# Terrorismo

Esclavitud Femenina en el Islam

Rodrigo Duterte, el Presidente de Filipinas, ha acusado a los kuwaitíes de “carecer de valores”, y ha culpado al gobierno árabe y musulmán de permitir los abusos a las empleadas domésticas y ha prohibido el envío de más trabajadores a este país. El maltrato en los países árabes y musulmanes con las empleadas domésticas es público y notorio, estas iniquidades van desde, palizas, maltratos, retención de pasaportes y la esclavitud moderna, hasta el asesinato por particulares y las ejecuciones públicas.

En un discurso en su ciudad natal el viernes 9 de febrero, Duterte arremetió contra Kuwait, que dijo que había visto al menos 82 muertes de trabajadores filipinos en el Extranjero (OFW) solo en 2016.

“¿Qué estás haciendo con mis compatriotas? ¿Hay algo con tu cultura? ¿Hay algo mal con tus valores? preguntó Duterte a Kuwait y acusó a los kuwaitíes de no tener valores.

El último caso maltrato que ha causado la indignación de los filipinos, la prohibición gubernamental de enviar más trabajadores a Kuwait y las declaraciones del Presidente Duterte ha sido el hallazgo en un congelador en Kuwait del cadáver de Joanna Demafelis, de 29 años, en la casa donde trabajaba como empleada de hogar para una pareja formada por un libanés y una siria, que se hallan en paradero desconocido. El cuerpo presentaba signos de violencia -costillas rotas y hemorragias internas- y tras la autopsia los forenses determinaron que había sufrido torturas y abusos sexuales. Se cree que el matrimonio musulmán abandonó la casa y el país en noviembre de 2016, por lo que el cadáver habría permanecido en el congelador durante más de un año.

Pero el Presidente de Filipinas Rodrigo Duterte se equivoca completamente al afirmar que los kuwaitíes no tienen valores. La población los recibe desde hace casi catorce sigue fielmente la religión del Islam y los valores hacia las mujeres y los extranjeros son los que el jeques en las mezquitas adoctrinan a la población. Al árbol se le conoce por sus frutos, y ya sabemos cuales son sus frutos, por mucho que los izquierdistas y apologistas del Islam lo quieran ocultar.

La activista política kuwaití, Salwa al-Mutairi, por ejemplo, está trabajando para conseguir que regrese la esclavitud sexual. En un video que publicó en internet explicó cómo ella preguntó a las más grandes autoridades del Islam que viven en la ciudad de La Meca, la ciudad más sagrada del Islam, sobre la legalidad de la esclavitud sexual y cómo todos le confirmaron que era perfectamente legítimo. Esta activista y ex candidata al Parlamento de Kuwait ha sugerido que se legalice en su país la esclavitud sexual como una forma de combatir el adulterio. Al Mutairi explica sus razones y argumenta que los hombres se ven, en muchas ocasiones, tentados por mujeres que no son sus esposas que les seducen y que pueden hacerles caer en sus redes. Por eso, en su opinión, las esclavas son la mejor opción a las relaciones extramatrimoniales.

Lo siguiente son extractos de un vídeo publicado por la activista política kuwaití Salwa Al-Mteiri, que se transmitió por Internet el 25 de mayo de 2011:

Salwa Al-Mteiri:

  • Le pregunté a un mufti saudí: ¿Cuál es la ley con respecto a las esclavas? El muftí me dijo que la ley exige que exista un país musulmán atacando a un país cristiano – perdón, un país no-musulmán – y tomando prisioneros de guerra. Le pregunté si estaba prohibido convertirlos en esclavos, y él dijo que el Islam no prohíbe la posesión de jóvenes esclavas. Todo lo contrario.
  • La legislación relativa a las esclavas no es la misma que para las mujeres libres. Las mujeres libres deben cubrir sus cuerpos, a excepción de sus manos y caras. La esclava debe cubrir desde el ombligo hacia abajo. Hay una gran diferencia entre las esclavas y las mujeres libres. Con una mujer libre, el hombre tiene que hacer un contrato de matrimonio, pero con una esclava – todo lo que tiene que hacer es comprarla. Esto es como si se casase con ella. Así que hay una diferencia entre las esclavas y las mujeres libres.
  • También, aquí en Kuwait, pregunté a eruditos religiosos y expertos sobre este tema, y ellos me dijeron que para el hombre promedio, el hombre buen religioso, la única manera de evitar las relaciones prohibidas con las mujeres es la compra de jóvenes esclavas.  
  • Tengo grandes esperanzas de que esa ley sea legislada. Al igual que ellos permiten tener criados, deberían permitir tener esclavas y legislar una ley adecuada a este respecto. No queremos que nuestros hijos caigan en el abismo de la fornicación y similar inmundicia, Alá no lo quiera. Alá que lega, las cosas saldrán bien.
  • Hay países como Chechenia, que están en guerra con otro país. En tal caso, deber haber prisioneras de guerra, así que ¿por qué no ir comprar a esas presas? ¿Es esto mejor para ellas que sacrificarlas allá? Id y comprarlas, y venderlas a los comerciantes aquí en Kuwait.

