# Geoestrategia

Principios y Estrategias Operacionales de la Guerra que nos viene

la-guerra-que-nos-viene-4Rusia se encuentra en una posición más débil, pero trata de volver a su posición de actor global. Solo busca restaurar su potencial poder regional para poder ejercer su influencia libremente en las áreas cercanas a su frontera. Con la administración Obama nos encontrábamos ante la tesitura de un enfrentamiento entre dos civilizaciones: La civilización de la Tierra representada por Rusia y la civilización del Mar, representada por los EEUU. Al mismo tiempo, Rusia trata de ir más allá de sus fronteras; la guerra es defensiva. Actualmente, tiene solo objetivos regionales. En cualquier caso Rusia es atacada y se defiende ante la amenaza de una guerra.

Ahora vamos a ponernos en el lugar de los estrategas estadounidenses. La escalada en las relaciones entre Estados Unidos y la OTAN con Rusia es obvia. Moscú se comportó como una potencia regional soberana en los casos de Osetia del Sur y Abjasia en 2008, en Crimea y Nueva Rusia en 2014 y finalmente en Siria en 2015 y, si es necesario, utilizará la fuerza para insistir en sus intereses nacionales en ciertas áreas. Esto es incompatible con la continuación de la hegemonía estadounidense, que todavía es global. Moscú tendría que construir su política de acuerdo con Washington y la OTAN, y por supuesto estas acciones no apaciguarían la fuerza de las sanciones. Por lo tanto, a pesar de la cortesía superficial y de la retórica liberal, Rusia está fuera del control de Occidente. Esto es un hecho. Y Washington debe responder de alguna manera a eso. Si lo admite, sería igual a negar la hegemonía. Pero, en caso de empezar a desmoronarse, el imperio americano no quedará suspendido necesariamente en las fronteras que todavía controla hoy de manera firme. Animado por el éxito de los rusos, uno puede querer probar la fuerza de los estadounidenses. Por lo tanto, en la posición de los estrategas de Washington sería lógico activar los seis frentes. Sobre todo porque, en los seis casos, los Estados Unidos no van a actuar por sí mismos: incluso el peor resultado no causaría su colapso fatal, ya que están protegidos por una enorme Europa, la zona del norte de África, seguida por el Atlántico y el Océano Pacífico en el oeste (sobre todo desde que no hay ninguna actividad rusa en su lado este). Por otra parte, sería bastante razonable sincronizar los golpes a Rusia desde todos los lados: con los militantes en Siria; con el apoyo a Turquía; haciendo a Kiev iniciar una nueva oleada de lucha (e incluso atacar Crimea); dirigiendo las estructuras terroristas salafistas radicales domésticas rusas; respaldando a la Quinta columna (buscando la ocasión social apropiada); e imponiendo otras sanciones como ultimátum para alentar a la Sexta Columna a llevar a cabo el sabotaje de manera más activa y eficaz.

PRIMER FRENTE:

la-guerra-que-nos-viene-15Desde el inicio del conflicto sirio, Moscú ha apoyado a Baschar al Assad, quien jugo en contra de los intereses de Washington, Europa Occidental y los apoderados estadounidenses en Oriente Medio: Arabia Saudita, Qatar y Turquía.  La herramienta para derrocar a Assad fueron grupos islámicos radicales: ISIS, Al-Qaeda (Frente al Nusra), Sin embargo, Rusia, pasó a participar plenamente en las operaciones militares solo en 2015, cuando un Assad agotado pidió apoyo militar.

Moscú ha tenido aliados representados en el eje chií: Teherán, el Irak chiita, y el Hezbolah libanés, con los que no solo coopera, sino que lucha codo con codo. En el primer frente, Rusia se enfrenta a los Estados Unidos, y a los países de la OTAN, no directamente, sino indirectamente. Los propios países occidentales están en guerra contra el ISIS, según dicen, pero en realidad apoyan firmemente a los grupos islámicos radicales para derrocar a Assad. Las mismas tácticas fueron utilizadas para derrocar a Gadafi en Libia

Además, la presencia de yihadistas salafistas en Irak, así como de los talibanes en Afganistán, parece justificar la presencia estadounidense. El primer frente es un desafió vital para Rusia: combate indirectamente contra EEUU y la OTAN, y casi abiertamente con Turquía, Arabia Saudita, y Qatar. Por lo tanto, su participación en la guerra de Siria cambio radicalmente la situación, pasando de un nivel local a global. Rusia desafía no solo a la red extremista del ISIS y al-Nusra, sino la hegemonía estadounidense y al salafismo en Oriente Medio

SEGUNDO FRENTE: TURQUIA

la-guerra-que-nos-viene-6la-guerra-que-nos-viene-5Involucrándose cada vez más en la Guerra de Siria, Rusia se enfrenta como es evidente, a Turquía, la cual esencialmente ha ocupado el norte de Siria, habitado por tribus turcomanas, y ha iniciado un conflicto militar con los kurdos sirios. Cuando Rusia empezó a actuar con decisión y a involucrarse en el conflicto, no había otro camino, la guerra con Turquía se convirtió en una posibilidad muy real. A esto le ha seguido la ruptura de las relaciones comerciales, la prohibición del turismo, y la expulsión de las empresas constructoras turcas, que en el ámbito económico ha supuesto un golpe más fuerte para Turquía, provocando la pérdida de miles de millones de dólares. Ankara amenaza constantemente con cerrar el Bósforo a las embarcaciones rusas, lo que supondría cortar la artería  vital para las tropas rusas en Latakia. Todos estos hechos aumentan considerablemente el riesgo de una nueva guerra ruso-turca. ¿Qué probabilidad hay? Es más probable de lo que lo ha sido nunca a lo largo del silo XX. El segundo frente ya ha sido abierto.


