Soldados británicos en las calles de Jerusalén