Tolsz junto con su hijo, el Teniente Hans Gerd von Rundstedt, siendo transferido en Julio a Inglaterra, es eventualmente acusado de crímenes de guerra, pero por su edad y el respeto que le tienen dentro de los Aliados, no es procesado; es dejado en libertad en Julio de 1948, época para la cual su esposa e hijo han muerto trágicamente. Su talento militar como estratega y táctico, capaz de separar la realidad de la hipérbole y su capacidad para inspirar devoción y entrega por sus tropas, es ampliamente reconocido aun por sus enemigos. Muere el 24 de febrero de 1953 en Hannover, Alemania Oeste.

Generaloberst Franz Halder: Nace en el seno de una familia bávara de antigua tradición militar, siendo su padre general. En 1902 se une al 3er.Regimiento Real bávaro de artillería. En 1904 alcanza el grado de segundo teniente; entre 1906 y 1907 asiste a la Escuela de Artillería en Munich. Entre 1911 y 1912 asiste al Colegio de Oficiales en Baviera, alcanzando el grado de teniente. Al inicio de la I Guerra Mundial se desempeña como oficial de armamento y material en el III Cuerpo Bávaro de Infantería. En 1915 es parte del Estado Mayor de la 6o División Bávara, siendo promovido a Capitán poco después. En 1917 sirve en el 2º y 4º Ejércitos. Después es transferido a la División de Caballería Bávara, al Cuartel General del Comandante en Jefe del frente oriental, Cuartel General del XV Cuerpo de Reserva y al Grupo de Ejércitos del Príncipe Rodolfo de Baviera. En una conferencia celebrada el 14 de Agosto de 1939 en el Obersalzberg, Halder fue informado junto con otros oficiales de las intenciones definitivas de Hitler para la Invasión de Polonia; ese mismo día Halder iniciaría un diario que llevaría hasta el 24 de Septiembre de 1942, por medio del cual se podrá conocer el proceso de decisiones durante la primera mitad de la Segunda Guerra Mundial. A diferencia de la Crisis de los Sudetes, en esta ocasión, Halder aseguro que no creía que a la final Alemania, Francia e Inglaterra irían a la guerra, no obstante estando al tanto de los preparativos de la Operación Himmler. Al finalizar la Invasión de Polonia en Octubre de 1939, Hitler quiso atacar inmediatamente a Francia, ya que los franceses y los ingleses habían declarado la guerra a Alemania el 3 de Septiembre, debido a su pacto de ayuda ofrecido a Polonia. Halder planifico nuevamente con otros altos oficiales el derrocamiento de Hitler en Zossen, pero una vez más sus planes no se ejecutaron, ya que Hitler decidió postergar las operaciones en Francia. El 19 de Diciembre Hitler recibió la renuncia del General Walther von Brauchitsch, Comandante en Jefe del Ejército Alemán, asumiendo el cargo y dejando bien en claro que el seria quien tomaría las decisiones en el Ejército Alemán. El 23 de Julio de 1942, Hitler emitió la Directiva No 45, con la cual ordenaba la captura de Stalingrado y el Caucaso; Halder se opuso a la misma, tratando de hacerle caer en cuenta que la Wehrmacht no contaba con las fuerzas necesarias para la ejecución de operaciones en dos frentes. El 24 de Septiembre mientras el 6o Ejercito luchaba en Stalingrado, Halder alerto a Hitler acerca de la posibilidad de que el Ejército Rojo planeara un ataque en dos frentes del extremo norte y sur de Stalingrado, atrapando allí a los contingentes alemanes en la ciudad, Hitler esta vez le contesto que no estaba de acuerdo con sus apreciaciones y lo relevo del mando, nombrando al Mayor General Kurt Zeitzler[2], pasando Halder a la reserva hasta el final de la guerra. Después del atentado del 20 de Julio contra Hitler, Halder fue arrestado por la Gestapo como uno de los conspiradores, siendo enviado al campo de concentración de Flossenburg[3] y luego al de Dachau[4]. El 24 de Abril de 1945 fue trasladado a Niederdoff, en el Tirol del Sur, Italia; allí pensaban ejecutarlo junto con el Dr. Hialmar Schacht, Leon Blumm y otros prisioneros, siendo salvado por soldados americanos el 5 de Mayo; paso dos años como prisionero de guerra bajo custodia de los Aliados, colaborando con el Ejército americano como historiador militar, murió en 1972 en Baviera.