TERCER FRENTE: UCRANIA

la-guerra-que-nos-viene-8Ucrania es la primera línea de combate de una guerra olvidada. Después de más de dos años de lucha, cada día se salda con nuevas víctimas y continua la el panorama ante la posibilidad de una ofensiva rusa en la zona. La reunificación de Crimea con Rusia no ha sido reconocida por nadie en el mundo. La DPR (República Popular del Donetsk) y la LPR (República Popular de Lugansk) son una herida sangrante en un estado no reconocido. Debemos recordar que Occidente estuvo detrás del golpe en 2014. Por otra parte, en algún momento es muy posible un ataque del ejército ucraniano sobre la posición consolidada por los militantes de la nueva Rusia, e incluso sobre Crimea, más a causa de razones internas de Ucrania, y más aún en el contexto de la lógica de la confrontación global entre Rusia y Estados Unidos. Vale la pena señalar que los tres frentes están situados cerca de las fronteras rusas, en el área que separa Euroasia y Rusia, el espacio continental del Heartland, de los territorios occidentales. Los tres frentes están en antiguos territorios del Imperio Otomano. Rusia gano el territorio de Nueva Rusia y Crimea a los turcos, y Siria era parte del imperio también. Anteriormente se trataba de zonas del Imperio Ortodoxo Bizantino.

la-guerra-que-nos-viene-12CUARTO FRENTE: TERRORISMO SALAFISTA EN RUSIA

Las estructuras en red del Islam radical, ligadas a Arabia Saudita, Qatar y Turquía han sido desplegadas en Rusia durante mucho tiempo: tanto en el Cáucaso Norte como en el de las demás regiones. No se limitan a las zonas densamente pobladas por musulmanes, sino que expanden activamente su zona de influencia en otros entornos sociales. Se crea así un caldo de cultivo para la preparación y formación de los grupos terroristas y de ramas directas del ISIS. Ese frente fue en realidad un punto caliente en la campaña de la Primera y Segunda Guerra de Chechenia; los avances de la segunda solo se lograron mediante el uso de una línea dura patriótica en la política interna.  El cuarto frente está abierto y está operativo, pero la magnitud de los problemas que esto causa no lo sabemos. Para evitar sembrar el pánico entre la población, los servicios de seguridad ocultan a la gente común el número de ataques terroristas  evitados y otras medidas preventivas, que de hecho,  son impresionantes incluso en la actualidad.

ENFOQUE DE TURQUIA HACIA LOS GRUPOS TERRORISTAS EN SIRIA

la-guerra-que-nos-viene-13Desde el inicio de la crisis en Siria, Turquía apareció como un partidario de los grupos terroristas y les brindo ayuda. Incluso el presidente turco Erdogan, y su primer ministro Ahmet Davutoglu, hablan abiertamente de la ayuda armamentística, logística y de entrenamiento a los opositores sirios. Cuando se formo el grupo terrorista Frente Al-Nusra (rama siria de Al-Qaeda), Erdogan apoyo a este grupo. El Gobierno de Ankara además ha expresado su apoyo a otros grupos terroristas como el denominado Frente Islámico (vinculado a Al-Qaeda), Estado Islámico y Yaish al-Fath.

Primero: Ankara no estaba dispuesta a llamar terroristas a estos grupos, pero bajo la presión de Washington puso a Al-Nusra en la lista negra.

Segundo: Turquía desempeña un papel importante en el apoyo a los grupos terroristas en Siria, especialmente el Estado Islámico. Es innegable su papel fundamental en el suministro de armas, el apoyo logístico, entrenamiento y apoyo financiero

Tercero: Turquía ha sido un mercado para comprar el petróleo de contrabando procedente de Siria. Además, ha sido durante los últimos años, un camino seguro, base de entrenamiento, refugio, así como una sala de gestión de operaciones para los grupos opositores a Bashar al Assad, que han operado desde Turquía.

Cuarto: Mehmet Ali Ediboglu, miembro del Partido Republicano del Pueblo y representante de Hatay en el Parlamento, afirmó que 22.000 miembros del grupo terrorista del Estado Islámico habían recibido entrenamiento militar en Turquía y posteriormente enviados a Siria e Irak.

la-guerra-que-nos-viene-17Dado que Turquía cometió un crimen de guerra contra Rusia bajo el paraguas de EEUU y la OTAN , lo que crearía una situación increíblemente peligrosa en la que un Estado delincuente como Turquía podría tener la impresión de ser impune debido a su pertenencia a la OTAN

Los objetivos de Turquía para apoyar a los grupos terroristas de Siria:

  1. Turquía apoya a los grupos terroristas como el Estado Islámico, Frente Al-Nusra, Frente Islámico y Yaish al Fath, para poder reprimir a los grupos kurdos afiliados a los Trabajadores del Kurdistán (PKK en kurdo) y el Partido de la Unión Democrática (PYD) entre otros.
  2. Turquía quiere poner de relieve las amenazas del terrorismo y radicalismo en Siria y utilizar este argumento para convencer a Occidente de intervenir en ese país.
  3. Ankara intenta aprovecharse de la capacidad de los grupos radicales y extremistas para luchar contra el Gobierno de Bashar al Assad y la capacidad de cambiar el equilibrio del poder en la Guerra Civil de Siria.

Turquía está intentado derrocar al Gobierno sirio con la ayuda de los grupos terroristas para luego entrar en Oriente Medio a través de Siria y revivir el Neo-otomanismo