# Geopolítica

Hacia una asociación estratégica: Las inversiones de China en América Latina II Parte

  1. Minería

En el sector de la minería, los avances chinos han seguido un patrón similar al del petróleo, con la expansión inicial impulsado principalmente por fusiones y adquisiciones de empresas pequeñas, con derechos a reservas establecidas. El país en que los chinos han avanzado más en minería es Perú. La compra en 1991 de un mina en Marcona por la empresa china Shougang fue una de las primeras inversiones grandes por parte de una entidad china en la región. En los últimos años, las empresas chinas han expandido su presencia en el país de una forma significativa, adquiriendo derecho a las minas Toromocho, Galeno, Pampa del Pongo, Río Blanco, y las Bambas, entre otros. Los compromisos para desarrollar tales minas representan casi un tercio de la inversión pública en Perú, uno de los sectores más importante en la economía del país (RPP Noticias, 2015). En Ecuador, por medio de la adquisición de la empresa Corriente, un consorcio chino se ha posicionado para desarrollar una zona minera importante en el sur del país, para incluir la mina Mirador. En Brasil, las empresas chinas Honbridge Holdings y ECE Minerals han comprado derechos a desarrollar yacimientos importantes en el país, aunque han tenido dificultad en competir con el gigante brasilero CVRD, que controla la infraestructura vial necesaria para llevar los productos mineros a los puertos para exportarlos. En Argentina, la presencia minera de China ha sido modesta, con solo un proyecto chino importante: China Metallurigal Corporation, la cual esta estancada por varios problemas. Sin embargo, en los últimos años, las empresas chinas han adquirido intereses importantes en proyectos grandes, por ejemplo la compra por Shandong Gold por US$960 millones de dólares del 50% de la mina Veladero. (Barrick and Shandong, 2017). Entre estos también cuentan actividades chinas en minas de litio y nitrato de potasio. En Octubre de 2017, la empresa Sinochem publicó su intención de adquirir un interés mayoritario en la empresa SQM para US$4.5 mil millones de dólares, desde la empresa Canadiense Potash, dándole derechos a los grandes reservas de litio en el norte de Chile (La Tercera, 2017). En Jamaica y Guyana, las empresas chinas han adquirido interés en minas de bauxita, clave para fabricar aluminio. Al igual que en el sector de petróleo, hay proyectos de minería con intereses chinos minoritarios, pero que tienen importancia estratégica. En 2011, por ejemplo un consorcio China pagó US$1.95 mil millones de dólares para adquirir el 15% de la empresa CBMM, otorgándole interés en una mina en Brasil, del metal de tierra rara niobium (Kinch, 2011). Las dificultades que han tenido las empresas chinas en minería son similares a sus desafíos en el sector del petróleo, con problemas de operaciones en áreas con presencia estatal limitada, impactos en el medio ambiente, y expectativas de las comunidades locales difíciles de cumplir. Igual como en el sector de petróleo, las empresas chinas han tenido dificultades en la minería en América Latina desde el comienzo, con la anteriormente mencionado mina de Shougang en Marcona, por un combinación de la inexperiencia de Shougang y sus dificultades dentro de China, hubo controversias con el gobierno de Perú por su manera de botar desechos y por inversiones incumplidas. Shougang tuvo paros frecuentes, y conflictos casi constantes con la comunidad local. Después de Shougang, La mina Río Blanco en Piurua, comprada por la empresa Zijin desde Monterrico Metals en 2007, generó problemas similares; la comunidad local temía que la mina pudiese quitar o contaminar el agua que necesitaban para sus actividades agrícolas, o impactar la economía basada en la pesca y turismo que la sostenía. En el fin, la controversia y la violencia que generó obligó el estado peruano a suspender la licencia para continuar el proyecto (El Comercio, 2011). Preocupaciones medio ambientales también generaron protestas sociales que pararon el desarrollo de la mina Sierra Grande en Argentina (La Nación, 2010), y Mirador en Ecuador (El Universo, 2012), y la mina Lupe en Puebla, México (Aldo, 2012). También había problemas en Bolivia en una mina en Oruro operada por la empresa china Jungie en noviembre 2014, dado un accidente con una reserva para desechos en la mina de (Los Tiempos, 2014), entre otros. Aunque tales desafíos son comunes en el sector, hay diferencias entre las empresas chinas en gestionarlas. China Minmetals, por ejemplo, ha tenido múltiples problemas en sus relaciones con la comunidad local, desde pagar US$5.85 mil millones de dólares para adquirir la mina Las Bambas en abril de 2014, hasta protestas en septiembre de 2015 que resultaron en múltiples muertos y que obligaron al gobierno peruano a declarar un estado de emergencia en partes de los departamentos de Apurimac y Cusco (Perú 21, 2015). Por otro lado, China Aluminum Corporation (CHINALCO), una empresa de tamaño y sofisticación comparable, contrató un buen gerente local y buenos consultores, con el fin de convencer exitosamente a un pueblo de 5.000 personas, de reubicarse desde su pueblo situado por encima de la mina, a otro lugar.

