# Terrorismo

Golpe islamista contra la Historia y la Razón

El 2 de julio de 2017 el islamismo, de la mano de los árabes “palestinos”, reclamará en la UNESCO, Hebrón y la Tumba de los Patriarcas como sitios palestinos.

La dirigencia árabe-palestina ha solicitado registrar  la Ciudad Vieja de Hebrón- incluida su Tumba de los Patriarcas de Am Israel  -en los que están enterrados Abraham, Yitzhak y Yaacov, Sara, Ribka, y Lea. Rahel está en Betlehem- como parte del “Estado de Palestina” en la próxima reunión del Comité de Patrimonio Mundial de UNESCO, programada del 2 al 12 de julio del 2017 en la ciudad polaca de Cracovia. [1]

Los países musulmanes, tanto sunnitas como chiítas, se oponen totalmente a la existencia de Israel y a reconocerlo como Estado judío, amenazando con una Yihad de destrucción. Desde el mismo inicio de la Independencia de Israel, esos países han llevado a cabo guerras para destruir Israel, en todas ellas han perdido ante el pequeño David, Israel, venciendo al Goliat (los países agresores árabes/musulmanes en versión moderna).

Los filisteos citados en la Biblia eran un pueblo indoeuropeo, cretense y que no tienen ningún tipo de relación ni parentesco con los árabes palestinos, cuyo significado  “invasores” (philistim: invasores) es lo único que tienen en común con los árabes “palestinos” que viven en Judea-Samaria  (Cisjordania) y Gaza. Los antiguos filisteos desaparecieron como tantos otros pueblos de la Historia.

Los “filisteos” en versión moderna, que a diferencia de los que son citados en la Biblia, habiendo perdido Goliat su fuerza de combatir frontalmente emplean el terrorismo in situ, en el territorio israelí. Los movimientos árabes y/o islamistas, tanto los islamonazis de Hizbulá –chiíta y de obediencia iraní- como Hamás, OLP, sunitas que reciben financiación de países árabes y musulmanes tanto sunitas como chiítas, dirigidos y financiados por Arabia Saudita, Turquía, Qatar, Emiratos Árabes, la República Islámica de Irán, son conscientes que perderían una guerra frontal contra Israel en caso de llevarla a cabo, y que les resultaría muy costosa económicamente, es por lo que emplean el terrorismo a través del caballo de Troya -los palestinos-, llevando a cabo una guerra asimétrica y mucho más barata contra la población judía, con el objetivo de debilitarla y amedrentarla y fomentar la emigración de los judíos israelíes hacia otros países a través de la fatiga y miedo a los asesinatos salafistas – yihadistas. Este terrorismo islámico, que está creciendo en Europa, también tiene como objetivo conseguir la desviación de enormes recursos económicos a Israel en defensa y protección.

Debido al conflicto intra sunnita entre Arabia Saudita y Qatar, parte de la directiva de Hamás establece su sede en Turquía, organización sunnita que también recibe ayuda y armamento de la chiíta República Islámica de Irán.

El terrorismo islámico no consigue sus objetivos en Israel a pesar de sus mortales zarpazos, todo lo contrario, Israel recibe cada día nuevos olim (judíos de la Diáspora que suben y vuelven a Israel para vivir y asentarse en la tierra del judaísmo y de la nación judía), siendo el saldo migratorio positivo para Israel.