Salwa Al-Mteiri añadió que tener concubinas no está prohibido religiosamente, indicando que el Califa Haroun Al-Rashid (766-809 de la EC) estaba casado con una sola esposa pero poseía doscientas concubinas.

Cómo considera el Corán a la esposa, o las esposas del creyente musulmán

  • Corán 2:223: Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¡Temed a Alá y sabed que Le encontraréis! ¡Y anuncia la buena nueva a los creyentes!
  • Corán 4:34: Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Alá manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Alá es excelso, grande.

Las esclavas lo son para todo, para trabajar y para copular, para que el amo musulmán retoce y goce, y estas aún tienen menos derechos que las esposas

  • Corán 23:1:6: Bienaventurados los creyentes, que hacen su azalá con humildad, que evitan el vaniloquio, que dan el azaque, que se abstienen de comercio carnal, salvo con sus esposas o con sus esclavas en cuyo caso no incurren en reproche
  • Corán 4:24: Y las mujeres casadas, a menos que sean esclavas vuestras. Mandato de Alá! Os están permitidas todas las otras mujeres, con tal que las busquéis con vuestra hacienda, con intención de casaros, no por fornicar. Retribuid, como cosa debida, a aquéllas de quienes habéis gozado como esposas. No hay inconveniente en que decidáis algo de común acuerdo después de cumplir con lo debido. Alá es omnisciente, sabio.

Máximo cuatro esposas, pero esclavas, las que se puedan comprar

  • Corán 4:3: Si teméis no ser equitativos con los huérfanos, entonces, casaos con las mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro. Pero, si teméis no obrar con justicia, entonces con una sola o con vuestras esclavas. Así, evitaréis mejor el obrar mal.

Las esclavas pueden ser cambiadas por otras, como el cambio de un objeto

  • Corán 33: 52: En adelante, no te será lícito tomar otras mujeres, ni cambiar de esposas, aunque te guste su belleza, a excepción de tus esclavas. Alá todo lo observa.

Muhammad tiene permiso para todo:

  • Corán 33:50¡Profeta! Hemos declarado lícitas para ti a tus esposas, a las que has dado dote, a las esclavas que Alá te ha dado como botín de guerra, a las hijas de tu tío y tías paternos y de tu tío y tías maternos que han emigrado contigo y a toda mujer creyente, si se ofrece al Profeta y el Profeta quiere casarse con ella. Es un privilegio tuyo, no de los otros creyentes -ya sabemos lo que hemos impuesto a estos últimos con respecto a sus esposas y esclavas, para que no tengas reparo. Alá es indulgente, misericordioso.

Según estos “sabios” y líderes religiosos del Islam, la religión de Muhammad legitimiza a cualquier yihadista tomar como esclava, esclava sexual, a cualquier mujer que no sea musulmana y siendo natural de un país que está siendo atacado por los muyahidines.

Un país musulmán que ataca a uno cristiano, como Chechenia a Rusia, permite, según los juriconsultos y líderes religiosos del Islam, a los muyahidines chechenos vender esclavas rusas al mercado musulmán de Kuwait, en la que los devotos musulmanes kuwaitíes las venderán.

Los muyahidines podrán vender en los mercados de esclavas a las prisioneras que tomen de Filipinas, China, EEUU, España, Israel, Francia, y de todos los países en donde los yihadistas guerrean.

Las feministas no reaccionan ante toda esta barbarie, a no ser que su feminismo sea más una apariencia que una creencia y un sentir real, o puede que tengan miedo mortal al salafista y yihadista, o quizás consideren al musulmán una bestia con la que no se puede dialogar, o que no les importe realmente la situación de la mujer musulmana.

El silencio y la falta de crítica de las feministas europeas en general, y las españolas en particular contra esos “valores” del mundo musulmán recuerda el silencio de las corderas.

¡ Aún peor ! hay feministas que lo justifican, como Barbro Sörma política sueca, que se define como socialista y feminista y ha declarado que “es peor” cuando los hombres suecos violan a las mujeres en comparación a cuando los inmigrantes musulmanes cometen agresiones sexuales. Los hombres suecos que violan lo hacen a pesar de la cada vez mayor igualdad de género. Ellos hacen una elección activa”.

La política sueca socialista y feminista, Barbro Sörman, explicó que los hombres suecos son criados en una sociedad que cree en la igualdad de género y por lo tanto deben cumplir con los estándares más altos que los migrantes, que proceden de culturas donde las mujeres son tratadas como ciudadanos de segunda categoría. Barbro Sörman hizo esta observación en respuesta a la, según ella,  excesiva atención de los medios en el hecho de que la gran mayoría de las violaciones en Suecia son cometidos por inmigrantes musulmanes. [5]

Ahora las feministas pueden manifestarse contra las tiranías islámicas que maltratan a las mujeres, pero puede que más adelante algunas de ellas mismas sean tomadas como prisioneras de guerra y vendidas en un mercado de esclavas, para el goce del amo islámico que las compre, y ¿quién irá a rescatarlas en medio de Afganistán, Arabia Saudita, Yemen, Sudán, u otro país islámico?, ¡ si es que se sabe a que país han ido a parar !.

