# Geopolítica

Winston Churchill “El Estadista”

El político se convierte en estadista cuando
comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.

 

Cuando un país es corrupto, lo es porque quienes realizan dicha conducta sólo les interesa su bolsillo y el del equipo cercano, los socios, el contubernio, su descendencia, son la cosa nostra. Por ello, utilizan dinero ajeno para fines propios, no importando que ese dinero sea del Estado mexicano o que esté destinado para obras públicas, ya sean de infraestructura de calidad o sociales, educativas o culturales, no, lo importante es enriquecerse a costa de lo que sea, de prestigio y moral ni hablamos, en un país donde las instituciones han sido vilipendiadas y la impunidad se entiende más que el Estado de derecho, la investidura es lo de menos.

Cómo ha sido recordado Winston Churchill en últimas fechas, sobre todo haciendo contraste con algunos mandatarios latinoamericanos y al propio Donald Trump, que en nada se le han parecido, no saben que la alternancia del poder público da bríos de frescura a los gobernados, es sano para la democracia y la justicia dejar gobernar a quien aspira esa noble encomienda.

Churchill fue miembro de los dos partidos más importantes de Inglaterra, el conservador y el liberal. Un hombre sabio que supo hacer a un lado la arrogancia y cambiar de opinión respecto a su propia ideología por las generaciones británicas que, al día de hoy, le siguen rindiendo tributo.

La extraordinaria relación con el presidente Roosevelt fue un factor vital en la guerra, gracias a eso se hizo esa alianza estratégica que, hasta la fecha, mantienen ambas naciones, fue entonces que suscribieron la legendaria Carta del Atlántico, que no es otra que la  declaración común de principios, documento que ha sido el estandarte societario de esas potencias.

Los millones de muertos de los aliados y la avanzada nazi en prácticamente toda Europa le llevaron a celebrar la alianza con StalinChurchill el anticomunista estaba aliado con los rusos y fue el autor intelectual del triunfo sobre la amenaza que tenía en vilo a todo el mundo. Supo anteponer su ideología frente a lo que hoy siguen cosechando millones de personas que fueron liberadas del yugo nazi. Estados Unidos, Rusia y Gran Bretaña liberaron al mundo, no sólo a Europa, de los nacionalistas y fundamentalistas nazis.

Churchill, en su primer discurso como primer ministro, dijo : “No tengo nada más que ofrecer que sangre, sudor y lágrimas”. Parafraseando a Roosevelt. Ellos son un ejemplo de lo que quisiéramos ver en nuestras latitudes. Imaginen ustedes una mezcla así: JuárezCárdenasGandhiChurchillRooseveltTeresa de CalcutaMandelaLuther KingBolívarMorelosWashington, en fin, la lista es larguísima; olvidemos la fantasiosa mixtura, por lo menos que nuestros gobernantes leyeran sus biografías y aplicaran algo de su visión del mundo, otro México tendríamos.

Por el contrario, nos gusta la información barata, la que no suma más de media cuartilla, que se consume en una video columna de no más de 30 segundos, fotografías y esquemas pedagógicos que denigran o enaltecen a través del marketing político. La idea estadista no ha prosperado en estas tierras, las generaciones por venir no han sido las prioritarias, pero sí el aquí y el ahora de los abusivos y egocentristas del poder.

Estamos a días de comenzar con candidatos plenos las campañas electorales en México, uno de los rasgos que tenemos que identificar es precisamente qué tan estadistas son ellos. ¿Quieren gobernar porque quieren el poder o quieren el poder para poder gobernar? Así, a regañadientes, a presión, sin consenso mayoritario, con infundir miedo mediante “líderes de opinión de moda” o influencers que lideran rebaños de conciencias a modo, con su statu quo intocado, donde son cómodos activistas de teclado y con frases de mercadólogo.

Churchill es un líder inmortal. Las personas que no cambian de opinión no se dan la oportunidad de ampliar su sabiduría.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/ricardo-peralta-saucedo/2018/01/29/1216676

 

Ricardo Peralta: Representante Institucional de SECINDEF en México (Security, Intelligence and Defense) Israel-USA International Consulting Counterterrorism. Abogado y Académico. Candidato a Fiscal Anticorrupción, Licenciado y Maestro en Derecho Constitucional y Administrativo por la UNAM; egresado de la Facultad de Derecho de la UNAM, donde además, desde hace 10 años imparte las cátedras de Teoría de la Ley Penal y el Delito, Derecho de la Integración Económica y Régimen Jurídico del Comercio Exterior y Argumentación Jurídica, cuenta con especialidades en Procuración de Justicia, Delincuencia Organizada y Sistema Penal Oral, así como en prevención de lavado de dinero y anticorrupción. Con experiencia de más de 20 años en el ejercicio de la profesión, así como en la procuración de justicia local y federal.