Ahora el islamismo recurre a la distorsión histórica para deslegitimizar a Israel en el plano religioso e histórico, falsificando la historia, afirmando falsamente que la tierra de Israel, como Yerushalayim y la tumba de los Patriarcas pertenece a la herencia musulmana palestina, cuando en realidad el Islam aparece milenios después del judaísmo. El Islam nace en el año 622 de la EC y sus tropas árabe musulmanas bajo el mandato de Omar ibn al-Jattab, el Segundo Califa Rashidun, invadirán Tierra Santa –Israel- el año 636 a partir de su victoria en la batalla del Yarmouk, y conquistarán Yerushalayim (Jerusalem) el año 637 tras un largo asedio que fue rendida por el patriarca Sofronio I. Omar (Umar) permitirá vivir a los judíos bajo el estatus de dhimmies, ciudadanos sometidos y de segunda clase, tolerará vivir a los dhimmies, lo que tenía como objetivo inmediato no desviar recursos para guerrear contra los dhimmies (judíos y cristianos) en el amplio y vasto territorio conquistado y que crecía vertiginosamente bajo la Espada del Islam, y a su vez disfrutar de trabajadores cualificados (judíos y cristianos), mucho más cualificados y capacitados en conocimientos y habilidades que el de los semi analfabetos camelleros árabes del desierto, cuyas habilidades iniciales se reducían en guerrear, asesinar y violar las prisioneras. El objetivo último de la dhimmitud era que aquellos (judíos y cristianos) en varias generaciones se convirtieran finalmente al Islam en los amplios territorios invadidos debido a las presiones a que eran sometidos los dhimmies..

¿A qué se debe esta obsesión enfermiza en querer destruir Israel?

La emancipación del pueblo judío, y su culminación en la recuperación parcial de su tierra, Eretz Israel, provoca el miedo teológico del Islam al ver el incumplimiento de las profecías musulmanas recopiladas en el Corán y los hadices [2]  sobre el pueblo judío: “La Hora no vendrá hasta que los musulmanes combatan con los judíos y los maten. Los judíos se esconderán detrás de rocas y árboles, y estas rocas y árboles dirán: ¡‘Oh, Musulmán, Oh, siervo de Alá! ¡Hay un judío detrás mío, venid y matadlo!’ (Todos los árboles dirán esto con excepción de gharqad (lycium), ya que es un árbol de los judíos)”. Los hadices profetizan en los últimos días que todos los judíos y cristianos que no se conviertan al Islam serán exterminados y toda la tierra será musulmana.

Las profecías del Islam, recopiladas en el Corán y los hadices anuncian que en Dabiq, pequeña ciudad del norte de Siria, ocurrirá la batalla final antes del Fin de la Hora, del fin del mundo, un Armagedón musulmán, en el que se enfrentarán las fuerzas del Islam capitaneadas por Isa Ibn Maryam (Jesús, hijo de María. El Hijo de Dios, para la cristiandad) contra las tropas cristianas comandadas por el Papa de Roma. En esta batalla se resolverá al final el conflicto del Islam contra los infieles (judíos y cristianos). Las tropas musulmanas, comandadas por Isa Ibn Maryam (Jesús de Nazaret), vencerán a los 12 ejércitos cristianos y obligarán a judíos y cristianos a convertirse al Islam, destruirán sinagogas e iglesias y cruces; y aquellos judíos y cristianos que no se conviertan al Islam serán pasados por las armas por el mismo Isa Ibn Maryam (Jesús de Nazaret). Los hadices de Al Bujari y Muslim dicen textualmente que “Jesús romperá la Cruz y matará él mismo a los cerdos cristianos”. [3]

Es la existencia de Israel, el judío de las naciones, la causa de tantas obsesiones en la dirigencia religiosa-política no sólo de los mulás y ayatolás de Irán, país lejano de Israel y que no tiene fronteras en común, sino la de todos los islamistas sin excepción.

El discurso religioso no es entendible ni aceptado en un Occidente cada vez más distante de la religión y más laico. Es por lo que los árabe-palestinos emplean el alegato territorial, la pretendida ocupación sionista de tierras palestinas.

Origen del conflicto

Para aquellos que no conocen los textos sagrados del judaísmo, del cristianismo y del Islam pueden parecerles el tema irresoluble, infantil y absurdo, en el mejor de los casos. Lo sería si no fuera que es la causa de tanta violencia contra Israel y contra los judíos. La obsesión de deslegitimizar la herencia religiosa de Israel por parte de la Autoridad Palestina y  de los países musulmanes nace en lo profundo de la historia y es a ella que nos remontamos ya que los argumentos proporcionados por estos se basan en la distorsión de la historia religiosa.