La legislación relativa a las esclavas no es la misma que para las mujeres libres. Las mujeres libres deben cubrir sus cuerpos, a excepción de sus manos y caras. La esclava debe cubrir desde el ombligo hacia abajo.

Recintemente el jeque jordano salafista Yasir al-‘Ajlawni, que ha vivido en Damasco durante 17 años, ha publicado un video en el que legitimiza la fatua, correcto desde la legalidad musulmana, en que se puede tomar como esclavas sexuales a las mujeres no-musulmanas, capturarlas y tener sexo con ellas. Unos meses antes, el predicador saudita Muhammad Al-Arifi emitió una fatua que permite a los yihadistas tener relaciones sexuales con las mujeres sirias cautivas pero lo limita a un par de horas con el fin de dar a cada combatiente un descanso. También el egipcio jeque Sheikh Ishaq Huwaini, dio una conferencia sobre las cautivas infieles, utilizando el término del Corán, Ghanima, “botín de guerra”, se tiene que se distribuido entre los yihadistas y las mujeres llevadas a “el mercado de esclavos, donde las esclavas y las concubinas son vendidas “Él también se refirió a las mujeres como” lo que posee su mano derecha “, diciendo:”. Usted va al mercado a comprar, y ella se convierte en su compañera legal, aunque sin contrato, un tutor, o cualquiera de esas cosas, y esto es acordado por el ulema …. En otras palabras, cuando quiero una de esclavas sexuales, voy al mercado y recoger cualquier mujer que deseo, y la compro”.

Todas aquellas relativistas morales y filoislamistas, filo Hamas, filo islamopalestinas, filo Hizbolá, de Occidente ya saben lo que les puede ocurrir si se trasladas hacia esos países en apoyo de los islamistas.

Izquierdistas y feministas, recordad que según el Islam, las mujeres libres tienen que ir cubiertas, exceptuando manos y caras, y sólo las esclavas tienen la obligación de cubrirse desde el ombligo a los pies. Las esclavas pueden ir descubiertas desde el ombligo hasta el pelo de la cabeza.

¿Cómo creéis que os consideran los islamistas cuando ven a las mujeres occidentales descubiertas, sin velo, o en bikini o bañador, o en topless en las playas?

Feministas e izquierdistas de salón si queréis apologizar y elogiar el Islam y despreciáis la cultura judeocristiana sería recomendable que fuerais una temporada a trabajar como domésticas en Kuwait, Arabia Saudita, Emiratos, y los países del Golfo. Tendríais una experiencia real de esos valores que nunca criticáis.

Barbro Sörman, feminista y socialista, y por ende “progresista” habla como una relativista moral, y lo peor, es que piensa como una supremacista y racista. En su pensamiento subyace la idea que el hombre étnicamente escandinavo –ario-, de substrato protestante y con cultura civilizada es superior, socio-cultural,  intelectual económica y éticamente a los bárbaros, “semianimales” árabes y musulmanes que son inferiores en lo socio-cultural, y en lo ético. Los suecos viven en una sociedad con gran mayor igualdad de género, y cuando violan, lo hacen por una elección activa, mientras que los árabes y musulmanes cuando violan lo hacen por una necesidad animal, como lo que son.Este es el pensamiento que subyace en esta progresista socialista y feminista, y en aquellas feministas e izquierdistas incapaces de criticar el Islam. Por lo que concluye Sörman que es peor la violación de una mujer por un (superior) sueco ario que la violación por un (inferior) árabe y/o musulmán.

Este racismo, que subyace en el discurso Barbro Sörman, está disfrazado y enmascarado de relativismo moral, multiculturalismo y sobre todo, buenismo.

El racismo de los “buenistas” europeos pretende “admitir, comprender, entender y justificar” el supermachismo islámico, sus grandes desigualdades de género, la violencia física del marido contra su/s  mujer/es, el de los hombres contra las mujeres “infieles” (cristianas) y las costumbres del salafismo y del yihadismo de las gentes que inmigran a las distintas naciones europeas, por que considera a esas gentes y su cultura inferiores y únicamente  respetan a estos migrantes por que los deprecian y los consideran inferiores étnica y culturalmente, juzgando que es imposible exigir a aquellos seres considerados inferiores un comportamiento de igualdad, respeto y tolerancia como la que es exigible a la sociedad europea.

El supremacismo y racismo europeo bascula entre su forma blanda -el buenismo- de los izquierdistas  y el duro, de exclusión y violencia criminal y genocida de la extrema derecha xenófoba y judeofóbica. El uno lleva al otro. Entre uno y el otro sólo dista el tiempo y el aguante de aquellos, hasta que la paciencia se agota, y “el río se desborda”, y de “muy al este se van al oeste”.

Esclavitud femenina en el Islam. El Presidente Duterte se equivoca, los kuwaitíes reciben valores