  1. Agricultura

El interés chino en el sector agrícola es impulsado por la necesidad de alimentar su población de 1.379 millones de personas (al 2016). China tiene fuertes límites en cuanto a terreno y agua disponible en su territorio nacional. Para responder a este desafío, China importa grandes cantidades de insumos agrícolas básicos desde América del Sur, entre otras partes del mundo. Las importaciones incluyen frijoles de soya para alimentar cerdos y vacas, y pescado para harina de pescado, para alimentar pollos. Varias empresas agrícolas chinas, como Beidahuang State Farms, Chongqing Grain (MercoPress, 2011), y Sanhe Hopeful han lanzado proyectos de logística agrícola, principalmente en Brasil y Argentina, para escapar de la dependencia de las empresas agroindustriales multinacionales en la importación de insumos, tales como ADM, Bunge, Cargill, y Dreyfuss. Sin embargo, tales proyectos chinos han experimentado muchas dificultades (Ellis, 2015). De forma parecida a su manera de entrar a los sectores de petróleo y minería, desde 2014, las empresas chinas han utilizado adquisiciones para obtener infraestructura logística y tecnología agrícola importante. Algunas transacciones significativas al respecto incluyen la compra de Nidera y H.K. Noble por COFCO, y la adquisición de refinerías de azúcar en Jamaica en 2010 (Jamaica Gleaner, 2011) y el intento en 2017 de comprar la refinería Revati de Renuka, en Brasil (Gomes, 2017). En otro sector, también en Brasil, Pengxin ha adquirido las empresas agroindustriales Fiagril y Belagricola por un total de más de US$500 millones de dólares (Ellis, 2017). En el sector pesquero, la empresa hongkonesa China Fisheries Group ha comprado una parte significativa de la flota pesquera peruana para expandir su cuota. Al igual que en los otros sectores, en la mayoría de los casos donde las empresas chinas han establecido una operación en la región, la gestión local ha sido problemática.

Los operaciones de Nidera en Brasil sufrió pérdidas importantes, obligando a COFCO a considerar vender la empresa (Wu and Zhu, 2017). La empresa Complant en Jamaica tuvo que despedir su primer administrador por sus dificultades con los productores locales, de quienes dependía para abastecer su refinería de azúcar. Luego tuvo que cerrar una de sus plantas, Monymusk (Jamaica Gleaner, 2016). También, después de sus múltiples adquisiciones, China Fisheries Group en Perú también entro en bancarrota (Fitzgerald, 2016).