En la puesta del sol del jueves 31 de agosto de 2017, que tiene lugar al término de la peregrinaje anual a La Meca del año 2017, los musulmanes celebrarán el Eid al-Adha,  en recuerdo del cordero que Abraham degolló como sacrificio a Dios, en lugar de su propio hijo. Eid al-Adha es un intento de engaño para reemplazar la historia del sacrificio de Yitzhak por parte de Abraham, que sigue la historia de la expulsión de la esclava Hagar y su hijo Ishmael al desierto, con una revisión musulmana que coloca a Ishmael, padre de los árabes, en ese altar en el Monte del Templo.  El relato histórico describe que habiendo salido el patriarca Abram de Ur Casdim [Ur de los Caldeos] pasa por el país (Eretz Israel) hasta llegar a Shejem y es en el encinar de Moré que recibe la promesa divina de que a su simiente le dará la posesión de la tierra de Cnaán [Canaán]. [Bereshit /Génesis 11:31-12:7]

La alusión de Abraham a Eliezer, su mayordomo, como posible heredero [4] queda iluminada por las tablillas de Nuzi [5]. El Eterno estableció un Pacto con Abram diciendo: “A tus simiente di esta tierra desde el río de Egipto hasta el gran río Eufrates” [Bereshit 15: 7, 13-16, 18-21].  Y Saray, mujer de Abram, no le daba hijos, y tenía una sierva egipcio que se llamaba Hagar. Entonces Saray le dijo a Abram: “He aquí que el Eterno me ha impedido tener hijos. Ruégote te llegues a mi sierva y quizá yo pueda sí lograr hijos” [Bereshit/Génesis  16:1-2] Es el equivalente en versión moderna de madre de alquiler, Hagar sería el vientre de alquiler y el padre Abram y la madre Saray. Todo esto estaba avalado y legitimizado por la ley de la época, lo que queda ilustrado en las tablillas de Nuzi. Era entonces la costumbre y ley que si la propia esposa daba hijos a su marido, no podía tener otra esposa; en caso contrario, de que la esposa (Saray) no le diese hijos, el marido (Abram) podía tomar otra esposa entre las esclavas, (Hagar) hasta tener descendencia (Ishmael). En todo caso, si la esposa llegaba después a tener un hijo (Yitzhak), era el de la libre (Saray) el que debía heredar como primogénito (Yitzhak), aunque fuese de menor edad respecto al de la esclava (Ishmael, de Hagar), también tenía algo que heredar el hijo (Ishmael) de la esclava (Hagar). La mujer sierva y vientre de alquiler, Hagar, quedó embarazada y menospreció a su señora, Saray, por lo que ésta se quejó a Abram de la conducta insolente de aquella y pidió a Abram que juzgase el Eterno entre él (Abram) y ella  (Saray). Abram le dio consentimiento total para hacer con ella lo que mejor le pareciese; Saray la maltrató y Hagar huyó.

El ángel del Eterno le dijo a Hagar: “Vuelve a tu señora y sométete a su mano” y añadió “Multiplicaré de tal modo tu simiente, que no podrá ser contada por su magnitud. He aquí que has concebido y tendrás un hijo al que le darás el nombre de Ismael, porque el Eterno escuchó tu aflicción. Y será un indómito hombre entre los hombres. Su mano será contra todos y la mano de todos será contre él, y morará frente a todos sus hermanos”.Y parió Hagar a un hijo (Ishmael) a Abram, y éste tenía 86 años. [Bereshit 16]. Trece años más tarde, se volvió a aparecer el Eterno a Abram con quien establecerá Su Pacto y le multiplicará sobremanera, y el Pacto será sólo con Abram y su simiente, Pacto Eterno, cambia los nombres de Abram y Saray a Abraham y Sara, respectivamente,  y le pide que guarde el Pacto del Brit, de la circuncisión de todo varón al octavo día, y el pacto será con Yitzhak, el futuro hijo de Sara, y “Yo estableceré Mi Pacto con Yitzhak por siempre y con su simiente después de él” … Pero Mi Pacto lo afirmaré con Yitzhak que Sara te dará al tiempo señalado el año próximo”.[Bereshit 17]. Más tarde, el ángel le dirá a Abraham y a Sara que ésta tendrá un hijo y que todos los pueblos de la tierra serán bendecidos en él, (la descendencia de Yitzhak).