Wilhelm Bodewin Johann Gustav Keitel: Nace en 1882 hijo de un terrateniente, Carl Keitel y su esposa Apollonia Vissering. Ingresa al ejército, alcanzando el grado de cadete en 1901 en el 6º Regimiento de Artillería de Campaña de la Baja Sajonia. En 1909 contrae matrimonio con Lisa Fontaine del cual nacen cinco (5) hijos. Al estallar la I Guerra Mundial, Keitel ha alcanzado el grado de Capitán, sirve en el Frente Occidental en el 46º Regimiento de Artillería y en Septiembre de 1914 es herido gravemente en Flandes, tras recuperarse, es incorporado en el Estado Mayor Alemán, a principios de 1915. Al terminar la guerra permanece en el Reichswehr, como oficial e instructor en la Escuela de Caballería de Hannover, jugando un papel importante como organizador de las Freikorps, unidades de voluntarios encargadas de velar por la frontera con Polonia. En 1924 pasa el Ministerio de Defensa del Reich, sirviendo como oficial en la Oficina de Tropas – Truppenamt – como se denominó al Estado Mayor del Ejército Alemán posterior al Tratado de Versalles. Asciende a Jefe del Departamento de Organización, puesto que mantiene después de la llegada de Hitler al poder en Enero 30 de 1933. En 1935, por recomendación de Werner von Fritsch se convierte en Jefe de la recién creada Oficina de las Fuerzas Armadas – Wehrmachtsamt. Asciende al grado de General en 1937 y en 1938 después del escándalo que involucra a Blomberg y Fritsch y la creación del OKW – Oberkommando der Wehrmacht[5] – Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas, es nombrado Comandante en Jefe, ascendiendo al grado de Mariscal de Campo en 1940. Durante la guerra fue considerado uno de los consejeros más débiles y temerosos del Fuhrer, ganándose el apodo de Der general Jawohl o El General del “Si Señor” Himmler con la venia de Hitler uso a Keitel para amparar numerosas ordenes moralmente dudosas o ilegales según la Convención de Ginebra – como la orden de los comisarios – y dio carta blanca a Himmler para los controles raciales en Rusia. También dio la orden para que todos los pilotos franceses capturados que formaran parte del regimiento Normadie – Niemen fueran ejecutados. Fue uno de los que tras el atentado a Hitler en Julio 20 de 1944, declaro que el Führer estaba vivo, desestabilizando el plan de los conspiradores y quien firmo la rendición de Alemania ante el Ejército Rojo el 9 de Mayo de 1945, siendo detenido en Flensburg por el ejército británico el día 13 de Mayo. Durante el Juicio en Nuremberg fue declarado culpable de crímenes de guerra, siendo declarado culpable el 1 de Octubre de 1946 y ejecutado en la horca el 16 de Octubre del mismo año; sus últimas palabras fueron “Que Dios proteja a Alemania”

