# Historia Militar

La Guerra de Movimientos en la Primera Guerra Mundial 1914-1918 I Parte

INTRODUCCIÓN / LOS SISTEMAS BISMARKIANOS Y LA PAZ ARMADA (1870-1914)

 1.- Panorama internacional en los años 70´

El sistema europeo establecido en el Congreso de Viena terminó de romperse con la unificación de Alemania e Italia. La victoria de Prusia frente a Francia en 1870 provoca el comienzo de una nueva etapa en las relaciones internacionales, caracterizada por la hegemonía de Alemania en el continente europeo, dado su poder económico y militar, y su canciller Bismark[1] se convierte el árbitro de estas relaciones internacionales. En estas relaciones van a surgir focos de tensión:

*Francia: por la pérdida de Alsacia y Lorena[2].

*Aumentan los nacionalismos en el Imperio Turco, sobre todo en los Balcanes, y esto hace que aumente la rivalidad entre Rusia y Austria-Hungría.

*Rivalidad en ultramar, principalmente entre Gran Bretaña y Francia debido al reparto del mundo; y también entre Francia e Italia ya que ambas tienen intereses por el Mediterráneo (Norte de África).

2.- Sistemas de Alianzas Bismarkianos (1870-1890)

Bismark va a establecer una serie de alianzas que se conocen con el nombre de Sistemas Bismarkianos, y tienen como objetivo aislar a Francia y mantener la supremacía de Alemania. Hubo tres sistemas:

  1. a) Primer sistema (1871-1878): Formado por la Entente de los tres Emperadores, y va a estar formado por Alemania (Guillermo I[3]), Rusia (Alejandro II[4]) y Austria-Hungría (Francisco José I[5]). Se comprometen a prestarse ayuda en el caso de que les atacase otra potencia. Este acuerdo se va a romper como consecuencia de una crisis que estalla en los Balcanes (1875) debido a los levantamientos nacionalistas contra los turcos; y Rusia declara la guerra a Turquía. La guerra termina con la derrota del Imperio Turco y se firma en 1878 los acuerdos de la paz de San Estéfano[6] donde se crea la Gran Bulgaria bajo tutela rusa, y esto provoca la oposición de Austria-Hungría y Gran Bretaña (lo que le interesa es que ninguna potencia controle los Balcanes para mantener el equilibrio en el Mediterráneo) y Bismark se ofrece como mediador y se convoca un congreso en Berlín en 1878[7], y desaparece la Gran Bulgaria, se reconoce la independencia de Serbia, Rumania y Montenegro, y Bosnia-Herzegovina queda bajo la administración de Austria-Hungría. Por lo tanto sale beneficiada Austria y sale perjudicada Rusia, lo que llevo al fin de la Entente.
  2. b) Segundo sistema (1879-1886): Formado por tres alianzas: La dúplice alianza (1879), el Acuerdo austro-germano-ruso (1881) y la Triple Alianza (1882).

– Dúplice Alianza: La firman Alemania y Austria-Hungría, y tiene un carácter anti-ruso, ya que si Rusia atacaba a Austria, Alemania ayudaría militarmente. Las alianzas son secretas.

– Acuerdo austro-germano-ruso: es un acuerdo entre estas potencias. Es un acuerdo de neutralidad. Bismark consiguió atraerse de nuevo a Rusia porque ésta temía quedarse aislada ya que estaba enemistada con Francia porque ésta daba asilo a los revolucionarios rusos.

– Triple Alianza: La firman Alemania, Austria e Italia a pesar de que existen diferencias entre Italia y Austria debido a que ésta sigue teniendo territorios italianos (Trentino[8] e Istría[9]). Se une por su rivalidad con Francia ya que ésta ha ocupado Túnez, territorio ansiado por Italia. También es defensiva.

berliner_kongress

Este sistema también va a fracasar porque surgen problemas en los Balcanes, y se pone fin al acuerdo austro-germano-ruso. 

