# Terrorismo

El avance imparable del Islamismo en Europa

 

Unos pocos nos hacemos cargo de la islamización imparable que va sufriendo Europa, donde el islam empieza a imponerse de forma oficial con la impagable ayuda de políticos colaboracionistas. Es sólo cuestión de tiempo que el problema nos explote como una bomba de relojería activada en las complacientes manos de políticos tradicionales y toda la amplia gama de progres y buenistas al servicio de las élites mundialistas para el reemplazo demográfico de la población nativa europea.  La islamización comienza cuando se alcanza en un país un número suficiente de musulmanes como para poder comenzar campañas en favor de privilegios religiosos. Cuando en las sociedades políticamente correctas, tolerantes y culturalmente diversas se aceptan las demandas de los musulmanes en favor de sus privilegios religiosos, algunos de los restantes componentes tienden también a infiltrarse en el resto de los aspectos de la vida ciudadana. A los últimos ataques terroristas perpetrados por yihadistas en territorio europeo hay que sumar otro tipo de conflictos relacionados con el islamismo, como infiltraciones en instituciones y entidades sociales, intentos de implantar la sharia o utilización de los circuitos de inmigración. Sin embargo, paralelamente a estos atentados yihadistas, hay otro nivel de conflicto relacionado con el islamismo que, aunque no causa víctimas mortales, es motivo de preocupación para los analistas y la sociedad europea en su conjunto. Para ello debemos analizar 10 situaciones o casos de riesgo de islamización que están sucediendo en Europa.

  1. Los Hermanos Musulmanes se infiltran en Suecia y construyen una sociedad paralela

Un informe elaborado por una agencia del Ministerio de Defensa de Suecia ha revelado que los Hermanos Musulmanes, la organización islamista más grande del mundo, se han infiltrado intensamente en las principales instituciones del país, construyendo una sociedad paralela que crece sin parar impulsada por la “tolerancia políticamente correcta” y por la estigmatización como “islamófobo” de cualquier persona u organización que denuncie esta situación. Los autores del documento afirman que los Hermanos Musulmanes están trabajando intensamente para aumentar el número de practicantes musulmanes en Suecia, fomentando la tensión con la sociedad secular y apuntando a su infiltración en partidos políticos, o ONG, instituciones académicas y otras organizaciones de la sociedad civil. Los Hermanos Musulmanes, según el Ministerio de Defensa sueco, también golpean “la estructura establecida de valores entre la élite política del país que otorga un alto valor a la aceptación y la tolerancia hacia los ciudadanos que en cierto sentido son diferentes de la corriente principal

  1. Nørrebro (Copenhague) o cómo sustituir la democracia por la “sharia”

Los propietarios de algunos bares de Copenhague (Dinamarca) están pidiendo la protección del Gobierno contra jóvenes islamistas que tratan de imponer una estricta “zona de la Sharia” en algunos lugares del país escandinavo. Algunos de estos negocios han denunciado haber sido acosados y vandalizados por grupos organizados de adolescentes y jóvenes musulmanes que se oponen a la bebida, el juego y a otros actos de ocio que consideran ofensivos según la “sharia” o ley islámica.

  1. Angered (Suecia): La ruptura islamista de la ley y el orden

Suecia es un Estado democrático y pacífico que ha sido durante mucho tiempo un refugio seguro para aquellos que huyen del conflicto. Sin embargo, jóvenes de familias que se refugiaron allí están ahora dando la espalda al país. Más de 300 personas se han marchado a combatir a Siria e Irak, convirtiendo Suecia en uno de los mayores exportadores per cápita de yihadistas en Europa Gotemburgo es la ciudad de Suecia donde se lleva a cabo la mayor parte del reclutamiento para la yihad. También es una de las ciudades más diversas del país: un tercio de la población tiene orígenes inmigrantes, muchos musulmanes, y en el suburbio nororiental de Angered, la proporción supera el 70%. Angered se ha convertido en una zona difícil de controlar. Algunas partes son clasificadas como “vulnerables”, lo que en la terminología de la policía sueca indica una ruptura de la ley y el orden, entre otras cosas, y la emergencia de una sociedad paralela.