Heinrich Alfred Hermann Walther von Brauchitsch: (4 de octubre de 1881, Berlín- 18 de octubre de 1948, Hamburgo) fue comandante en jefe del OKH (Alto Mando del Ejército) en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial. Walther von Brauchitsch nació en Berlín, hijo del general Bernhard von Brauchitsch y de Charlotte von Gordon. En 1900, tras entrenarse en la escuela de cadetes, Von Brauchitsch sirvió en la Guardia Prusiana, y durante la Primera Guerra Mundial fue oficial del Estado Mayor. En 1910 contrajo matrimonio con Elizabeth von Karstedt. Cuando Adolf Hitler llegó al poder y comenzó a expandir el ejército, Von Brauchitsch fue nombrado jefe del distrito militar de Prusia Oriental, en substitución de Werner von Blomberg. En 1937, se convirtió en comandante del IV Ejército. Pese a estar personalmente opuesto al Nazismo de muchas maneras, acabó convirtiéndose en una persona de gran confianza para Hitler, y se vio forzado a aceptar 80.000 marcos alemanes del Führer para poder divorciarse y casarse con Charlotte Schmidt. Substituyó al frente del OKH al general Werner von Fritsch como comandante en jefe del ejército de tierra Herr tras la destitución de éste, acusado de homosexualidad en 1938. Von Brauchitsch se resintió del creciente poder de las Schutzstaffel[6], creyendo que estaban intentando substituir a la Wehrmacht como fuerza armada oficial de Alemania. Tuvo desacuerdos con el presidente de Prusia, Erich Koch y Hitler tuvo que interceder en la disputa entre ambos. Igual que el general Ludwig Beck[7], se opuso a la invasión de Austria y Checoslovaquia, aunque no pudo impedir los planes de guerra de Hitler y no hizo nada cuando Beck le pidió que persuadiera a todo el Estado Mayor para que dimitiera si Hitler procedía a invadir Checoslovaquia. En septiembre de 1938, un grupo de oficiales empezó a conspirar contra Hitler y repetidamente intentaron convencer a Von Brauchitsch, como comandante en jefe del Ejército, para que liderara el esperado golpe de Estado, pero su única promesa fue su famosa respuesta: “Yo no haré nada, pero no impediré que otros actúen.” Tras el colapso del intento de golpe de Estado de 1938, Von Brauchitsch ignoró cualquier otra petición de Beck y los otros conspiradores de usar el ejército para derrocar a Hitler antes de que Alemania se sumiera en una guerra mundial. En noviembre de 1939, instado por Franz Halder y los conspiradores, Von Brauchitsch solicitó audiencia con Hitler para persuadirle de que Alemania nunca podría ganar una larga guerra general en Europa y convencerle para que abandonara sus planes de conquista. Hitler montó en cólera y lanzó contra el comandante en jefe un aluvión de insultos e improperios. Halder se quedó horrorizado al ver salir a Von Brauchitsch de la reunión “blanco como la tiza”. Entonces, Hitler organizó una reunión del Estado Mayor para declarar que aplastaría el oeste de Europa en un año. También juró “destruir el espíritu de Zossen”, una amenaza que atemorizó a Halder hasta el punto de forzar a los conspiradores a abortar los planes para un segundo golpe de Estado. Von Brauchitsch fue nombrado mariscal de campo en 1940 y fue una pieza clave en la guerra de Blitzkrieg contra el oeste, dirigiendo las campañas de Polonia y de los Balcanes y modificando el plan original para tomar Francia. No tuvo éxito, sin embargo, en la misión de conquistar Moscú, en la primera parte de la Operación Barbarroja de la guerra contra la URSS, que él y muchos generales alemanes pensaban que iba a ser una guerra rápida. Cuando el general ruso Georghi Zhúkov inició la contraofensiva de la Batalla de Moscú, Von Brauchitsch sufrió un ataque cardiaco que le incapacitó al frente de su comandancia. Presentó su renuncia al Führer, quien le culpaba del retraso en la toma de Moscú. Hitler le relevó de su cargo el 19 de diciembre de 1941, situación que aprovechó para convertirse él mismo en comandante en jefe del OKH