  1. c) Tercer sistema (1887-1890): se compone por la renovación de la Triple Alianza (1887), el Acuerdo de Reaseguro (1887)[10] y el Acuerdo del mediterráneo (1887).[11]

– Se renueva la Triple Alianza pero pasa de ser de carácter defensivo a ofensivo. Si Italia ataca a Francia, Alemania interviene militarmente.

– Ese mismo año se firma el acuerdo de Reaseguro entre Alemania y Rusia, y es una cuerdo de neutralidad en el que se establece que si Rusia ataca a Austria, Alemania no interviene. Es un acuerdo altamente peligroso ya que entra en contradicción con la Dúplice Alianza.

– Acuerdo del Mediterráneo: Lo firma Gran Bretaña e Italia y después se unen Austria y España. Los objetivos son mantener el equilibrio en el Mediterráneo (Canal de Suez), ante el peligro de la expansión francesa en el Norte de África.

Bismark consigue su objetivo, aislar a Francia, consiguen de que Gran Bretaña se uniera a sus aliados. Pero su éxito va a ser muy efímero debido a las contradicciones de sus sistemas y ya que Bismark se ve obligado a dimitir por las diferencias con el Káiser Guillermo II.

3.- Las nuevas condiciones de la política interior en los años 90´

En 1890 con la subida al trono de Guillermo II y la caída de Bismark, se produce un cambio en la política interior, y Francia va a conseguir abandonar el aislamiento. Las causas del cambio fueron:

  1. a) Cambio en la política exterior alemana: no renueva la alianza con Rusia y esto provocara el acercamiento entre Rusia y Francia. También porque Guillermo II es partidario de tener un imperio colonial, lo que provoco la enemistad con Gran Bretaña.
  1. b) Se produce un aumento de tensiones interiores debido a la rivalidad colonial , a los nacionalismos (Alsacia y Lorena) y en los Balcanes. Ante esto, las potencias se rearmaran para mantener la paz y el equilibrio. Por eso este periodo es conocido como la «Paz Armada».
  1. c) Aparecen nuevas potencias: EEUU y Japón que tenían intereses en el Pacífico.1178205312_f

4.- La Triple Entente frente a la Triple Alianza: Las pruebas de fuerza.

De 1890 a 1914 las potencias europeas se agrupan en dos bloques. Frente a la Triple Alianza se van a firmar unos acuerdos que se conocerán como la Triple Entente (Francia, Gran Bretaña y Rusia). Estos acuerdos son:

* Acuerdo Franco-Ruso (1892): es defensivo frente a la Triple Alianza.

* Acuerdo de Inglaterra y Francia: con el que se puso fin a la rivalidad colonial ya que Gran Bretaña reconoce la ocupación francesa de Marruecos, y Francia la ocupación inglesa de Egipto.

* Acuerdo entre Inglaterra y Rusia (1907): resolvieron sus conflictos en Asia Central.

De 1904 a 1914 se produce un aumento de la tensión internacional porque se producen unas crisis: crisis marroquíes y las balcánicas (Éstas son las pruebas de fuerza).

  1. a) Crisis marroquíes: Tras firmar la Entente cordial (Gran Bretaña y Francia), Alemania decide intervenir en favor de la industria de Marruecos. Finalmente se resuelve en la Conferencia de Algeciras, en la que se reconoció a Marruecos como un protectorado hispano-francés. Posteriormente Alemania acusa a Francia de traspasar los límites acordados en Algeciras. esta crisis se resolvió a cambio de que Francia diera una parte de los territorios de África a Alemania.
  1. b) Crisis Balcánicas: La primera crisis se produce porque el Imperio austro-húngaro se anexionó Bosnia-Herzegovina, y la segunda crisis se produjo porque, aprovechando la debilidad del Imperio Turco, una serie de estados Balcánicos (Grecia, Serbia, Bulgaria) se unen y declaran la guerra a Turquía para arrebatarle los territorios de Croacia y Macedonia. La guerra termina con la derrota del Imperio turco que pierde los territorios aunque sigue con el control de los estrechos. Turquía pierde estos territorios y los demás se los reparten, pero pronto surgen problemas y surge otra guerra: Grecia y Serbia contra Bulgaria apoyada por el Imperio austro-húngaro. La guerra termina con la derrota de Bulgaria y los territorios se reparten entre Grecia y serbia, y se independiza Albania.

