# Terrorismo

La estrategia militar en la Segunda Guerra del Líbano

ESTRATEGIA MILITAR EN LA SEGUNDA GUERRA DEL LIBANO

En la guerra se dan distintos elementos del tipo moral, físico, matemático, geográfico y estadístico. Sin embargo, Clausewitz ya señaló lo que Hezbollá siglos más tarde demostró al mundo en la Guerra de los 33 días; “las magnitudes morales se encuentran los objetos mas importantes de la guerra”.

Las estrategias militares en un guerra clásica, la que sucede entre Estados, difiere mucho de la que se puede aplicar en una Guerra de Guerrillas. Esta circunstancia tan elemental fue pasada por alto por Israel, cuando decidió enfrentarse una segunda vez por el control del Líbano. Desconocía los elementos de la Resistencia Islámica y Hezbolá: Organización militar coherente, actitud inteligente, superioridad en información y un célula efectiva. Israel desconocía La Resistencia, sus armas y su preparación en el Sur del Líbano. Los objetivos de Israel, amen de ser sumamente ambiciosos, era la eliminación de Hezbolá, la destrucción del poder militar y el asesinato de sus lideres tan experimentados. Los lideres israelís, tenían el pleno convencimiento de que el Líbano no aguantaría sin La Resistencia. Lo que no sabían es que el Estado libanés, la población civil y Hezbolá estaban unidos. La justificación inicial de Israel en la Segunda Guerra del Líbano se basaba en la liberación de los prisioneros. Sin embargo, su verdadera intención fue siempre, el sometimiento y control del Líbano como hacía 30 años. Buscaban la destrucción del Líbano, de su economía; Israel no quería que fueran el núcleo del comercio en Oriente Medio. Querían destruir este Rol y evitar que el sistema bancario libanés siguiera creciendo.

La estrategia militar que llevó a cabo Israel vulnera las reglas de Conducta de la Guerra. Hay un Regla Básica, que Hezbolá supo respetar, y que Israel pisoteó; No atacar la población civil. Se basaron en el Ataque Civil para poner a la opinión pública libanesa en contra de Hezbolá. Como anteriormente he indicado, Israel inició una guerra sin conocer a su enemigo; Hezbolá estaba apoyado por la población civil, el Estado y la Resistencia.

La primera fase de ataque de Israel se centró en el bombardeo de fronteras, cruces, carreteras, puentes, aeropuerto, túneles… por medio del ataque aéreo, para erradicar todas las vías de suministro a Hezbolá. La segunda fase, fueron los ataques salvajes contra las ciudades, pueblos, civiles e infraestructuras; Beirut era el objetivo. Por destruir, destruyeron hasta las explotaciones agrícolas, campos de cereales, explotaciones lácteas… todo, querían arrasar con todo.

Tres errores claves que Israel cometió en esta fase: el primero, desconocer el cambio de estrategia, doctrina, armamento y preparación militar de Hezbolá. El segundo, considerar que casi todo el armamento de Hezbolá se encontraba oculto en los pueblos. Israel, autoconvencido de que por ejemplo los Misiles Cohete se hallaban en los pueblos, bajo tierra, elaboraron su teoría; si Israel destruye un tanto por cierto de la población libanesa, habrá destruido un tanto por ciento del poderoso armamento de Hezbolá. Tercer error; atacar todas las infraestructuras sin distinción. Después de leer el texto que da pie a este ensayo, de documentarme por otros medios, no logro comprender como Israel no tenía controlados los nidos de Hezbolá, las zonas que empleaba, pues atacó un sin fin de infraestructuras que jamás fueron usadas por Hezbolá, y acabó sometiendo todo un ejercito a un conflicto a ciegas.

El desconocimiento del enemigo, dio lugar a que Israel aplicara una estrategia militar clásica, la que se lleva a cabo en la guerra entre Estados, entre ejércitos profesionales, pero la que no puede aplicarse frente a un Guerrilla.

La respuesta de Hezbolá contra los ataques de Israel fue contundente. Nasralá (lider de Hezbollá) amenazó con La Guerra Abierta. Los sistemas Patriots, sistema de misiles tierra-aire, no pudieron interceptar los misiles cohetes no balísticos de Hezbolá, o cuando atacaron las fragatas Shahar israelís por medio de misiles tierra-tierra. Israel tampoco contaba con la destrucción de los Tanques Merkava, de cuarta generación, muy bien equiparados. Eran difíciles de atravesar, y estaban protegidos por los cuatro costados. Una táctica ofensiva de Israel fue la ocupación de los dos Valles del líbano por medio de estos tanques. Sin embargo, Hezbolá tenía un arma más poderosa aún que acabó con la leyenda de este tanque; armamento Efecto Doble Sentido Coronel, con primera y segunda fase de penetración.

Hezbolá no empleó las tácticas clásicas, que unido a su alta moral, el conocimiento del campo de batalla, militares altamente preparados, inteligencia y disciplina aseguraron su victoria. La primera condición para que la guerrilla triunfase, fue el apoyo de los libaneses. Hezbolá contaba con la capacidad similiar a la de un Estado. Hezbolá tiene varios tipos de misiles guiados; misiles antitanques, armas antiaéreas, misiles tierra a mar o los UAVs (Unmanned aerial vehicle) conocido comunmente como un Drone.

En una guerra entre Estados, la victoria se obtiene por medio de la destrucción de los asentamientos militares a través de la potencia de fuego, y la maniobra para llevar al enemigo a una posición en la que se da cuenta de que es incapaz de continuar. El enemigo se rinde porque llega a la conclusión de que no van a ganar nada manteniendo una guerra, y los costes incrementan. La estrategia militar clásica se basa además, en lo que apuntaba Clausewitz liddell “la guerra es la continuación de la política por otros medios” . Julio de 2006 Israel derrotado; empleó todas sus fuerzas contra un pequeño grupo.