Fedor von Bock: (3 de diciembre de 1880 – 4 de mayo de 1945), mariscal de campo alemán durante la Segunda Guerra Mundial, considerado uno de los más grandes generales de la Wehrmacht. Nació en Küstrin, Alemania (actualmente Kostrzyn, Polonia), hijo del mariscal Moritz Bock y su esposa, Olga Falkenhayn. Tras entrenar en la escuela de cadetes accede al 5° Regimiento de la Guardia Prusiana como lugarteniente. Participó en la Primera Guerra Mundial como oficial del Estado Mayor y comandante de batallón. En 1918 es condecorado con la Pour le Mérite. Continúa en el ejército durante la República de Weimar, pese a que el Tratado de Versalles intentó reducir el ejército alemán, llegando a ser comandante del II distrito militar, en Stettin (actualmente Szczecin, Polonia). Permaneció en el ejército tras la llegada al poder de Adolf Hitler en 1933. En 1936 se casó con Wilhelmine von der Osten, con quien tendría una hija. Fue uno de los pocos oficiales en no perder su posición cuando Hitler reorganizó el ejército alemán en 1939, durante los preparativos para la invasión a Polonia. En septiembre de ese mismo año, al iniciarse la guerra, von Bock fue asignado al mando del Grupo de Ejércitos Norte durante la exitosa invasión de Polonia, recibiendo por sus servicios la Cruz de Hierro. Tras su éxito al aplicar la Blitzkrieg contra Francia, Bélgica y los Países Bajos, Von Bock fue ascendido a Mariscal de Campo el 19 de julio de 1940. Fue entonces cuando se le encomendó su misión más famosa: la Operación Barbarroja la conquista de Moscú y la derrota de la Unión Soviética. En 1941, Von Bock invadió la Polonia soviética, violando el pacto de no agresión entre Alemania y la URSS. Para diciembre, toda Polonia había sido sometida, junto a la República Socialista Soviética de Ucrania, Bielorrusia y la mayor parte del oeste de Rusia. Sin embargo, Von Bock tuvo la mala suerte de verse atrapado en el horrible invierno ruso, cuando algunos de sus hombres estaban apenas a 30 km de Moscú. Las temperaturas descendieron hasta una media de -30º C, pero sus hombres contaban sólo con ropa de verano (Hitler había dirigido todos sus recursos al frente occidental). Los motores de los tanques comenzaron a fallar frecuentemente, y las armas se encasquillaban con facilidad. Pese a todo, Hitler ordenó a von Bock mantenerse en sus posiciones. Las fuerzas rusas, comandadas por el mariscal Georgi Zhukov, iniciaron una rápida contraofensiva, haciendo que los alemanes se retiraran hasta a 150 km de Moscú. Las bajas alemanas se contaron por centenares, y Moscú no volvería a ser amenazada durante el resto de la guerra. Discutió larga y amargamente con Hitler, que le culpaba de no haber podido tomar Moscú, por lo que perdió el mando del Grupo de Ejércitos Centro el 12 de diciembre de 1941. El 18 de enero de 1942, tras la súbita muerte de Walther von Reichenau[8], von Bock se hizo cargo del Grupo de Ejércitos Sur, pero nuevas y violentas discusiones con Hitler (que le criticó haber dividido su ejército entre Leningrado y el Cáucaso) le llevaron a presentar su dimisión como comandante del Grupo de Ejércitos Sur el 15 de julio de 1942, tras lo cual se retiró de la vida militar, yéndose a vivir a Baviera. Después del suicidio de Hitler, von Bock ofreció sus servicios al almirante Karl Dönitz[9], el nuevo Führer, pero, mientras estaba en Hamburgo, von Bock resultó gravemente herido durante un bombardeo aliado el 3 de mayo de 1945, muriendo un día más tarde en el hospital naval de Oldemburgo.

Johannes Blaskowitz: (Peterswalde, Prusia, 10 de julio de 1883 -Núremberg, Alemania, 5 de febrero de 1948) fue un militar alemán. Sirvió durante la Primera Guerra Mundial como soldado profesional. En 1935, fue ascendido a General con el cargo de Comandante de Defensa del Distrito de Stettin y en 1938 tomó parte en la ocupación alemana de Austria, ya como Comandante de Campo. Durante la invasión de Polonia mandó el Octavo Ejército, el primero en llegar a Varsovia, y cuando terminó ésta, fue nombrado Gobernador militar. Sus quejas sobre las atrocidades cometidas contra los judíos polacos, le valieron la enemistad de Hitler y de la cúpula nazi que le relevó del mando de su noveno ejército en plena invasión de Francia y no le concedió nunca el cargo de Mariscal. A pesar de esto, Blaskowitz[10] permaneció en Francia encuadrado en el Primer Ejército, y luego en 1944, mandando el Cuerpo de Ejército G, que se preparaba para un desembarco aliado. Su derrota en Lorena, le costó una nueva destitución, y posteriormente fue trasladado a Holanda, donde se rindió a los británicos el 6 de mayo de 1945. Se suicidó en Núremberg arrojándose por una ventana de la prisión en la que estaba recluido.