Al encontrarse Europa dividida en dos sistemas de alianzas hostiles, cualquier alteración de la situación política o militar en Europa, África o en cualquier otro lugar provocaría un incidente internacional. Desde 1905 hasta 1914 tuvieron lugar varias crisis internacionales y dos guerras locales, y todos ellas estuvieron a punto de desencadenar una guerra general en Europa. El primer conflicto se produjo en Marruecos, donde Alemania combatió entre 1905 y 1906 para apoyar al país en su lucha por la independencia y para evitar el dominio del área por Francia y España. Francia amenazó a Alemania con declararle la guerra, pero el incidente se solucionó finalmente en una conferencia internacional celebrada en Algeciras (España) en 1906[12]. Los Balcanes fueron el escenario de un nuevo enfrentamiento en 1908, motivado por la anexión de Bosnia-Herzegovina[13] por parte de Austria-Hungría. Entre los distintos tipos de paneslavismo se encontraba el panserbianismo o movimiento para la creación de una Gran Serbia, uno de cuyos objetivos era que esta región adquiriera la zona meridional de Bosnia, por lo que los serbios amenazaron a Austria con declararle la guerra. No se inició ninguna campaña debido a que los serbios no podían emprender la lucha sin el apoyo de Rusia, y ésta no se encontraba en condiciones de intervenir en la contienda. En 1911 estalló una nueva crisis en Marruecos, cuando el gobierno alemán envió un buque de guerra a Agadir en protesta por los intentos franceses para conseguir la supremacía en esta zona. Hubo amenazas de guerra por ambas partes, pero el conflicto se solventó en la Conferencia de Agadir. Italia, aprovechando la preocupación de las grandes potencias por la cuestión marroquí, declaró la guerra al Imperio otomano en 1911, con la esperanza de poder anexionarse la región de Tripolitania, situada al norte de África. Dado que Alemania se había visto obligada a entablar relaciones amistosas con el Imperio otomano a causa de su política de Drang nach Osten (‘Expansión hacia el Este’), el ataque de Italia debilitó a la Triple Alianza[14] y alentó a sus enemigos. Las Guerras Balcánicas de 1912-1913[15] aumentaron el interés de Serbia por obtener el control de las áreas del Imperio Austro-Húngaro habitadas por pueblos eslavos, agudizó el recelo del Imperio Austro-Húngaro hacia los serbios y generó en Bulgaria y el Imperio otomano un deseo de revancha tras su derrota en dichos conflictos. Alemania, irritada por el hecho de que el Imperio otomano hubiera perdido sus territorios en Europa como consecuencia del conflicto balcánico, formó un Ejército más numeroso. Francia respondió con la ampliación del servicio militar obligatorio de dos a tres años en tiempo de paz. Las demás naciones europeas siguieron el ejemplo de estas potencias y asignaron en 1913 y 1914 enormes cantidades al presupuesto destinado a gastos militares En un contexto de creciente enfrentamiento entre las potencias, durante la década anterior a la guerra tuvieron lugar cuatro crisis internacionales que marcaron la evolución hacia el conflicto generalizado:

hadicelok_1_kotelhuzas

 

[1] Otto Eduard Leopold von Bismarck-Schönhausen (Shönhausen, 1 de abril de 1815[] – Friedrichsruh, 30 de julio de 1898[] ), conocido como Otto von Bismarck, fue un estadista, burócrata, militar, político, (Ministro y Presidente en el Consejo de Ministros) y prosista alemán, considerado el fundador del Estado alemán moderno. Durante sus últimos años de vida se le apodó el «Canciller de Hierro» por su mano dura al tratar temas encaminados con su país y determinación,[ ]que incluía la creación de un sistema de alianzas internacionales que aseguraran la supremacía de Alemania, conocido como el Reich.