  1. El estudio sobre el Islam que ha conmocionado a los franceses

Como una bomba. Así han caído los resultados de un estudio elaborado por el Institut Montaigne sobre la sociología actual del Islam en Francia. El 50% de los musulmanes franceses “moderados” rechaza la cultura, las tradiciones y los valores republicanos de este país. Las conclusiones, avanzadas por el periódico parisino “Le Journal du Dimache”, revelan los numerosos y extensos agujeros por los que se vacían las posibilidades de construir una sociedad multicultural pacífica. Esto crea, según esta investigación, tensiones cada vez más fuertes y una absoluta desconexión entre una población permanentemente confrontada con la realidad y unas élites políticas que reniegan de esta verdad bajo el pretexto de preservar la paz civil. Los resultados del estudio, titulado “Un Islam francés es posible”, han tenido un impacto máximo porque el Institut Montaigne ha tenido mucho cuidado en no mezclar Islam e islamismo terrorista y, de hecho, la investigación, basada en múltiples encuestas, ha tomado como protagonistas a lo que genéricamente, y desde sectores ligados a la izquierda política, se define como “musulmanes moderados”. Pues bien, casi un tercio de estos “musulmanes franceses moderados”, que no dudan en criticar las actividades terroristas que se cometen en nombre de Islam, creen que la Ley Islámica (“sharia”) es más importante que la Ley de la República Francesa.

  1. El movimiento islamista marroquí Justicia y Espiritualidad impulsa en San Sebastián una Universidad Islámica Europea (04/09/2016).

El “teólogo” radical marroquí Rachid Boutarbouch, que vive entre Rabat, Granada y San Sebastián, impulsa y es el rector de la Universidad Islámica Europea, que acaba de ponerse en marcha en la capital guipuzcoana. Este centro educativo, que cuenta con una pequeña sede en Donostia, es, de hecho, una filial de la Islamic University of Minnesota creada en 2007 y criticada por los círculos conservadores de EE.UU.  Justicia y Espiritualidad es un movimiento islamista radical que busca la recuperación de Al Andalus y predica la imposición de la “sharia” (Ley Islámica) sobre las leyes civiles occidentales.

  1. Islamistas infiltrados en el Gobierno sueco

En abril hubo una constante sucesión de escándalos islamistas en el Partido Verde (Miljöpartiet). El Partido Verde forma parte del gobierno sueco, junto a su socio de coalición, el Partido Socialdemócrata (Socialdemokraterna). Se presentan como un partido a favor de las fronteras abiertas, con una apasionada adoración por el multiculturalismo. Estos apasionamientos son precisamente la razón por la que el partido ha sido un candidato perfecto para la infiltración islamista. Dentro del Partido Verde, preguntar siquiera si los musulmanes ven el islam como una fuerza política ha sido considerado grosero e “islamofóbico”.

  1. Alemania: terroristas del Estado Islámico infiltrados dentro del Ejército y entre los refugiados

Los servicios de contra-inteligencia militar de Alemania (MAD) han dado a conocer un informe que revela que terroristas islamistas del autodenominado Estado Islámico podría haberse infiltrado en el ejército germano (Bundeswehr) buscando recabar armamento y material para sus campos de entrenamiento en Siria e Irak. El MAD ha dado datos para justificar sus sospechas: 29 antiguos soldados han viajado a Siria e Irak para luchar en las filas de grupos terroristas como el Estado Islámico. Se investiga a otros 65 soldados por sospecha de tendencias islamistas. Concretamente, desde el año 2007, el MAD ha investigado 320 casos de presuntos islamistas infiltrados en las filas del ejército, de los que un 7% han sido considerados como “extremistas”. Por otro lado, tal como se ha denunciado desde diferentes foros, terroristas del autodenominado Estado Islámico estarían llegando a Europa infiltrándose entre los miles de refugiados que llegan a las puertas de la UE desde países como Siria, Irak o Libia.

  1. Francia: yihadistas infiltrados en las fuerzas de seguridad

Según una nota interna confidencial, fechada en enero de 2015, del mando antiterrorista del Ministerio del Interior francés, Francia ya alberga a 8.250 islamistas radicales (un aumento del 50 por ciento en un año). Algunos de esos islamistas han ido a Siria a unirse al Estado Islámico; otros se han infiltrado en todas las capas de la sociedad, empezando por la policía y las fuerzas armadas. Una nota interna confidencial del Departamento de Seguridad Pública, filtrada y publicada en Le Parisien, detalla 17 casos de agentes de policía radicalizados entre 2012 y 2015. En particular, se señalaba a los policías que escuchaban y reproducían cantos musulmanes mientras patrullaban.

  1. Un documento del autodenominado Estado Islámico reconoce la importancia de utilizar los “circuitos de la inmigración” existentes en Libia para infiltrarse en Europa 

El pasado 23 de enero, un destacado miembro del autodenominado Estado Islámico (EI), la organización terrorista islamista que actualmente controla grandes zonas de Irak y Siria, hizo público un ensayo titulado “Libia. Una puerta estratégica para el Estado Islámico” en el que analizaba las razones por las que este país destrozado y sumido en el caos tras la muerte de Muamar Gadafi representaba un elemento estratégico de primer orden para los partidarios de la yihad.