A los cien años de edad Abraham tuvo de Sara su hijo Yitzhak al cual circuncidó al octavo día, como D-s le había ordenado. [Bereshit 21], creció Yitzhak,  lo habitual en aquellos tiempos era dar el pecho al bebé hasta que cumpliera tres años, fue destetado, y como era costumbre en la época, el padre, Abraham, ofreció un gran banquete para celebrarlo. Sara vio que Hagar, la esclava egipcia y madre de Ishmael, se burlaba de ella, por lo que le dijo a Abraham: “Echa a esta sierva y a su hijo, ya que el hijo de esa sierva no heredará con mi hijo Yitzhak”. Eso disgustó mucho a Abraham, por causa de su hijo Ishmael. Pero le dijo D-s a Abraham: “No debes disgustarte por lo del muchacho y tu sierva. Presta atención a todo lo que te dijere Sara, porque a través de Yitzhak se engrandecerá tu simiente, y también del hijo de tu sierva haré un pueblo grande porque también es tu simiente”. Más de dos siglos antes del Código de Hammurabi, el rey de Ur de los Caldeos hacia mediados del siglo XXI antes de la EC, se hizo amo de la región de Isín y Mari, se estableció el Código de Lipit-Ishtar, que sirvió de instrucción legislativa durante siglos en la época y zona. El Código de Lipit-Isthar era un código legal compilado en tiempos del rey sumerio de Isín Lipit-Ishtar (c. 2112 – 2046 a. EC). Fue promulgado cuando Isín aún era la potencia hegemónica de la Baja Mesopotamia, y estaba escrito en sumerio. Constaba de unos 50 artículos o apartados que trataban sobre propiedad, alquiler, tratos con esclavos, relaciones familiares, herencia, difamación, cuidado y trabajo de las tierras agrícolas y daños causados por animales. El artículo 25 del Código Lipit-Isthar establecía que: Si a un hombre casado su esposa le da niños y esos niños están viviendo, y una esclava también le da niños de su amo pero el padre concedió la libertad a la esclava y los niños de ella, los niños de la esclava no dividirán la propiedad con los niños de su amo anterior. [6].

Esta situación en versión moderna sería el equivalente al de una mujer vientre de alquiler que reclamase la posesión del hijo que ha parido en contra del compromiso legal de los padres que la contrataron, y que estos cediesen finalmente a pesar de tener la ley a su favor. El padre biológico ya no tendría relación paterno-filial ni autoridad con el bebé, así como éste de mayor no tendría ninguna obligación con su padre biológico. En la historia de nuestros Patriarcas, Abraham da la libertad a la esclava Hagar, por lo que el hijo de ella, Ishmael no tendrá ningún derecho a la herencia de Abraham y no será contado como hijo legal, sólo como hijo biológico, pero no legal. Abraham ya no tendrá autoridad ni derechos sobre Ishmael, y éste no tendrá ninguna obligación ni derechos hacia aquel. Ishmael será hijo legal únicamente de Hagar. El único hijo legal de Abraham será Yitzhak. Abraham únicamente tendrá obligaciones y derechos respecto de Yitzhak y viceversa. Todo esto según las leyes de la época.  Y aconteció tiempo después que D-s puso a prueba a Abraham, diciéndole: “¡Abraham! Toma a tu hijo Yitzhak, tu hijo único, a quien amas, y vete a la tierra de Moriyá y ofrécelo allí en holocausto sobre una de las montañas que te indicaré”. [Bereshit 22:1-2]