[2] El Territorio Imperial de Alsacia-Lorena  (Reichsland Elsaß-Lothringen, generalmente Elsass-Lothringen) fue uno de los Reichsland del Imperio Alemán, formado en cumplimiento del Acta de delimitación de fronteras del 26 de febrero de 1871, ratificado por el Tratado de Fráncfort de 18 de mayo, con el que se puso fin a la Guerra Franco-prusiana de 1871, al incorporar e integrar parte de los territorios de las regiones hasta entonces francesas de Alsacia y de Lorena.

[3] Guillermo I de Alemania y Prusia (Wilhelm Friedrich Ludwig) (Berlín, 22 de marzo de 1797 – 9 de marzo de 1888), emperador de Alemania (Káiser), desde el 18 de enero de 1871 hasta su muerte (9 de marzo de 1888) y rey de Prusia, desde el 2 de enero de 1861. Segundo hijo de Federico Guillermo III y de Luisa de Mecklemburgo-Strelitz. En 1829 se casó con Augusta de Sajonia-Weimar-Eisenach y tuvo con ella dos hijos: Federico (1831-1888), emperador de Alemania durante 1888 (9 de marzo – 15 de junio). Luisa de Prusia (1838-1923).  Sirvió en el ejército prusiano desde 1814 y se le encomendaron algunas misiones diplomáticas desde 1815. En 1857, su hermano el rey Federico Guillermo IV sufrió una crisis que le generó problemas de salud mental hasta su muerte. Un año después, Guillermo tuvo que hacerse cargo de la regencia de Prusia. Al fallecer Federico Guillermo IV sin hijos varones, el 2 de enero de 1861, Guillermo accedió al trono de Prusia con el nombre de Guillermo I. Antes de la regencia no intervino en política. Ya en el trono se mostró favorable a una política conservadora, designando como canciller a Otto von Bismarck (1862), que fue en la práctica quien llevó las riendas de la política y del proceso de unificación alemana.

[4] Alejandro II de Rusia. Nacido en Moscú el 29 de abril de 1818 y fallecido en San Petersburgo el 13 de marzo de 1881, fue zar del Imperio Ruso desde el 3 de marzo de 1855 hasta su asesinato en 1881. También fue Gran Duque de Finlandia y Rey de Polonia hasta 1867. Era hijo de Nicolás I de Rusia y de Carlota de Prusia (Alejandra Feodorovna), hija de Federico Guillermo III de Prusia y de Luisa de Mecklemburgo-Strelitz. Durante su juventud dio pocas muestras de su valía final, hasta el momento de su advenimiento en 1855, pocos imaginaron que sería conocido como un líder capaz de poner en práctica las más difíciles reformas emprendidas en Rusia desde el reinado de Pedro el Grande. Durante los treinta y seis años en los que fue heredero, el ambiente de San Petersburgo era desfavorable para el desarrollo de cualquier innovación política o intelectual. Todos los principios de libertad de pensamiento y de iniciativa privada eran, en la medida de lo posible, reprimidos enérgicamente. La censura personal y oficial era moneda corriente; las críticas a las autoridades eran consideradas como un delito grave. Esto también fue considerado como una de las razones que llevaron a su asesinato. Bajo la visión del poeta liberal Vasili Zhukovski, Alejandro recibió la educación que se les daba a los jóvenes rusos de buena familia en ese momento: un gran número de temas en nociones, y la introducción a los principales idiomas europeos de la época. Tuvo poco interés personal en los asuntos militares, para decepción de su padre, que era un apasionado del ejército. Alejandro dio pruebas de una disposición débil, considerada fuera de lugar en alguien destinado a convertirse en un autócrata militar.