[1] Grupo de Ejércitos B era el nombre de tres grupos de ejércitos alemanes que actuaron durante la Segunda Guerra Mundial. El Grupo de Ejércitos B fue creado el 12 de octubre de 1939, tras haberse llamado Grupo de Ejércitos Norte. Su primer comandante fue Fedor von Bock. El Grupo de Ejércitos B se colocó en la frontera de Países Bajos con el 2.º Ejército y el 6.º Ejército, reforzando al 18.º Ejército. Pretendía conquistar el Maas, después de la suspensión de las acciones aéreas en Rotterdam. El Grupo de Ejércitos B se componía de alrededor de 300 000 hombres que participaban en las operaciones llevadas a cabo en mayo de 1940. El 10 de mayo de 1940 las tropas atravesaron la frontera hacia los Países Bajos ocupándolos, y después se dirigieron hacia Bélgica, participando en el asedio a las unidades aliadas en Dunkerque. Al mismo tiempo, la unidad permaneció dentro de Francia siendo el 6.º Ejército el primero en llegar a París. A finales del verano de 1940, se traslada a Polonia para la invasión de la Unión Soviética (Operación Barbarroja). El 1 de abril de 1941, es denominado Grupo de Ejércitos Centro

[2] Kurt Zeitzler fue un militar alemán del Reichswehr y la Wehrmacht, que destacó durante la Segunda Guerra Mundial en su carga en calidad de Jefe del Estado Mayor General de 1942 a 1944

[3] El Campo de concentración de Flossenbürg se halla en el municipio de Flossenbürg, distrito de Neustadt an der Waldnaab, región del Alto Palatinado, en el Estado de Baviera, Alemania. Fue un campo de concentración del III Reich creado el 3 de mayo de 1938 (03-05-1938) y que funcionó hasta 1945. Fue evacuado el 20 de abril de 1945 y liberado el 23 de abril de 1945 por tropas norteamericanas; había en ese momento, aproximadamente, 65.000 prisioneros. Determinados informes confirman que en los últimos 14 meses de guerra murieron o fueron ejecutados 14.000 prisioneros. Principalmente fue concebido para albergar presos asociales y delincuentes. Empezada la guerra aumentó el número de presos entre judíos, soviéticos y prisioneros de guerra de distintas nacionalidades. En el campo central se trabajaba en las canteras de granito, propiedad de las SS, y a partir de 1942 tuvo que ampliarse a cerca de 100 subcampos (Kommandos) para realizar distintos trabajos, como la producción de armamento. Por el conjunto del campo y los subcampos pasaron en torno a 100.000 reclusos, de los cuales unos 30.000 fallecieron por diversos motivos; entre ellos había 14 republicanos españoles. El 9 de abril de 1945 fueron ejecutados en el campo el Almirante Wilhelm Canaris, el General Hans Oster, el pastor Dietrich Bonhoeffer y otras personas relacionadas con el atentado contra Hitler el 20 de julio de 1944. El 23 de abril llegaban al campo la 90ª y 97ª División de infantería, pero la mayoría de los prisioneros habían sido evacuados hacia Dachau tres días antes, por lo que encontraron en el campo 1.600 presos demasiado debilitados para seguir las Marchas de la muerte