  1. Construcción

Los proyectos de construcción también han ocupado un rol importante para China en su política comercial hacia América Latina y el Caribe. Inicialmente, los constructores chinos realizaron proyectos regalados por su gobierno a países socios con el fin de establecer o mantener relaciones diplomáticos con China. Con el acuerdo informal de 2008 entre los lideres de China y Taiwán de suspender la lucha mientras buscaban mejorar los relaciones entre los dos países, y avanzar en las relaciones con países antiestadounidenses como Venezuela, el enfoque de proyectos de construcción por parte de las empresas chinas cambió. Los nuevos proyectos se realizaron principalmente en los países del ALBA y el Caribe, cuyos lideres estaban dispuestos a hacer acuerdos gobierno-gobierno para convenir los requisitos de licitaciones tradicionales. La mayoría han sido enfocado en vías, ferrovías, puentes, y plantas eléctricas (para incluir hidroeléctricas, termoeléctricas, y granjas de paneles fotovoltaicos, y energía eólica). En el último año, una de las oportunidades más importantes para las constructoras chinas ha surgido por el detenimiento de la empresa Odebrecht por problemas legales, competidor principal de las grandes empresas chinas de construcción En Colombia, por ejemplo, la empresa Sinohidro, ofrece asumir un contracto que previamente perdió Odebrecht, para obras en el río Magdalena (El Tiempo, 2017). Aunque los proyectos de construcción de infraestructura a gran escala han recibido mucho atención mediática, hasta ahora, casi ninguno de esas proyectos han sido realizados. Los ejemplos incluyen el Canal de Nicaragua, y “canales secos” propuestos para conectar los océanos Atlántico y Pacífico por el sur de México, Honduras, Guatemala, y Colombia. Aunque se habla de compleción parcial de un ferrocarril para conectar la costa Pacífico con la costa Atlántica de Sudamérica, y refiere a la construcción realizada anteriormente en Brasil y Bolivia; no ha definido la ruta final del proyecto nuevo. Además de tales propósitos, las empresas chinas han empezado a ganar proyectos en licitaciones competitivas y proyectos orientados hacia el mercado. En países como Colombia y Jamaica, lo han logrado aplicando a reglas simplificadas para proyectos en que los constructores invierten su propio capital. En una forma parecida, las empresas chinas han utilizado sus propios recursos, y los de sus socios en proyectos de hoteles de lujo en el Caribe. Los ejemplos más destacadas incluyen el US$4.2 mil millones de dólares en el resort Baha Mar, y el Hilton Colonial en Nassau (The Bahamas Investor, 2014), el Barbados Hilton, y el Mariott de Georgetown en Guyana. Con respecto a la generación y transmisión eléctrica, las empresas chinas en conjunto con financiamiento chino y socios locales o internacionales, están transformado la infraestructura de la región hacia mayor energía renovable. Empresas como China Sky Solar y Sinovel, han participado como socios en proyectos de construcción de granjas fotovoltaicas y molinos de viento en Chile, Argentina, Brasil y Ecuador, entre otros países. También están construyendo una serie de plantas hidroeléctricas en la región, para avanzar en su interés de desarrollar tecnologías avanzadas de energía eléctrica y construcción. Algunos proyectos destacados incluyen Coca Coda Sinclair y ocho más en Ecuador; Ivirizu y Rositas en Bolivia; José Cepernic y Néstor Kirchner en Argentina; Patucha III y Aqua Zarca en Honduras, donde no cuenta con relaciones diplomáticos con el país. En relación a la infraestructura de transmisión eléctrica, la entrada de State Grid a la región, mencionada anteriormente, ha generado oportunidades importantes, como la construcción de una línea de transmisión de 2.250 kilómetros, por un costo de US$3.5 mil millones de dólares, para conectar la hidroeléctrica Belo Monte con la grid eléctrica del sur de Brasil. Con respecto a la energía nuclear, dos proyectos principales en la región son los próximos dos reactores del complejo Atucha en Argentina, y Angra III en Brasil, los que están por ahora liderados por empresas chinas (Reuters, 2017a). Por lo general, al igual que en los otros sectores examinados en este trabajo, las empresas chinas han tenido dificultades con los gobiernos anfitriones, en la balanza entre utilizar sus propios trabajadores y subcontratistas, versus utilizar la mano de obra local. Las empresas chinas prefieren utilizar trabajadores chinos en lo posible, por la ventaja de hablar en el mismo idioma, y tener expectativas y hábitos de trabajo que aplican a la cultura empresarial en China. Sin embargo, el uso de demasiado trabajadores y subcontratistas chinos, generalmente fomenta resentimientos entre los obreros, empresas y comunidades locales, quienes aspiran a beneficios por el proyecto, particularmente cuando está financiado por su propio gobierno.

  1. Sector mayorista/minorista y fabricación

Con algunos productores y países de América Latina, las empresas chinas en conjunto con socios locales, han establecido sus propias redes de ventas. En ciertas circunstancias, han establecido también fábricas para el ensamblaje final a objeto de evitar impuestos por importar productos o para un mejor servicio al cliente. Generalmente, estas fábricas están ubicados en países con mercados grandes, tales como México o Brasil, que también ofrecen acceso a otros mercados por medio de acuerdos de libre comercio como NAFTA y MERCOSUR. Algunas de las operaciones de ensamblaje de los proyectos chinos más antiguos en la región, incluyen la fábrica de motos Jialing (establecido en Cali, Colombia en 1997) y Jencheng (establecido en Baranquilla, Colombia en 1998), las fábricas de electrodomésticos Haier y Gree en Manaos, Brasil, y la fábrica de autopartes de Fotón en México. Algunas fábricas establecidas más tarde incluyen la planta de Chery en Montevideo, la fábrica de motos AKT en Medellín Colombia, y los camiones Foton en Bogotá (RCN, 2014), y más recientemente la fábrica de JAC en Hidalgo, México (Juárez, 2017).