[5] S. M. I. R. Francisco José I de Habsburgo-Lorena (Palacio de Schönbrunn, Viena, 18 de agosto de 1830 – Ibidem 21 de noviembre de 1916), Emperador de Austria, rey apostólico de Hungría y rey de Bohemia, entre otros títulos,[] desde el 2 de diciembre de 1848 hasta su muerte en 1916. Su reinado de casi 68 años es el tercero más prolongado de la historia europea, después de Luis XIV de Francia y Juan II de Liechtenstein. Su lema personal era Viribus Unitis (Con unión de fuerzas).

[6] El tratado de San Stefano (3 de marzo de 1878) es el acuerdo que impuso Rusia al Imperio otomano tras su victoria en la guerra ruso-turca de 1877-1878. Se firmó en San Stefano (Ayastefanos, actualmente Yeşilköy), población situada al oeste de Estambul, por el Conde Nikolai Pavlovich Ignatiev y Aleksandr Nelidov por parte del Imperio ruso y el Ministro de Asuntos Exteriores Safvet Pasha y el embajador en Alemania Sadullah Bey por parte del Imperio otomano. El 3 de marzo, día en que se firmó el Tratado de San Stefano, es el día nacional de Bulgaria.

[7] El Congreso de Berlín de 1878, fue una asamblea diplomática de los representantes de varios estados europeos, convocada a iniciativa de los británicos Benjamin Disraeli y Robert Gascoyne-Cecil, marqués de Salisbury, con el propósito de reorganizar la región de los Balcanes tras la Guerra Ruso-Turca de 1877–1878, así como armonizar los intereses de Inglaterra, Rusia y Austria-Hungría en la zona. Fue organizada bajo la presidencia de Otto von Bismarck, Canciller de Alemania, país anfitrión del congreso. Estuvieron presentes el Reino Unido, el Imperio austrohúngaro, Francia, Alemania, Italia, Rusia y el Imperio otomano. Delegados de Grecia, Rumania, Serbia y Montenegro asistieron en las sesiones que trataban sobre sus estados, pero no eran integrantes del congreso. El tratado resultante firmado el 23 de julio, modifica al Tratado de San Stefano con el que Reino Unido y el Imperio austrohúngaro no estaban conformes.

[8] Trentino-Alto Adigio o Trentino-Tirol del Sur (Trentino-Alto Adige, en alemán Trentino-Südtirol, en ladino Trentino-Sudtirol, nombre oficial: Regione Autonoma Trentino Alto Adige-Südtirol) es una región autónoma en el norte de Italia de 1,030.816 habitantes[] que limita con el sur de Austria y con la Suiza oriental, con capital en Trento.[] Corresponde a la parte más meridional del Tirol, región histórica del Imperio de los Habsburgo, recientemente relanzada con la institución, en el ámbito de la Unión Europea, de la Eurorregión Tirol-Alto Adigio-Trentino.[] El Trentino-Alto Adigio está formado por dos áreas distintas histórico-culturales y administrativas: al sur el Trentino, que se corresponde con la Provincia Autónoma de Trento, de habla italiana y con capital también en Trento; y al norte el Alto Adigio o Tirol del Sur, de habla mayoritariamente alemana, con capital en Bolzano, correspondiente a la Provincia Autónoma de Bolzano. Limita al sur y al sureste con el Véneto, al norte y al noreste con el Tirol (septentrional y oriental) y el Estado de Salzburgo, al suroeste con Lombardía, al noroeste con Suiza (Cantón de los Grisones).

[9] Istria (Istra, Istra y Istria) es la mayor península del mar Adriático. Se encuentra localizada entre el golfo de Trieste y la costa de Kvarner/Quarnaro, en Croacia y Eslovenia. Desde 1945 está dividida entre Croacia (a la cual corresponde la mayor parte), Eslovenia (que tiene en el norte de Istria su única salida al mar) e Italia (que ha mantenido un muy pequeño territorio, casi inmediatamente al sur de Trieste). La prefectura de Istra es la más occidental de Croacia. En la península hay importantes ciudades como Pola, Parenzo, Rovigno, Pazin, Labin, Montona, Buzety o Buje, como también se encuentran pueblos menores como Visignano, Rozzo o Colmo. En la región septentrional, en Eslovenia, se encuentran los pueblos costeros de Piran, Izola y Koper.

