# Sin categoria, Terrorismo

La Cataluña actual: Los Peligros del independentismo y sus vinculaciones con el salafismo

Es evidente que en Cataluña se está fraguando un gran experimento para acabar con el tipo de vida occidental que tanto bienestar nos ha dado a todos. La yihad y el nacionalismo catalán se unen para destruir España. Cada vez parecen más claros los vínculos establecidos entre el yihadismo y el nacionalismo catalán. Pese a que defienden intereses muy diferentes, les une la hispanofobia. Cataluña es una región española en la que el yihadismo salafista, el salafismo y otros islamismos están lo suficientemente enraizados como para que esta cuestión sea motivo de preocupación e invitación al trabajo en común entre todas las herramientas del poder –central, autonómico y local–, de las Fuerzas de Seguridad (Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil, Mossos d’Esquadra, Policía Local) y del CNI. España es un país tradicionalmente católico, pero vemos que, poco a poco está sufriendo una profunda trasformación. Unos 50.000 españoles provenientes de familias cristianas se han convertido al Islam, 20.000 de ellos en los cinco últimos años, según el censo de la Unión de Comunidades Islámicas de España. “Las cifras son elevadas, si se tiene en cuenta que España cuenta con 1.700.000 musulmanes. Francia, por ejemplo, aunque cuenta con 70.000 conversos, tiene unos 6 millones de musulmanes“. Entre estos conversos, hay un grupo que preocupa especialmente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado: los jóvenes provenientes de entornos nacionalistas radicales, principalmente de la CUP, que encuentra en el Islam, una forma de rechazo violenta contra España. Tras el terrible atentado yihadista de Barcelona se pone el foco en una situación tan conocida como silenciada hasta la fecha: la izquierda extremista y el independentismo cada vez más radicalizado ha promovido la inmigración musulmana a Cataluña, esa base demográfica beneficiaría al proceso soberanista. Hoy son cerca de 700.000 musulmanes, la mayoría inmigrantes recientes, que representan un 6,9% de la población. Esa cifra dobla el porcentaje del total de España y haría de una Cataluña independiente el segundo país en porcentaje de población musulmana de Europa occidental tras Francia (7,5%), y por delante de Alemania (4%), Dinamarca (3,8%), Suecia (3%), Gran Bretaña (2,8%), o Italia (2%). Desde el Homeland Intelligence de SECINDEF hemos analizado que en los canales yihadistas, narran lo que está pasando en Cataluña, y se alegran por lo sucedido esperando que sea la antesala de una Guerra Civil en España o la desestabilización de la Unión Europea.

Tweets, captados, de las redes islamistas, en los que podemos ver, que se alegran del enfrentamiento social en Cataluña, ante una posible guerra civil, “divide y vencerás” que es lo que busca el salafismo para acabar aplicando la sharia en Cataluña y convertirla en una “República Islámica

El 80% de las mezquitas en las que se predica el Salafismo y se llama a la aniquilación de todos los considerados “infieles” en España, está en Cataluña. Como el imán que dirige la Comunidad Islámica de Sant Vicenç dels Horts, un joven radical que lanzaba proclamas contra Israel y Estados Unidos.  Esa Comunidad recibió al menos 3.000€ del ayuntamiento que dirigía Oriol Junqueras. Cataluña es la comunidad autónoma más islamizada de España. No ha sido una decisión voluntariamente aceptada por los catalanes, sino una estrategia de sus políticos que veían con mejores ojos la inmigración árabe a la hispana. Era mejor que los nuevos vecinos no tuvieran lazos afectivos con España, como idioma o religión. Esto es ingeniería social, pues no es la propia población y los naturales movimientos migratorios los que determinan el mix social, sino el dirigismo político. El resultado es que Cataluña duplica en población musulmana la del resto del país y es la comunidad autónoma donde las fuerzas de seguridad han desarrollado un mayor número de intervenciones yihadistas.

Me llamo Fátima, tengo 28 años y vivo en Reus. No tengo sangre catalana en mis venas, pero llevo a Catalunya en el corazón. El 21 de diciembre es una oportunidad para la República. Vota Junts per Catalunya, Esquerra o la CUP

Los CDR, o Comités de Defensa de la República, son una serie de organizaciones a nivel de pequeñas unidades —barrios, localidades…— que se gestionan de manera asamblearia y tienen como objetivo común implementar la declaración de independencia de Cataluña, aprobada por el Parlamento el pasado 27 de octubre de 2017. Esta organización que actúa como una posible “kale-borroka”,  pidieron a la comunidad musulmana que votara por los partidos independentistas. Según el listado al que ha tenido acceso SECINDEF, existen un total de 390 CDR. De ellos, 365 están encuadrados en Cataluña. En el resto del territorio español, existen tres, localizados en Marinaleda (Andalucía), Vitoria-Gasteiz (País Vasco) y Goierri-Tolosaldea (País Vasco). Otros 22 se encuentran repartidos por medio mundo: Francia, Alemania, Canadá, Japón, Venezuela, Italia, Estados Unidos, Reino Unido, Bélgica, Dinamarca, México y Austria. Estos grupos Van a ir “in crescendo“, pero no descartó que puedan alcanzar niveles de violencia como los que vimos en el País Vasco.