Algunas de las nuevas plantas chinas, como los fabricantes de autos JAC y Chery, y de equipo pesado Sany en Brasil, han sufrido por entrar al mercado en un mal momento. También en Venezuela, algunos proyectos de fábricas de autos chinos, han sufrido por las dificultades de obtener insumos necesarios para operar en el país. Hasta ahora, los proyectos mas ambiciosos de empresas chinas en el sector, han fracasado. El principal ejemplo es “Dragon Mart” en México. Hubo oposición a este proyecto por el impacto que tendría en facilitar el acceso de productos chinos al mercado local, y finalmente detenido por su impacto en el medio ambiente (Sánchez, 2016). Donde los proyectos chinos han prosperado, es cuando se ha priorizado la relación de la empresa china con su socio local. En el sector automotriz, por ejemplo, este socio generalmente ocupa un rol clave para vender el producto chino, ofrecer servicio al cliente por el producto, y ayudar a la empresa china a hacerlo más atractivo y aceptable para el mercado local. A pesar de las dificultades en establecerse en el mercado, las empresas chinas (como otras empresas multinacionales) están adaptándose progresivamente como productores locales, integrando gerentes y técnicos chinos junto a trabajadores, técnicos, y gerentes locales, e integrando las operaciones en el país, con los abastecedores y casa matriz en China.

  1. Telecomunicaciones

El avance de las telecomunicaciones chinas en América Latina, ha sido liderado por dos empresas, inicialmente de tamaño medio en China: Huawei y ZTE. A diferencia de las empresas chinas en otros sectores, Huawei y ZTE han aumentado su presencia en la región gradualmente, al ganar contractos y expandir sus ventas. Ahora se encuentran en todos partes de la región, hasta en América Central y el Caribe, trabajando con proveedores estatales y privados, para construir redes 3G/4G, y vender sus productos. Por la naturaleza del negocios, que requiere énfasis en la relación con el consumidor local, Huawei y ZTE han tenido que aprender desde su entrada en cada país, como integrar trabajadores y técnicos y otros expertos locales, con sus gerentes y expertos de la empresa, conciliando las exigencia de la situación local con las políticas de la empresa en China. Como consecuencia, hoy en día, Huawei y ZTE se encuentran entre las empresas chinas mejor integradas en los mercados latinoamericanos, con mayor éxito en posicionarse como empresas locales (hasta patrocinar equipos de fútbol local). Además de Huawei y ZTE, otros actores chinos también buscan entrar al sector. En septiembre de 2017, por ejemplo, la empresa China Mobile expreso interés en adquirir Oi, la empresa de telecomunicaciones más grande de Brasil con casi 64 millones de clientes, después de la entrada de Oi en bancarrota (Macauhub, 2017c). Sin embargo, todavía no está claro como saldrá el intento.

  1. Sector bancario

Los bancos chinos empezaron a entrar en los países de América Latina para ofrecer servicios a empresas chinas, a objeto de respaldar sus avances en la región. También bancos estatales como el Banco de Desarrollo Chino, y el Banco de Exportaciones e Importaciones, respaldaron grandes proyectos de infraestructura, para el beneficio de empresas de construcción chinas. Con el tiempo, los bancos chinos han empezado a funcionar como instituciones locales en la región, aceptando depósitos y haciendo préstamos para clientes locales, y no solamente para empresas chinas. Algunos se han establecido como bancos locales por medio de fusiones y adquisiciones, como es el caso de la compra de Standard Bank de Argentina por el banco chino ICBC en 2011 (Reuters, 2011). Otros bancos, como el China Commercial Bank en Brasil, han construido sus redes desde cero (Ellis, 2017).