[10] El Tratado de reaseguro fue un tratado de neutralidad del Imperio alemán con el ruso firmado en 1887 donde Alemania proponía la neutralidad en un posible enfrentamiento entre Rusia y Austria a cambio de que Rusia sea neutral en un posible enfrentamiento entre Francia y Alemania. Durará poco. Guillermo II desconfía de Bismarck y rompe las alianzas

[11] La iniciativa italiana tuvo éxito y un Acuerdo Mediterráneo anglo-italiano fue firmado, también en febrero de 1887, por el que Italia se comprometía a apoyar la acción británica en Egipto, mientras que Inglaterra se declaraba dispuesta a ayudar a Italia en su oposición a la extensión de la influencia francesa en Tripolitania. Ambas potencias, además, manifestaban su deseo de mantener el statu quo en todo el Mediterráneo y el Mar Negro y, si esto no fuera posible, se comprometían a concertar las modificaciones necesarias. Austria-Hungría se adhirió a este acuerdo en marzo. España lo hizo en mayo, por iniciativa del ministro de Estado liberal, Moret, que trataba así de salir del aislamiento que Cánovas había impuesto como norma de la política exterior española; la adhesión no fue renovada por los conservadores cuando accedieron al poder. Alemania tuvo la previsión, de cara a sus relaciones con Rusia, de no suscribir esta alianza. El alcance del acuerdo anglo-italiano -que se realizó en forma de un intercambio de cartas, para evitar la ratificación de los respectivos Parlamentos- era diferente, según las partes implicadas. Para los italianos incluía el concurso de las fuerzas armadas inglesas. Para Salisbury, sin embargo, era competencia del gobierno inglés considerar la situación y actuar como creyera conveniente.

[12] La Conferencia Internacional de Algeciras tuvo lugar en la ciudad andaluza de Algeciras entre el 16 de enero y el 7 de abril de 1906. El objetivo de la conferencia fue solucionar la llamada primera crisis marroquí que enfrentaba a Francia con Alemania. Dicha crisis había surgido en 1904 con motivo del acuerdo que habían suscrito Francia y España, con el visto bueno del Reino Unido, para delimitar las zonas de Marruecos sobre las que ambas potencias coloniales ejercerían su protectorado. Alemania mostró su disconformidad con dicho acuerdo al estar también interesada en un protectorado propio en Marruecos e inició una ofensiva diplomática que culminaría el 31 de marzo de 1905 con la visita a Tánger del káiser Guillermo II, donde anunció su defensa de la independencia marroquí y exigió la convocatoria de una reunión de las potencias afectadas. Durante los trabajos preparatorios de la conferencia se barajaron como sedes de la misma las ciudades de Tánger y Madrid aunque finalmente se designó como sede de la misma la ciudad de Algeciras por ser lugar equidistante entre Madrid y Rabat.

[13] La Crisis Bosnia de 1908-1909, también conocida como la Crisis de la Anexión, estalló el 5 de octubre de 1908, cuando Bulgaria proclamó la independencia y, al día siguiente, el Imperio austrohúngaro anunció la anexión de la provincia de Bosnia y Herzegovina, que ocupaba desde el Congreso de Berlín de 1878. Rusia, el Imperio Otomano (al que pertenecía teóricamente el territorio), Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, Reino de Italia, Reino de Serbia, Montenegro, Imperio alemán y Francia intervinieron en estos acontecimientos. En abril de 1909 el Tratado de Berlín fue modificado para aceptar la nueva situación, acabándose el periodo de crisis. Esta, sin embargo, dañó irremediablemente la relación del Imperio austrohúngaro por un lado y Rusia y Serbia por el otro. La anexión y las reacciones a esta se cuentan entre las causas del estallido de la Primera Guerra Mundial.