[4] El campo de concentración de Dachau fue un campo de concentración nazi cercano al pueblo de Dachau, a 13 km al noroeste de Múnich, en Baviera (sur de Alemania). El campo fue construido sobre una fábrica de pólvora en desuso y sus instalaciones principales fueron terminadas el 21 de marzo de 1933. Al día siguiente, los primeros prisioneros fueron internados en el campo.1​ El campo estuvo abierto desde el 22 de marzo de 1933 hasta su liberación el 29 de abril de 1945. Junto con el mucho más grande campo de concentración de Auschwitz, Dachau es uno de los campos de concentración nazis más conocidos y visitados por el público. Gestionado al principio por las SA y SS locales, desde 1934 estuvo bajo la autoridad de las SS. Fue escenario de castigos tremendamente crueles y fue modelo del sistema de campos ordenado y eficaz. Su gestor principal, Theodor Eicke, nombrado por Heinrich Himmler, fue el responsable de que los prisioneros fueran considerados como enemigos infrahumanos del Estado y del especial tratamiento dado a los judíos, en forma de castigos aniquiladores desde el punto de vista físico y psicológico. En Dachau se realizaron también cientos de experimentos médicos ilegales e inhumanos

[5] El Oberkommando der Wehrmacht (OKW), traducible al español como “Alto Mando de la Wehrmacht”, fue parte de la estructura de las fuerzas armadas alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. En la práctica cumplía la función del Ministerio de Guerra que había sido suprimido en 1938.

[6] Las Schutzstaffel Escuadras de Protección’), fue una organización militar, policial, política, penitenciaria y de seguridad al servicio de Adolf Hitler y del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) en la Alemania nazi, y después por toda la Europa ocupada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Comenzó como una pequeña unidad de guardia conocida como Saal-Schutzcompuesta por voluntarios del NSDAP para ofrecer seguridad en las reuniones del partido en Múnich. En 1925, Heinrich Himmler se unió a la unidad, que para entonces ya había sido reformada y adoptado su nombre definitivo. Bajo su dirección (1929-1945) pasó de ser una pequeña organización paramilitar a uno de los organismos más poderosos de la Alemania nazi. Desde 1929 hasta el colapso del régimen en 1945, las SS fueron la principal agencia de seguridad, investigación y terror en Alemania y en la Europa ocupada.

[7] Ludwig Beck fue un coronel general (Generaloberst) alemán, y Jefe del Estado Mayor del Ejército Alemán durante los primeros años del régimen nazi. En los primeros años de éste apoyó a Hitler en su denuncia del Tratado de Versalles y el rearme alemán. Muy pronto tuvo serias dudas respecto a la demanda nazi de que todos los militares juraran fidelidad a Hitler como máximo Führer alemán en 1934. Entre 1935 y 1938 fue paulatinamente desilusionándose más y más con el régimen nazi, en particular con su agresiva política exterior. Debido precisamente a serias desavenencias en este sentido, que se hicieron públicas, Beck dimitió como Jefe de Estado Mayor en agosto de 1938. A partir de entonces acabó por convencerse de que Hitler no podía cambiar para bien, y que él y el partido nazi debían ser expulsados del poder. Llegó entonces a ser un personaje clave en las conspiraciones habidas para derrocar a Hitler, y hubiera sido el Jefe del Estado provisional si el atentado del 20 de julio de 1944 hubiera tenido éxito. Cuando éste falló, y fue detenido, pidió una pistola para suicidarse.