  1. Logística

En agosto de 1999, la empresa china Hutchison Whampoa captó mucho atención, cuando el gobierno de Panamá le otorgó el contrato para operar concesiones en los puertos de Cristóbal y Balboa, por los lados Atlántico y Pacifico del Canal. Desde aquel entonces, Hutchison Whampoa ha ganado contratos para realizar operaciones en 7 puertos de la región, aunque en la último década, no ha expandido la cantidad de puertos donde tiene presencia en la región, y en el febrero de 2009, fue obligado a retirarse de uno (el Puerto de Manta, en Ecuador), dado al conflicto con el gobierno (El Universo, 2009). En los últimos años, mucho de los avances por parte de empresas chinas en el sector portuario, se han enfocado en Brasil. En septiembre de 2017, el grupo China Merchants Port Holdings compró el 90% de la empresa logística de Brasil TCP Participações, dándole el control de la concesión portuaria para operar el puerto de Paranaguá. La empresa CCCC se ha comprometido a invertir en el puerto de São Luis Maranhao, y otro puertos en São Francisco do Sul (Macauhub, 2017a). Fuera de Brasil, como he mencionado anteriormente, es probable que el reconocimiento diplomático de China por parte de Panamá, abra la puerta para una expansión significativa de las actividades logísticas de China en el país, incluyendo un proyecto por US$1 mil millones de dólares, para construir un puerto nuevo en la Isla Margarita. En cuanto al sector de la aviación, las empresas chinas tienen una presencia modesta, incluyendo la operación de 6 aeropuertos cerca de Medellín en Colombia, por el China Airport Holdings (CAH), y la venta por Odebrecht a la empresa china HNA Holdings de un interés de 60% en el aeropuerto de Río de Janeiro (Reuters, 2017b).

  1. Conclusiones: Pensando hacia el futuro Para América Latina, la creciente presencia de China tendrá efectos sociopolíticos, tanto como económicos. La región se acomodará con más o menos conflictos a las empresas, empleadores, trabajadores y técnicos chinos. Es probable que la presencia china, impulse una cooperación creciente entre los gobiernos de la región y China en sectores como la políticas de impuestos y los beneficios hacia las empresas chinas. También podría fomentar una mayor coordinación intergubernamental con China, en temas como seguridad para empresas y trabajadores chinos, o colaboración contra el crimen transpacífico para incluir el despliegue de políticas chinas, trabajando con gobiernos de la región para enfrentar grupos criminales chinos, como ocurrió en Argentina con la colaboración contra el grupo Pi Xue (Xinhua, 2016a). A su vez, seguirá aumentando en la región las inversiones en infraestructura física, financiera, legal e intelectual, para realizar negocios con la región, para incluir cada vez más programas sobre como realizar negocios en China, así como un aumento (quizás lento) entre los latinoamericanos que hablen el idioma chino-mandarín. Para un generación que recuerda la presencia de las empresas de Estados Unidos como empleadores importantes, sentirán algo parecido, pero con un sabor diferente. Sin embargo, al igual como esa presencia norteamericana en la época de la post-segunda guerra mundial, la presencia china dejará una transformación en la región.

VII. Bibliografía

Aldo, Miguel. (2012), “Expulsan pobladores de Zautla a mineros chinos”. En: El Sol de Puebla. En: http://www.lajornadadeoriente.com.mx/noticia/puebla/expulsanhabitantes-de-zautla-a-jdc-minerales-le-niegan-permisos-deoperacion_id_16726.html. Consultado 04.03.2018. Barrera, Adriana, & Alire García, David. (2016). “China stakes claim in Mexico oil opening at deep water auction”. Reuters. En: https://www.reuters.com/article/usmexico-oil-auction-first/china-stakes-claim-in-mexico-oil-opening-at-deepwater-auction-idUSKBN13U2I2. Consultado 03.03.2018. Barrick Gold (2017). Barrick and Shandong Complete Formation of Joint Venture at Veladero Mine. En: http://www.barrick.com/investors/news/newsdetails/2017/Barrick-and-Shandong-Complete-Formation-of-Joint-Venture-atVeladero-Mine/default.aspx. Consultado 03.03.2018. CEPAL (2013). Chinese Foreign Direct Investment in Latin America and the Caribbean. Noviembre. China Daily (2017). “China, Brazil agree to further advance comprehensive strategic partnership”. En: http://www.chinadaily.com.cn/business/2017- 09/02/content_31452945.htm. Consultado 03.03.2018. —————– (2016). “China, Mexico to deepen comprehensive strategic partnership”. En: http://www.chinadaily.com.cn/china/2016-09/04/content_26692668.htm. Consultado 3 de marzo de 2018. —————– (2013). “Peru seeks to bolster”. En: http://europe.chinadaily.com.cn/business/2013-04/04/content_16376897.htm. Consultado 03.03.2018. El Comercio (2011). “Acusan al alcalde de Sapalache de apoyar violencia contra Río Blanco”. En: http://elcomercio.pe/peru/lima/acusan-al-alcalde-sapalacheapoyar-violencia-contra-rio-blanco_1-noticia-1337971. Consultado 03.03.2018. Ellis, R. Evan. (2015). “Las iniciativas por parte de las firmas agrícolas chinas para establecer su presencia en América Latina y el Caribe”. En: Política Exterior China: relaciones regionales y cooperación. Raquel Isamara León de la Rosa y Juan Carlos Gachúz Maya, Eds. Puebla, México: Benémerita Universidad Autónoma de Puebla. pp. 307-336. ——————- (2014). China on the Ground in Latin America. New York: PalgraveMacmillan. ——————- (2017). “Washington Should Take Note of Chinese Commercial Advances in Brazil”. Newsmax. October 9. En: https://www.newsmax.com/EvanEllis/china-brazil-investment-washingtondc/2017/10/09/id/818644/. Consultado 04.03.2018. El Tiempo (2017). “Firma china quiere la concesión para recuperar el río Magdalena”. En: http://www.eltiempo.com/economia/empresas/concesion-del-rio-magdalenapodria-quedar-en-manos-de-firma-sinohydro-32113. Consultado 03.03.2018.