En el Corán 37:99-109 [7] se relata el sacrifico del hijo de Abraham, pero en ningún momento se cita ningún nombre del hijo. La tradición islámica afirma que el que iba a ser sacrificado era Ishmael. Esta tradición se basa en el falso argumento de que el texto de la Torah en Bereshit 22:1-2 cita Toma a tu hijo Yitzhak, tu hijo único, a quien amas, y vete a la tierra de Moriyá y ofrécelo allí en holocausto sobre una de las montañas que te indicaré”. Ya que el Islam afirma que el “Tawrat”, la Torah, contiene parte de la revelación divina pero que ha sido tergiversada y adulterada por los “malvados” judíos. Toman como referencia el texto “toma a tu hijo, a tu único hijo Yitzhak”, según la versión islámica, aquí debería decir “Ishmael”. Afirman que los judíos cambiaron el nombre y conservaron la palabra “único”, lo que denota el error, según los musulmanes,  y pone en evidencia la adulteración del texto. Los musulmanes afirman que el único hijo en aquel momento era Ishmael, pues si hubiera sido Yitzhak habría dicho: “toma a uno de tus dos hijos”. Pero sabemos que por la ley de la época [artículo 25 del Código de Lipit-Isthar], sólo Yitzhak tenía el derecho y obligación de ser declarado hijo de Abraham, y era él único hijo. Ishmael ya no era considerado hijo legal de Abraham al haber sido liberada su madre Hagar. Eruditos musulmanes del Islam reconocen que en los albores del Islam, algunos de los Compañeros de Muhammad se inclinaban a decir que el que iba a ser sacrificado era Yitzhak. [8]. Resulta muy extraño el “olvido” de Alá y de Muhammad de no citar explícitamente el nombre del hijo que iba a ser sacrificado. Lo lógico y correcto hubiera sido que Alá y Muhammad corrigieran el pretendido error de los judíos, según el Islam,  tremendo error de la Torah que nombra a Yitzhak y hubieran declarado que Abraham iba a sacrificar a Ishmael. El que calla otorga. El silencio del Corán otorga la verdad a la Torah, aunque no es necesario su silencio ni sus palabras para saber que el único hijo era Yitzhak. La Torah cita, milenios antes que naciese el Islam, a Yitzhak como el que iba a ser sacrificado por Abraham, y el Corán calla. Es posteriormente cuando los líderes religiosos del Islam, haciéndose realidad la frase del líder nazi Joseph Goebbels: “Una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”.

La mentira de que “Abraham iba a sacrificar a Ishmael” se ha convertido en una verdad en el imaginario musulmán después de repetirse miles de miles de millones de veces.

El discurso religioso no es entendible ni aceptado en un Occidente cada vez más distante de la religión y más laico. Es por lo que los árabe-palestinos emplean el alegato territorial, la pretendida ocupación sionista de tierras palestinas.

Mientras que naciones o pueblos como los irlandeses, escoceses, catalanes, vascos, corsos, bretones, y otros existían antes de la aparición del Reino Unido, España, Francia, etc., nunca existieron en la tierra de Israel (el actual estado, junto con Judea y Samaria) “palestinos”. En la tierra de Israel, los árabes, pretendidos “palestinos” bajo la ocupación turca se autodenominaban “árabes” y nunca, pero nunca “palestinos”, todos ellos proceden de Arabia, Jordania, Líbano y Egipto, ellos eran y son los ocupantes árabes, nunca tuvieron el nombre de palestinos, más cuando el fonema “p” no existe en árabe y el nombre de Palestina fue dado por el emperador romano Adriano al territorio de Israel con el intento de desjudaizar a la rebelde “provincia de Judea”.

Los árabes que llevaron la conquista musulmana fueron y son los ocupantes y colonizadores de Israel. Los judíos que retornan a su tierra son los indígenas y auténticos nativos.