[8] Walter Karl Ernst August von Reichenau fue un mariscal de campo alemán. Se le asignó el mando del VI Ejército durante la campaña de Francia, siendo ascendido a mariscal de campo el 19 de julio de 1940. Acompañado de su oficial adjunto, el general Friedrich Paulus, el general Von Reichenau recibió la rendición de Bélgica de las manos de su rey, Leopoldo III Aunque se opuso a la Operación Barbarroja, tomó parte en ella al mando del VI Ejército e involucró a los soldados bajo su mando en la colaboración con las tropas de la SD y SS en la ejecución de judíos, especialmente cuando conquistó las ciudades de Kiev, Bélgorod, Járkov y Kursk. Promovió el asesinato de judíos por las tropas a su mando (como la Matanza del Barranco de Babi Yar, en Kiev), donde murieron 30 000 judíos ucranianos. El 30 de noviembre de 1941, el mariscal de campo Von Reichenau tomó el mando del Grupo de Ejércitos Sur, reemplazando al mariscal de campo Gerd von Rundstedt. Hitler lo confirmó en el cargo a finales de diciembre y el mando del VI Ejército fue asumido por su jefe de Estado Mayor, el trágicamente conocido Friedrich Paulus El 12 de enero de 1942 ―con 57 años―, después de salir a correr por el bosque nevado de Poltava (Ucrania), a –20 °C, sufrió una hemorragia cerebral que le produjo un coma. Dos días después, por insistencia de Hitler, fue puesto en un avión hacia Lviv (Ucrania). A menudo se dice que Von Reichenau murió al caer su avión en la Unión Soviética. Sin embargo Walter Görlitz escribió que el avión se limitó a hacer un aterrizaje de emergencia en un campo en la Unión Soviética, y que Reichenau en realidad murió de un paro cardíaco. Su muerte coincidió con una ofensiva de propaganda ―la operación Reichenau― llevada a cabo por la resistencia polaca, cuyo objetivo era desacreditar a Reichenau ante los ojos de los dirigentes alemanes, como un hombre que supuestamente había perpetrado un complot para derrocar al régimen nazi, sembrando así la desconfianza entre el liderazgo político nazi y su mando militar y para castigar a uno de los generales alemanes responsables de crímenes de guerra en Polonia. La coincidencia de este tipo de propaganda con la muerte de Reichenau se convirtió en un terreno fértil para las hipótesis de conspiración, que alegan que Reichenau en realidad podría haber sido asesinado por los servicios secretos nazis. El 23 de enero de 1942 se realizaron sus funerales con la pompa habitual del Tercer Reich. Hitler no asistió a su funeral y envió a Gerd von Rundstedt como representante. Walter von Reichenau está enterrado en el cementerio histórico de los Inválidos, en Berlín.

[9] Karl Dönitz fue un marino alemán que participó en la Primera y en la Segunda Guerra Mundial. Comandó la Kriegsmarine de la Alemania nazi desde el 30 de enero de 1943 hasta el final de la guerra, con el rango de großadmiral. El 30 de abril de 1945 Adolf Hitler lo nombró su sucesor como Reichspräsident, cargo que desempeñó hasta el 23 de mayo de 1945, cuando fue detenido por orden de la Comisión Aliada de Control. Karl Dönitz fue quien ordenó firmar la rendición de Alemania ante los Aliados y la Unión Soviética el 8 de mayo de 1945, terminando con ello la II Guerra Mundial en Europa. Fue detenido por las Fuerzas Aliadas y llevado a la ciudad de Núremberg, donde fue juzgado por crímenes de guerra y crímenes contra la paz. Se le acusó de haber instruido a sus tropas para la guerra aún en tiempos de paz y de ser el responsable de la Orden N.º 154, por la cual se desarrolló la ilimitada guerra submarina, violando los principios de la guerra naval. Fue declarado culpable y condenado a diez años y 20 días de prisión, saliendo en libertad el 1 de octubre de 1956, retirándose a vivir en una aldea cercana al puerto de Hamburgo. Se dedicó a escribir acerca de sus experiencias durante la guerra, llegando a publicar dos autobiografías. Murió en 1980 a los 89 años.

[10] Johannes Blaskowitz (10 de julio de 1883 – 5 de febrero de 1948) fue un general alemán durante la Segunda Guerra Mundial y recibió la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con hojas de roble y espadas. Comandante en jefe en la Polonia ocupada en 1939–1940, había escrito varios memorandos para el Alto Mando alemán que protestaba por las atrocidades de las SS. Fue despedido, pero luego reelegido, ya no cuestionaba las políticas nazis. Acusado de crímenes de guerra en el juicio del Alto Mando en Nuremberg, se suicidó el 5 de febrero de 1948.

Profesor David Odalric de Caixal i Mata: Director General de SECINDEF (Security, Intelligence and Defense) Israel International Consulting / Homeland Intelligence Security-Israel / Università degli Studi di Bari/ Analista colaborador en terrorismo del US Homeland Security Defense University / University and Agency Partnership Initiative US Center for Homeland and Defense/ US Naval Posgraduate School/ Profesor del Máster de Relaciones Internacionales de la Universidad de Nebrija. Membership research projects in support of Veterans of The Armed Forces of the United Kindom. Membership in support of the AUSA (Association of the United States Army)