————- (2011). “Vicepresidente les exige a las Farc liberar a tres ciudadanos chinos”. En: http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-9582610. Consultado 03.03.2018. El Universo (2012). “Marcha avanzó a Latacunga y está a 75 kilómetros de Quito”. En: http://www.eluniverso.com/2012/03/20/1/1355/marcha-avanzo-latacungaesta-75-kilometros-quito.html. Consultado 03.03.2018. —————- (2009). “Empresa de Hong Kong retira proyecto en puerto de Manta” En: http://www.eluniverso.com/2009/02/06/1/1356/471672FE1DBE4A0BA68D86 7B5C4A3ABB.html. Consultado 03.03.2018. Fitzgerald, Patrick (2016). “China Fishery Group Files for Bankruptcy Protection in U.S.”. The Wall Street Journal. En: https://www.wsj.com/articles/china-fisherygroup-files-for-bankruptcy-protection-in-u-s-1467317379. Consultado 03.03.2018. Gomes, José Roberto. (2017). “COFCO eyes bid for Renuka sugar mill in Brazil: court document”. Reuters. En: https://in.reuters.com/article/brazil-sugarcofco/cofco-eyes-bid-for-renuka-sugar-mill-in-brazil-court-documentidINKBN1AH4NO. Consultado 03.03.2018. Jamaica Gleaner (2016). “Blame on Chinese – Sugar industry players say foreigners’ lack of expertise failed sector”. En: http://jamaica-gleaner.com/article/leadstories/20160331/blame-chinese-sugar-industry-players-say-foreigners-lackexpertise. Consultado 03.03.2018. ———————— (2011). “Complant wasting no time”. En: http://jamaicagleaner.com/gleaner/20110816/lead/lead6.html. Consultado 04.03.2018. Juárez, Pilar. (2017). “JAC invierte 4 mil 400 mdp en planta automotriz en Hidalgo”. Milenio. En: http://www.milenio.com/negocios/jac_motors-hidalgo-mexicoautos_chinos-inverison_mexico-ciudad_sahagun-milenio_0_895110721.html. Consultado 03.03.2018. Kinch, Diana. (2011). “Chinese Steelmakers Buy Into Brazil’s CBMM”. The Wall Street Journal. En: https://www.wsj.com/articles/SB100014240531119045832045765468904517 06256. Consultado 03.03.2018. La Nación (2010). “La difícil experiencia china en la mina de Sierra Grande”. En: http://www.lanacion.com.ar/1245513-la-dificil-experiencia-china-en-la-minade-sierra-grande. Consultado 03.03.2018. La Tercera (2017). “Estatal china Sinochem aparece en carrera por 32% de Potash”. En: http://www.latercera.com/noticia/estatal-china-sinochem-aparece-carrera-32- potash/. Consultado 03.03.2018. Los Tiempos (2014). “Colapso de dique de colas vierte desechos mineros”. En: http://boliviaminera.blogspot.com/2014/11/colapsa-dique-y-vierte-susdesechos-en.html. Consultado 04.03.2018. Macauhub (2017a). “CCCC Group invests in port terminal in Brazil”. En: https://macauhub.com.mo/2017/09/07/pt-grupo-cccc-investe-em-terminalportuario-no-brasil/. Consultado 03.03.2018.