En absoluto la naturaleza del conflicto es territorial, es religiosa. La naturaleza de cualquier conflicto la establece el agresor. Todos los grupos árabe-palestinos, Hamás, Al-Fatah (aunque este se cubra con un relativo pelaje de nacionalismo territorial) propugnan la destrucción de Israel como victoria para el Islam.

Los antisemitas europeos, nostálgicos de las persecuciones contra los judíos, muchos de ellos con ropaje de extrema izquierdista, otros de progresista y otros de defensores de los débiles, se unen a los salafistas y yihadistas en su guerra contra Israel, desde el BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones) al apoyo económico e ideológico de Hamás y Al-Fatah. A todos ellos les une el antisionismo, versión moderna del antisemitismo y la judeofobia, el odio a la alteridad y a la diferencia y son totalmente indiferentes a los crímenes que las organizaciones y países islamistas cometen contra sus propias poblaciones y también contra los mismos árabes mal llamados “palestinos”.

Los países de matriz cristiana, de substrato judeo cristiano no son conscientes que el interés por distorsionar la historiador parte de los islamistas, abanderados por la Autoridad Palestina, es deslegitimar a Israel, lo que para los islamistas sería una victoria que les serviría para afianzar, y legitimizar, ante sus correligionarios la expansión de la Yihad en esos países que han perdido sus raíces.

NOTAS

[1] http://www.jpost.com/Arab-Israeli-Conflict/Palestinians-to-claim-Tomb-of-Patriarchs-on-UN-Heritage-List-497033

Los 21 miembros del Comité que tienen que aprobar la propuesta árabe islámica son: Angola, Azerbaiyán, Burkina Faso, Croacia, Cuba, Filipinas, Finlandia, Indonesia, Jamaica, Kazajstán, Kuwait, Líbano, Perú, Filipinas, Polonia, Portugal, República Unida de Tanzanía, Vietnam y Zimbabwe.

[2] Los hadices son los dichos y las acciones de Muhammad (Mahoma) -y de los imanes en el caso de los chiítas- relatadas por sus Compañeros y compiladas por los jurisconsultos musulmanes les sucedieron. Los hadices son el pilar fundamental de la Sunna, la segunda fuente de la ley musulmana después del Corán y que significa, literalmente, “conducta, manera de comportarse” o “costumbre”.

[3] Revista Oficial del Estado Islámico. Páginas 46 a 63 de DABIQ 15. 1437 Shawwal.
https://azelin.files.wordpress.com/2016/07/the-islamic-state-e2809cdacc84biq-magazine-1522.pdf

http://www.gees.org/articulos/por-que-la-obsesion-enfermiza-de-destruir-israel#sthash.HEc0bnIE.dpuf

[4] Bereshit/Génesis  15:2-4: Y contestó Abram: “Oh D-s Eterno, ¿qué me darás? Yo ando sin hijos y mi heredero es este Eliézer de Damasco”. Y añadió Abram:“He aquí que no mediste simiente, por lo cual me heredará el criado de mi casa”. Fue entonces la palabra del Eterno, diciéndoles: “No será él tu heredero, sino el que salga de tus entrañas”.

[5] Tablillas de Nazi

Nuzi era un centro administrativo hurrita no muy lejos de la capital hurrita en Kirkuk, en el norte de Irak. Los hurritas son equivalentes a los horeos en el Antiguo Testamento, también llamado heveos y jebuseos. Las excavaciones se llevaron a cabo en Nuzi por equipos de Estados Unidos de 1925 a1933. El principal hallazgo fue más de 5.000 familiares y archivos administrativos que abarca seis generaciones, ca. 1450-1350 aC. Se ocupan de las instituciones sociales, económicas, religiosas y jurídicas de los hurritas

http://www.biblearchaeology.org/post/2006/02/27/Great-Discoveries-in-Biblical-Archaeology-The-Nuzi-Tablets.aspx#Article

http://arbblica.blogspot.com.es/p/tablillas-de-nuzi.html

http://www.biblia.work/diccionarios/nuzi/

Arqueología bíblica. G. Ernest Wright

https://books.google.es/books?isbn=8470574531

Dos lugares de interés arqueológico: Mari y Nuzu

Tabletas de Nuzi

Efectivamente, en las tabletas de Mari de los s. XIX y XVIII a.C., aparece el nombre de Abraham; y en general, los nombres de los Patriarcas se asemejan a los nombres amoritas (amorreos) de dichos textos.

