# Terrorismo

Falsedades de los apologistas del Islam

El Islam son más de 1.300 millones de creyentes, significa pacificación, sumisión total al único Dios (Alá) se basa en cinco Preceptos la salvación de todo musulmán que son los siguientes:

1. Creer en Dios (Alá), y Mahoma es el Mensajero (Profeta) de Dios.
2. Oración cinco veces al día.
3. La Limosna se debe dar al necesitado, puesto que todo viene de Alá.
4. El ayuno durante la celebración del Ramadán (el noveno mes del calendario islámico). Se rigen por calendario Lunar.
5. La peregrinación a la Meca, debe ser realizada al menos una vez en lavida.

Para acceder un musulmán al paraíso, se basa en la obediencia de estos Cinco Preceptos, estos cinco principios deben ser tomados literalmente de obediencia Al Coran. El Corán es el libro sagrado de los musulmanes, contiene las palabras reveladas por Alá a Mahoma (el Profeta) a través del arcángel Gabriel, contiene 114 suras o capítulos y 6.226 aleyas o versículos y se rigen por la Sharia ley islámica recogida en El Corán, tanto en el ámbito civil, familiar, religioso y estatal. Mahoma establece que está permitido asesinar a combatientes enemigos infieles y en el Corán es infiel todo el que NO es musulmán, es decir judios y cristianos. Esto le proporciona al yihadista la justificación para cometer los atentados terroristas islámicos.

También los niños no-musulmanes, de los también llamados “hijos de los idólatras” que fallecen antes de la pubertad van al Paraíso de Alá, a diferencia de sus padres (infieles) que si van directos al infierno. Por lo que los yihadistas sostienen aún podrían estar agradecidos los familiares de las víctimas infantiles. Es que el yihadista no tiene remordimientos de los asesinatos que perpetra en tierra de infieles para implantar la sharia, pues el responsable es Alá, Alá es quien mata. El fin del yihadismo es implantar por la fuerza el Califato Universal. El Corán dice que quien mata a un inocente es como si hubiera matado a toda la humanidad.

El crimen de Barcelona es como si hubieran asesinado a todo el mundo.” Los apologistas del Islam, después de cada atentado terrorista yihadista que se les invita a un plato de TV o bien se les entrevista, afirman que el Corán se opone a las masacres y matanzas, afirmando que el asesinato de un vida humana es un genocidio contra la humanidad entera, afirmando que esto está escrito en el Corán 5:32. Pero esta aleya (versículo) no se puede encontrar en ninguna copia impresa del Corán, ni por Internet, ES FALSO. Pero el texto coránico continúa en Corán 5:33-34: “Retribución de quienes hacen la guerra a Alá y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra. Quedan exceptuados quienes se arrepientan antes de caer en vuestras manos. Sabed, en efecto, que Alá es indulgente, misericordioso.” ¿Pero que pasa si un musulmán asesina a un no-musulmán? La vida de cualquier no-musulmán no es sagrada. La vida de un judío, cristiano, ateo, agnóstico, budista, musulmán “light”, no es sagrada, según el hadiz Sahih, en el cual Mahoma dice que la vida de un no musulmán no es sagrada. Aún más Mahoma también dio el veredicto (fatwa) que un musulmán no puede ser condenado a muerte por asesinar a un no-musulmán. La amplia mayoría de los eruditos musulmanes apoyan esta visión. Un musulmán peca cuando se relaciona con infieles-cristianos y judíostanto hombres o mujeres, siempre se casará con una musulmana sino vivirá impuro y en pecado. Para purificarse el musulmán a diferencia de cristiano que puede arrepentirse y confesarse para quedar sanado de alma.

Sin embargo para el musulmán para poder salvarse y poder acceder al Paraíso debe eliminar o matar a la persona o grupo infiel que le ha hecho pecar, ya que ejercía prácticas sexuales con hombres, debido a su homosexualidad no reconocida por ser pecado grave en El Corán y además morir mártir matando, como ocurrió en Orlando, Florida, EEUU, con Omar Matten, de nacionalidad estadounidense y origen afgano, que con el grito “Al·lahu-àkbar” (Alá es grande) empezó disparando un fusil de asalto ocasionando 50 muertos y 53 heridos -algunos en estado crítico- en el club gay nocturno “Pulse” hasta que los dispararon los agentes del Sherif. Los valores culturales del Islam y el Cristianismo son contrapuestos, no podemos aplicar nuestra lógica aristotélica para comprender porque se radicalizan y cometen estos bárbaros atentados sino sabemos lo anterior descrito.

En Europa en general y en España en particular para el Islam no se obedece a Mahoma, ya que en nuestra península Ibérica se encuentra el Al-Andalus, que para el Islam, es una tierra que ha hecho apostasía, está gobernada por infieles, por lo que es legítimo desde su punto de vista coránico para todo salafista (corriente islámica que ampara la acción yihadista )de atentar y asesinar su población, pues esta corrompe la tierra del Al-Andalus. Los salafistas son los que mantienen que para mantenerse puros hay que vivir como en los tiempos del Profeta. Hace diez años los informes de inteligencia se basaban en que los atentados terroristas yihadistas se organizaban en Países musulmanes de Oriente y los terroristas se trasladaban a Occidente a cometer los atentados. Pero la historia presente de los atentados yihadistas nos ha sorprendido comprobando que los autores provenian de la comunidad musulmana en el propio Occidente nacionalizados de segunda y tercera generación radicalizándose en poco tiempo al amparo de las nuevas redes sociales de comunicación.

Los curiosos o interesados acceden fácilmente a las páginas web de propaganda yihadista altamente avanzadas tecnológicamente, con sus videos cruentos, empleando técnicas basadas en hacer sentir el ánimo de ser importante, poder, lujo y sexo en los que quieren informarse en estas webs. Extrapolando podríamos afirmar que emplean los principios Froidianos en que sostienen que el hombre se mueve por la fama, poder o ánimo de ser importante, lujo y sexo. Intentan Inocular a los consumidores de estas web esos principios:

-Animo de ser importante: Guerreros de Alá, dirigentes del futuro Califato Universal, en que su muerte combatiendo les hace mártires para ir directamente al Paraíso con sus cuarenta vírgenes y panales de miel, mediante el Poder mediante las armas.

-Lujo aquí en la tierra con el Califato Universal y posterior alcance al del Paraíso.

-Sexo en la tierra, ya al amparo de la Sharia las mujeres están sometidas a la obediencia y placer de los combatientes de Alá.

Situación compleja con la que se encuentra Occidente y el resto del mundo no musulmán para detener este fenómeno de terrorismo, que los propios autores se encuentran en nuestra “propia casa” amparados por el “paraguas” de nuestras libertades legales de libre pensamiento y religión. Sin duda invito a reflexionar nuestros políticos para que tomen las oportunas medidas.

José Espadalé

Analista del Observatorio OCATRY (Observatorio contra la Amenaza del Terrorismo y la Radicalización Yihadista) de SECINDEF (Security, Intelligence and Defense) Israel-USA International Consulting Counterterrorism