————— (2017b). “China announces 235 investment projects in Brazil between 2003 and 2017”. En: https://macauhub.com.mo/2017/09/25/pt-china-anuncia-235- projectos-de-investimento-no-brasil-entre-2003-e-2017/ Consultado 03.03.2018. ————— (2017c). “China Mobile eyes Brazilian mobile operator Oi” En: https://macauhub.com.mo/2017/09/22/pt-china-mobile-interessada-nonegocio-de-telefonia-movel-da-brasileira-oi/ Consultado 03.03.2018. Ma, Wayne, & Lee, Yvonne. (2013). “Chinese Hunt for Oil in Brazilian Deep”. Wall Street Journal. En: http://www.wsj.com/articles/SB1000142405270230440210457915100417017 3822 Consultado 03.03.2018. MercoPress (2011). “China plans to invest 10 billion USD in soy production and processing in Brazil”. En: http://en.mercopress.com/2011/04/11/china-plansto-invest-10-billion-usd-in-soy-production-and-processing-in-brazil. Consultado 03.03.2018. Ministry of Foreign Affairs, People’s Republic of China (2014). “Xi Jinping Attends ChinaLatin America and the Caribbean Summit and Delivers Keynote Speech”. En: http://www.fmprc.gov.cn/mfa_eng/topics_665678/xjpzxcxjzgjldrdlchwdbxagtw nrlgbjxgsfwbcxzlldrhw/t1176650.shtml. Consultado 03.03.2018. Perú 21 (2015). “Las Bambas: Declaran estado de emergencia en provincias de Apurímac y Cusco”. En: http://peru21.pe/actualidad/bambas-declaran-estadoemergencia-provincias-apurimac-y-cusco-2228605. Consultado 03.03.2018. Rajagopalan, Megha. (2015). Reuters. En: https://www.reuters.com/article/us-chinalatam/chinas-xi-woos-latin-america-with-250-billion-investmentsidUSKBN0KH06Q20150108. Consultado 03.03.2018. RCN (2014). “El fabricante Foton abrirá planta de ensamblaje en Colombia”. En: http://www.noticiasrcn.com/nacional-economia/el-fabricante-foton-abriraplanta-ensamblaje-colombia. Consultado 03.03.2018. Reuters (2017a). Brazil looks to China to finish nuclear power plant. En: https://www.reuters.com/article/brazil-nuclear-china/brazil-looks-to-china-tofinish-nuclear-power-plant-idUSL2N1LF0WN. Consultado 03.03.2018. ———– (2017b). Brazil watchdog OKs Odebrecht’s Rio airport stake sale to China’s HNA. En: http://www.reuters.com/article/us-odebrecht-divestiture/brazilwatchdog-oks-odebrechts-rio-airport-stake-sale-to-chinas-hnaidUSKCN1C01UD. Consultado 03.03.2018. ———– (2017c). “Hydroelectric plant to China Three Gorges”. En: https://www.reuters.com/article/odebrecht-chinathreegorges-ma/odebrechtsells-peru-hydroelectric-plant-to-china-three-gorges-idUSP3N1K800B. Consultado 03.03.2018. ———– (2013). “Petrobras sells Peru unit to PetroChina/CNPC for $2.6 billion”. En: https://www.reuters.com/article/us-petrochina-petrobrasacquisition/petrobras-sells-peru-unit-to-petrochina-cnpc-for-2-6-billionidUSBRE9AC0CU20131113. Consultado 03.03.2018.