Asimismo, se encuentran referencias a la tribu nómada de los benjaminitas.

Los documentos excavados en Nuzu presentan un cuadro de la vida social y económica de una ciudad del norte de Mesopotamia, del s. XV a.E.C., entre los cuales se han descubierto paralelismos con las costumbres y usos legales de los textos bíblicos Patriarcales.

https://rsanzcarrera2.wordpress.com/2009/01/19/dos-lugares-de-interes-arqueologico-mari-y-nuzu/

 

[6] 1860 BC: The Code of Lipit-Ishtar “The ancient Sumerian Code of Lipit-Ishtar unwittingly gives us a peek into some real problems Sumerians faced about 2000 years before the birth of Christ..                       http://www.duhaime.org/LawMuseum/LawArticle-1367/1860-BC-The-Code-of-Lipit-Ishtar.aspx

Ishmael and Esau: Marginalized Men of the Bible. 2006 State University of New York Press, Albany https://www.sunypress.edu/pdf/61278.pdf

Law in The Ancient World. Raymond Westbrook. Model Syllabus and Sources. Revised 2005http://www.pf.uni-lj.si/media/katja.skrubej.westbrook.pdf

Martha T. Roth, Law Collections from Mesopotamia and Asia Minor. Atlanta: Scholars Press, 1995

[7]   Dijo: “¡Voy a mi Señor! ¡Él me dirigirá! ¡Señor! ¡Regálame un hijo justo!”Entonces, le dimos la buena nueva de un muchacho benigno. Y, cuando tuvo bastante edad como para ir con su padre, dijo: “¡Hijito! He soñado que te inmolaba. ¡Mira, pues, qué te parece!” Dijo: “¡Padre! ¡Haz lo que se te ordena! Encontrarás, si Alá quiere, que soy de los pacientes”. Cuando ya se habían sometido los dos y le había puesto contra el suelo… Y le llamamos: “¡Abraham! Has realizado el sueño. Así retribuimos a quienes hacen el bien”. Si, ésta era la prueba manifiesta. Le rescatamos mediante un espléndido sacrificio y perpetuamos su recuerdo en la posteridad. ¡Paz sobre Abraham!

[8] El sacrificio de Abraham: Isaac o Ismael (P) ¿. Mu h ammad Ghoniem & MSM Saifullah

El Dictamen del c Ulum al- Hadiz. Como cuestión de hecho, hubo un debate entre los eruditos musulmanes si el sacrificado era Isaac (P) o Ismael (P) . Sin embargo, el estudio crítico de los informes nos permite dirigimos conclusiones seguras. Esta es la opinión de un estudioso de la Ciencia del Hadiz: La verdad es que las informaciones de que los sacrificados es Isaac son parte de la Israiliyyat debido a la Gente del Libro, que se transmite por los que se convirtieron entre ellos como Ka c b al-A h bar y se transmitió de los conversos por algunos Compañeros y seguidores [Tabi  Onu] como señal de confianza. Más tarde, los estudiosos que vinieron después de ellos fueron engañados por estos informes y apoyaron que el sacrificado fue Isaac (P). Cada libro de la exégesis [tafsir] o una biografía o historia se menciona el argumento de que se llevó a cabo entre los Salaf. Sin embargo, algunos de los libros seguiría el argumento exponiendo la verdad y otros no añadir ningún comentario, ya sea por convicción o entrega de estos informes.

http://anderbal.blogspot.com.es/2013/10/el-sacrificio-de-abraham-isaac-o-ismael.html

http://porisrael.org/2016/09/13/yitzhak-o-ishmael/