Cataluña es la Comunidad autónoma  más islamizada de toda España. No ha sido una decisión voluntariamente aceptada por los catalanes, sino una estrategia de los políticos nacionalistas, que veían con un cierto interés de redito político y electoralista a la inmigración árabe que a la hispana. Era mejor que los nuevos vecinos no tuvieran lazos efectivos con España. Existe una colaboración basada en una red de asociaciones que promueven simultáneamente actividades antisistema, independentistas e islamistas. Esa constelación de grupos de la órbita de Podemos-En Comú, CUP y otras organizaciones  lleva aparejada y obsesiva fijación antisemita y anti-sionista que se refleja en las iniciativas tomadas desde las instituciones en que esos grupos políticos participan:

– Homenajes en foros públicos, sufragados por el Ayuntamiento de Barcelona, a terroristas como Layla Khaled

– Aprobación de declaraciones de apoyo al boicot a Israel y la discriminación contra todos los que lo apoyan como la realizada en el Ayuntamiento de Barcelona.

– Las declaraciones de boicot institucionales en ayuntamientos de Cataluña. Mociones que en reiteradas ocasiones han recibido la colaboración de ERC, partido de la coalición que gobierna la Generalitat.

– Invitación oficial a la comisión de acción exterior del parlamento autonómico catalán a individuos como Raji Sourani, que incluso ha cumplido pena de prisión por su pertenencia a banda terrorista. Sourani no duda en afirmar que “los terroristas palestinos deben recibir un salario vitalicio por sus esfuerzos”. En contraste, en la misma comisión, el representante de los judíos barceloneses, Uriel Benguigui, fue denominado por las CUP como “agente extranjero”.

 

Ada Colau ha convertido a BCN en la grotesca capital europea que patrocina el terror contra los judíos y el antisemitismo político, una ciudad donde los terroristas campan a sus anchas, invitados a dar conferencias, como Leyla Khaled. Icono del terrorismo palestino, del FPLP, una terrorista, que secuestro aviones y fue la ideóloga y responsable junto a Septiembre Negro del secuestro y asesinato de los deportistas de la delegación israelí en los JJOO de Munich de 1972.

Oriol Junqueras en la Mequita salafista de Salt, en la fotografía con el representante de la Comunidad islámica de Molins de Rey, cuyo hermano se desplazó a Siria a combatir con el Estado Islámico.

De verdad creen los líderes independentistas que el Islam que rechazó y destruyo el nacionalismo árabe en los 70, abrazará el nacionalismo independentista catalán?

“Todos votaremos por los partidos islámicos porque no creemos en la izquierda y la derecha, lo que nos llevará a ganar consejos locales, y al comenzar a acumular poder en la región autónoma catalana, comenzará a aplicarse el islam”.


Abdelwahab Houzi, predicador salafista, Lleida

Una Cataluña independiente, con capital en Barcelona, ​​sería también el hogar de la mayor concentración de islamistas radicales en Europa, y surgiría como la zona cero para el yihadismo salafista en el continente, para convertirse en uno de los viveros más importantes para el terrorismo islamista en Occidente”.

Campaña de la ANC. La organización independentista intentó celebrar un acto en la mezquita de Vilanova i la Geltrú. “Todos seremos fundadores de un Estado nuevo“, decía en árabe la convocatoria. Cataluña es la región  europea donde más han crecido los musulmanes, hay 300 centros de culto de los cuales un centenar son salafistas.  Más del 20% de los jóvenes menores de 30 años que vivían en el área metropolitana de BCN son musulmanes y en poblaciones como Figueras, Salt, Girona, Rosas, Rubi, Vic, Reus, Tortosa y Valls entre otras poblaciones llega ya al 30% En un interesante artículo de Soeren Kern , titulado “The Islamic Republic of Catalonia”, el autor plantea el siguiente escenario: “Un exitoso salto hacia la independencia de la región autónoma española de Cataluña daría lugar a la creación de un país con el tercer porcentaje más grande de los musulmanes en Europa Occidental, solo por detrás de Francia y Bélgica, y muy por delante de Gran Bretaña y Alemania.”

Un movimiento que crece poco a poco en Cataluña es el salafismo, una de las corrientes más radicales del Islam. Sus seguidores abogan por la instauración del califato único y por implantar la Sharía –la Ley islámica– de manera estricta. Se trata de un movimiento favorable a la yihad, la guerra santa contra los que consideran infieles. Uno de los focos importantes se sitúa en la Comunidad Islámica y Pastoral del Tarragonés, cuyo foco más importante es la mezquita de Reus (Tarragona). En Lérida, la Unión y Cooperación Islámica de Lleida y Comarca cuenta con la mezquita Ibn Hazem. Allí, sus dirigentes se encargaban de distribuir los libros de ideología salafista en las carnicerías. Un tercer foco que está bajo sospecha es la Comunidad Islámica de Salt, dentro de la que se engloba la Asociación Cultural Al Hilal, que está expandiendo la doctrina por Gerona. De hecho, es el municipio catalán con mayor porcentaje de inmigrantes de Cataluña.