———– (2011). “UPDATE 2-ICBC pays $600 mln for stakes in Standard Bank Argentina, affiliates”. En: https://in.reuters.com/article/icbc/update-2-icbc-pays-600-mlnfor-stakes-in-standard-bank-argentina-affiliates-idINL3E7J468Q20110805. Consultado 03.03.2018. Rocha, Euan. (2013). CNOOC closes $15.1 billion acquisition of Canada’s Nexen. Reuters. Retrieved from http://www.reuters.com/article/us-nexencnooc/cnooc-closes-15-1-billion-acquisition-of-canadas-nexenidUSBRE91O1A420130225. Consultado 03.03.2018. Roldán Pérez, Adriana; Castro Lara, Alma; Pérez Restrepo, Camilo; Echavarria Toro, Pablo; Ellis, Robert Evan. (2016). La Presencia de China en América Latina: Comercio, inversión y cooperación económica. Medellín, Colombia: Universidad EAFIT. En: http://www.eafit.edu.co/centros/asia-pacifico/chinaen-america-latina/PublishingImages/Paginas/publicacion1/01-PresenciaChina-Completo.pdf. Consultado 03.03.2018. RPP Noticias (2015). “Empresas chinas tienen la tercera parte de la inversión minera en Perú. December 27”. En: http://rpp.pe/economia/economia/empresaschinas-tienen-la-tercera-parte-de-la-inversion-minera-en-peru-noticia925117. Consultado 03.03.2018. Sánchez, Cecelia. (2016). “Mexico halts Chinese mega-mall project after damage to environment”. Los Angeles Times. En: http://www.latimes.com/world/mexicoamericas/la-fg-mexico-closing-chinese-megamall-20150128-story.html. Consultado 03.03.2018. Spotlight: China, Chile lift ties to comprehensive strategic partnership. (2016). Xinhua. En: http://news.xinhuanet.com/english/2016-11/23/c_135853001.htm. Consultado 03.03.2018. The Bahamas Investor (2014). “China State Construction acquires Hilton”. En: http://www.thebahamasinvestor.com/2014/china-state-construction-acquireshilton/. Consultado 03.03.2018. Vamburkar, Meenal. (2016). “Duke to Sell Brazil Assets to Three Gorges for $1.2 Billion”. Bloomberg. En: https://www.bloomberg.com/news/articles/2016-10-10/duketo-sell-brazilian-assets-to-china-three-gorges-for-1-2b. Consultado 03.03.2018. World Politics Review (2017 b). “What Panama’s Recognition of China Means for America’s Backyard”. October 5. En: https://www.worldpoliticsreview.com/trend-lines/23316/what-panama-srecognition-of-china-means-for-america-s-backyard. Consultado 03.03.2018. Wu, Kane, & Zhu, Julie. (2017). CORRECTED-China’s COFCO considers sale of part of Nidera business – sources. Reuters. En: https://www.reuters.com/article/china-cofco-ma/corrected-chinas-cofcoconsiders-sale-of-part-of-nidera-business-sources-idUSL4N1L91OT. Consultado 03.03.2018. Xinhua (2016a). “China-Argentina security cooperation helps reduce crime: police source”. En: http://news.xinhuanet.com/english/2016-06/22/c_135455438.htm. Consultado 03.03.2018.

———— (2016b). “Spotlight: China, Ecuador lift ties to comprehensive strategic partnership”. En: http://news.xinhuanet.com/english/2016- 11/18/c_135841002.htm Consultado 03.03.2018. ———— (2016c). “China, Uruguay establish strategic partnership”. En: http://www.chinadaily.com.cn/china/2016-10/19/content_27104194.htm. Consultado 03.03.2018. ———— (2015). “China, Argentina pledge closer comprehensive strategic partnership.” En: http://news.xinhuanet.com/english/china/2015-02/05/c_133970730.htm Consultado 03.03.2018. ———— (2014). “China, Venezuela lift ties to comprehensive strategic partnership”. En: http://www.china.org.cn/china/2014-07/21/content_33009951.htm. Consultado 03.03.2018. Xu, Yanran. (2017). China’s Strategic Partnerships in Latin America: Case Studies of China’s Oil Diplomacy in Argentina, Brazil, Mexico, and Venezuela, 1991– 2015. Lanham, MD: Lexington Books.

Dr. R. Evan Ellis es Profesor e investigador de Estudios Latinoamericanos en el U.S. Army War College Strategic Studies Institute, con enfoque en las relaciones de América Latina con China y otros actores fuera del hemisferio occidental. Analista colaborador de OCATRY (Observatorio contra la Amenaza Terrorista y la Radicalización Yihadista) de SECINDEF.  Ha publicado más de 190 trabajos, incluyendo: China in Latin America: The Whats and Wherefores (2009), The Strategic Dimension of Chinese Engagement with Latin America (2013) y, China on the Ground in Latin America (2014). También ha presentado estos temas en diversas ocasiones ante el Congreso de los Estados Unidos. Ha presentado sus trabajos en foros de 26 países en 4 continentes y ha publicado numerosos artículos sobre su especialidad. Tiene un doctorado en Ciencias Políticas de la Universidad Purdue.
Ellis, R. Evan. (2018). “Hacia una asociación estratégica: Las inversiones de China en América Latina”. Working Paper Series (WPS) de REDCAEM, Paper N°3, marzo. Buenos Aires: Red China y América Latina: Enfoques Multidisciplinarios (REDCAEM).