Concretamente, el documento identifica cuatro áreas que convierten a Libia en un territorio indispensable para el EI:

  • Geopolíticamente, es un territorio magnífico donde reclutar nuevos “combatientes” y en el que poner en marcha nuevas estrategias de propaganda.
  • El líder del EI insiste en que, desde un punto de vista estratégico, Libia tiene un potencial extraordinario para aliviar la presión económica, logística y militar que los terroristas del Estado Islámico sufren en Siria e Irak.
  • Dada la proximidad de Libia al sur de Europa, el texto explica con detalle cómo la explotación de los circuitos de inmigración ilegal desde el norte de África tiene un inmenso valor táctico para el EI, ya que le permite infiltrarse en las principales ciudades europeas e interrumpir algunas de las principales líneas marítimas de comunicación entre Europa y África.
  • El autor del ensayo también asegura que es tal la cantidad de armas que circulan por Libia, y la facilidad de adquisición de éstas, que desde este país el EI podría expandirse con relativa comodidad a todo el Magreb y África Occidental con facilidad
  1. Bandas organizadas de islamistas imponen la “sharia” en algunas grandes ciudades de Europa

Una banda formada por 11 radicales islamistas ha desatado la polémica en la ciudad alemana de Wuppertal, situada al oeste del país, al formar una brigada de vigilantes, vestidos con chalecos en los que puede leerse “policía Sharia”, que tratan de evitar que jóvenes musulmanes beban alcohol, fumen, escuchen música o mantengan relaciones sexuales “inapropiadas”. En Londres, desde hace más de un año, también patrullan grupos de islamistas radicales tratando de impedir el alcohol, el juego, los conciertos, las drogas, la pornografía y la prostitución. Son grupos de musulmanes voluntarios que operan sobre todo en el este de la capital británica, a las puertas de la City, el centro financiero del Reino Unido. Se hacen llamar la “Patrulla Musulmana de Londres”. Su objetivo: implantar la ley islámica en ciertos distritos de la urbe. Algunos actúan de forma intimidatoria. En Estocolmo, la capital de Suecia, durante los últimos meses inmigrantes musulmanes, generalmente de origen somalí, reunidos en bandas organizadas, han provocado numerosos disturbios, amenazando con imponer la “Sharia”, provocando incendios y destrozando decenas de vehículos. Ante la pasividad policial, barrios de Estocolmo como “Tumba” han visto cómo sus vecinos comenzaban a organizarse en grupos de autodefensa. En Francia se definen como “zonas urbanas sensibles” los territorios bajo control musulmán de algunas ciudades. Estos lugares, donde la policía no entra y donde nadie hace cumplir la ley, son como pequeños califatos dentro de las fronteras de Francia. “Y es así porque estas partes del país están en manos de los traficantes de drogas, las pandillas y los imanes”, explicó el analista francés Guy Milliere.

“Un día millones de hombres abandonarán el hemisferio sur para irrumpir en el hemisferio norte. Y no lo harán precisamente como amigos, pues irrumpirán para conquistarlo. Y lo conquistarán poblándolo con sus hijos. Será el vientre de nuestras mujeres el que nos dé la victoria“. Estas palabras fueron pronunciadas por Bumedian, presidente de Argelia, en la sesión de la Asamblea de la Naciones Unidas en 1974

Existen dos modos de islamización: uno violento, la yihad que llevan a cabo los yihadistas, y uno pacífico, que son las migraciones masivas y la pérdida de la unidad cristiana de Europa. Algunos piensan que éste último es el modo más eficaz y menos traumático de imponer la ley islámica y pasa por irse infiltrando en las instituciones de todos los países hasta que se sea capaz de imponerse y dominar a sus habitantes de otras religiones o sin religión alguna.  Ejemplo de este modo pacífico de imponer la sharía son movimientos como la “Sociedad para la propagación del Islam” (Jamadat al-Tabligh), fundada en la India en 1927. Este movimiento trata de lograr la imposición de la sharía no, como los yihadistas, desde el vértice de la pirámide social, o sea, haciéndose con el poder político, sino desde la base, mediante la total islamización de la vida ordinaria en todas sus manifestaciones, es decir, vistiéndose, alimentándose, educándose, etc., tal como lo hizo y lo mandó Mahoma.