El Imán radical salafista Saleh El Mghamsi, en la Mezquita de Cornella de Llobregat

El Islam, lastrado por una religión, que no deja de ser una “ideología política”, que le ha impedido mantener el avance cultural, económico y tecnológico de Occidente. Un avance basado en la libertad individual, que a la vez es incompatible con el islam. El Salafismo en Cataluña tiene su sede en Tarragona, pero posee una importante presencia en los municipios de Badalona, Calafell, Cunit, El Venrdell, Girona, Lleida, Mataró Reus, Roda de Bara, Rubí, Santa Coloma de Gramanet, Sant Boi, Torredembarra, Valls, Vic y Vilanova, por no hablar de Barcelona, que cuenta con 5 mezquitas salafistas. De las 10 asambleas salafistas celebradas en España en 2010, frente a la única que hubo en 2008- ocho se llevaron a cabo en diferentes localidades de Cataluña. Cataluña es una región en la que el yihadismo salafista, está lo suficientemente enraizado como para que la cuestión sea motivo de preocupación para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Del 2011 al 2015 la población musulmana en Cataluña creció casi un 20% Son casi 85.000 personas en 4 años. Sumando un total de 700.000 musulmanes. Cataluña tiene una tasa de natalidad del 1.1 la más baja de toda Europa. Mientras que la población musulmana que vive en Cataluña, su tasa de natalidad es el triple. Con esta progresión, uno de cada cinco catalanes será musulmán en 2020 y se estima que en 54 años (2080) la población musulmana será mayoritaria en Cataluña. La religión islámica somete a una enorme disyuntiva a sus creyentes, pues el modo de vida occidental es incompatible con la literalidad del Corán. El mismo Corán que leen los terroristas, las mismas frases que usan para justificar sus asesinatos, son las mismas que leen el resto de musulmanes, que no queriendo ser violentos, no pueden renegar abiertamente de los violentos pues efectivamente su libro sagrado dice lo que dice y, a diferencia de la Biblia, el Corán no puede ser objeto de interpretación a pesar de haber sido escrito hace 14 siglos

Musulmanes rezando en las calles de poblaciones catalanas

El Homeland Intelligence de SECINDEF ha calculado que puede haber más de 80.000 paquistaníes que viven en Barcelona y sus alrededores, la gran mayoría son hombres, solteros o no acompañados y sin documentación legal. Y muchos  más inmigrantes procedentes de África del Norte. La amenaza es clara. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, dicen que temen la amenaza de estas comunidades atomizadas de inmigrantes, propensas al radicalismo. Según el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Cataluña alberga a cientos y posiblemente miles de islamistas salafistas, que según el CNI, representan la mayor amenaza para la seguridad española. Aunque algunos catalanes están teniendo dudas sobre la conveniencia de promover la inmigración masiva musulmana como una estrategia para lograr la independencia catalana, se estima que hasta 10.000 catalanes con vínculos con el movimiento separatista se han convertido al Islam en los últimos años. Muchas de las mezquitas que tenemos en Cataluña, tal y como ha investigado el Homeland Intelligence de SECINDEF, estarían vinculadas a Justicia y Caridad cuyos ideales chocan y como tal son incompatibles con los valores de la civilización judeo-cristiana occidental. Este movimiento fundamentalista marroquí, se postula con la ideología de los Hermanos Musulmanes. En la región de Murcia tienen su feudo, (Justicia y Caridad) forma parte junto con otros movimientos salafistas de la “Internacional Islamista” creada por Erdogan, en la que podemos encontrar grupos islamistas radicales y terroristas como MSP de Argelia, Movimiento Ennhda de Túnez, Fair Lybia Militia y Ansar al Sharia de Libia, los Hernanos Musulmanes de Egipto o el Frente Al Nusra (Jabhat Fateh al Sham) vinculado a Al-Qaeda en Siria. El Imán radical salafista Saleh El Mghamsi, de la Mezquita Al-Quba de Medina, en Arabia Saudi, predico en la mezquita Al-Tawba de Cornella de Llobregat, pagada con fondos de Arabia Saudí. Este Imán también dio un sermón en el Centro Cultural Islámico Catalán, vinculado a los hermanos musulmanes Tal y como ha investigado el Homeland Intelligence de SECINDEF, se descubrió que a través de la Sociedad para el Renacer de la Herencia Islámica (RIHS), se costeó la construcción de la mezquita salafista de Reus y Torredembarra. La RIHS de Kuwait fue incluida en 2008 por el Departamento del Tesoro de EEUU en la lista de organizaciones que han financiado a grupos afiliados a Al-Qaeda. Qatar financia la Liga Islámica para el Diálogo y la Convivencia en España, vinculada a los Hermanos Musulmanes de Siria, los cuales controlan el Centro Cultural Islámico Catalán, el cual recibió de Qatar 300.000€. En su mayor parte se utilizan cauces alternativos para hacer llegar dichas donaciones, que escapan del control regular del sistema financiero español.