[14] La Triple Alianza (Dreibund, en alemán) fue el nombre que recibió la coalición inicialmente integrada por el Imperio Alemán y el Imperio austrohúngaro por iniciativa de Otto von Bismarck, a la que posteriormente se uniría Italia, aunque también se invitó al Imperio ruso a formar parte de ella. Cuando Rusia unió fuerzas con el Reino Unido y Francia para formar la Triple Entente, Alemania y Austria-Hungría buscaron al Reino de Italia como reemplazo en 1887, por lo que los integrantes de esta coalición pasaron a ser conocidos como los «Imperios Centrales«, en alusión a su situación geopolítica en Europa. Tras optar inicialmente por Austria-Hungría, y ante la imposibilidad de mantener a la vez una alianza con Viena y San Petersburgo -enfrentadas en los Balcanes- Bismarck encontró en el Reino de Italia el esperado aliado contra Francia. Después de la Primera Guerra Mundial las potencias centrales fueron sometidas a sanciones aplastantes mientras que Italia no fue intervenida a pesar de haber tenido una antigua alianza con las otras dos.

[15] Las Guerras de los Balcanes fueron dos guerras ocurridas en el sureste de Europa de 1912 a 1913. La primera enfrentó al Imperio otomano con la llamada Liga de los Balcanes formada por Bulgaria, Montenegro, Grecia y Serbia. En la Segunda Guerra Balcánica, iniciada el 1 de junio de 1913, Grecia y Serbia pusieron fin a su alianza con Bulgaria, lo que provocó el estallido de la Segunda Guerra Balcánica el 29 de junio del mismo año. El Tratado de Londres había creado fricciones entre los aliados balcánicos, especialmente entre Serbia y Bulgaria. Una de las causas de la desavenencia fue la negativa de Bulgaria a reconocer la reivindicación Serbia sobre la posesión de determinadas áreas de Macedonia que se hallaban bajo control búlgaro. Además, Serbia deseaba vengarse por no haber podido conseguir ningún territorio en la costa adriática. El 29 de junio de 1913, un general búlgaro, que no actuaba bajo las órdenes de su gobierno, lanzó un ataque sobre las posiciones defensivas serbias. Aunque el gobierno búlgaro negó tener conocimiento alguno de esta ofensiva, Grecia y Serbia le declararon la guerra a Bulgaria el 8 de julio. Dos semanas después, Montenegro, Rumania y el Imperio otomano también le declararon la guerra a Bulgaria. El 30 de julio, los búlgaros, incapaces de enfrentarse a esta coalición, solicitaron un armisticio que les fue concedido. Durante las negociaciones Serbia invadió el Reino de Albania y sólo se retiro ante un ultimátum austriaco. Según el acuerdo de paz resultante, denominado Tratado de Bucarest y firmado en la capital rumana el 10 de agosto, Bulgaria perdió una parte considerable de su territorio, incluidos unos 7.700km². que fueron asignados a Rumania. Entre otras compensaciones, la mayor parte de Macedonia pasó a formar parte de Serbia y Grecia. También Bulgaria tuvo que ceder una gran extensión de su territorio al Imperio Otomano en virtud de posteriores acuerdos. Las Guerras Balcánicas influyeron profundamente en el curso posterior de la historia de Europa. El desmantelamiento del Imperio Otomano y de Bulgaria originó tensiones igualmente peligrosas en el sureste europeo. Los tratados de paz facilitaron la formación de un Estado serbio fuerte y ambicioso, pero también infundieron temor y un resentimiento anti-serbio en el vecino Imperio austrohúngaro. En 1914, el asesinato de Francisco Fernando de Austria, archiduque  de Austria y heredero del trono imperial, proporcionó a Austria-Hungría un pretexto para invadir Serbia, lo que motivó el estallido de la Primera Guerra Mundial.

imperial-war-museum-centenaryimperial-war-museum

 

 

 

 

 

 

 

 

centenary_logo